Es noticia
Menú
La morosidad aumenta en el crédito al consumo y presiona a los bancos
  1. Empresas
SOLO HAY IMPAGOS EN CONSUMO

La morosidad aumenta en el crédito al consumo y presiona a los bancos

La ratio de impagos vuelve a aumentar durante tres meses consecutivos después de que la banca redujera el volumen de dudosos con ventas de carteras

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los bancos están teniendo en el crédito al consumo el primer aviso de que esta crisis aumenta los impagos. Mientras los segmentos de hipotecas y empresas resisten, la morosidad tiende a aumentar en consumo, donde redujeron la ratio de dudosos a base de venta de carteras antes del verano, pero, después, ha vuelto a aumentar.

Así, la tasa de mora encadena tres meses consecutivos de subidas en las estadísticas del Banco de España, que llegan hasta noviembre. Y hay una clara tendencia al alza desde hace año y medio, solo interrumpida entre mayo y junio, cuando la ratio de morosidad se redujo desde el 7,15%, máximos de 2016, hasta el 6,22%. Pero desde ese momento ha seguido subiendo y en noviembre alcanzó el 6,37%, con un volumen de 2.831 millones.

Foto: Christine Lagarde, presidenta del BCE. (Reuters/Rattay)

No es que antes del verano los deudores que habían impagado cuotas de sus préstamos se pusieran al día, o que de repente se concediera más volumen de crédito sin que hubiera nuevos impagos, sino que la banca vendió carteras de dudosos y mejoró la fotografía de sus establecimientos financieros de crédito (EFC), que son las entidades especialistas en consumo.

De hecho, entre mayo y junio disminuyó el volumen de impagados en 292 millones de euros. Ese mes, además, hubo un incremento de préstamos que es típico antes del verano, lo que también contribuyó a reducir la tasa de mora. Pero ha sido un espejismo, porque en los siguientes meses ha vuelto a aumentar.

Los EFC engloban gran parte del crédito al consumo, aunque no todo, pero el dato de morosidad del segmento sirve de aproximación de la tendencia que está habiendo. Estos establecimientos son las sociedades con persona jurídica propia que están dentro de los grupos bancarios, o en algunos casos son firmas independientes, que se dedican a la concesión de préstamos personales.

El perímetro del crédito al consumo es mayor. De hecho, la patronal del crédito al consumo, Asnef, calcula que hay 6.300 empleados, mientras que los EFC con figura jurídica propia cuentan con 4.000, según datos del Banco de España. En algunos casos, como BBVA Consumer Finance, no hay personalidad jurídica propia. Aun así, es la mejor aproximación disponible con estadísticas oficiales para ver la evolución de la morosidad.

Y lo que se puede ver es que, mientras que en el conjunto de la banca la tasa de mora sigue contenida y los peores augurios no llegan, en consumo sí hay avisos de que la crisis está deteriorando la calidad del crédito. En general, suele ser el eslabón más débil, porque cuando una familia está en apuros es más fácil que deje de pagar las cuotas de una televisión que la hipoteca. Además, son tipos de interés más altos.

Foto: Foto: iStock.

El consenso en el conjunto de la banca es que habrá un repunte de morosidad a lo largo del año, conforme al empeoramiento de la economía. Sin embargo, cada vez es más moderado y lejano este aumento, que podría ser mayor en pymes. Algunos bancos ya están moviendo ficha para prepararse ante un potencial incremento de los impagos.

Pero la ratio de morosidad general sigue reduciéndose, y en noviembre cayó del 3,68% al 3,59%, pese al mencionado aumento en consumo. Hay que irse a diciembre de 2008, antes del aumento continuado que se inició en 2009 con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, para encontrar una ratio inferior a la actual. El máximo de la serie histórica, que arranca en 1980, se alcanzó en diciembre de 2013, con un 13,77%, tras la crisis de deuda. Los bancos descartan por completo acercarse ni siquiera a este dato.

Los bancos están teniendo en el crédito al consumo el primer aviso de que esta crisis aumenta los impagos. Mientras los segmentos de hipotecas y empresas resisten, la morosidad tiende a aumentar en consumo, donde redujeron la ratio de dudosos a base de venta de carteras antes del verano, pero, después, ha vuelto a aumentar.

Banca Créditos Morosidad
El redactor recomienda