Es noticia
Menú
El Banco de España veta un trato fiscal favorable a la morosidad de los créditos ICO
  1. Empresas
CARTA REMITIDA A LAS ENTIDADES

El Banco de España veta un trato fiscal favorable a la morosidad de los créditos ICO

La jefa de Supervisión, Mercedes Olano, comunica a las patronales las normas contables que tendrán que seguir con los nuevos morosos del ICO, que empiezan a impagar ahora

Foto: De izda. a dcha., Carlos Torres, presidente de BBVA; Margarita Delgado, subgobernadora del Banco de España, y José Antonio Álvarez, CEO de Santander. (J.J. Guillén/EFE)
De izda. a dcha., Carlos Torres, presidente de BBVA; Margarita Delgado, subgobernadora del Banco de España, y José Antonio Álvarez, CEO de Santander. (J.J. Guillén/EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Portazo del Banco de España al sector financiero. El supervisor español ha hecho oficial su negativa a flexibilizar la contabilidad para controlar las cifras de morosidad de los ICO (Instituto de Crédito Oficial). Así figura en una carta remitida por la jefa de Supervisión del Banco de España, Mercedes Olano, a las principales entidades del país, a la que ha tenido acceso El Confidencial.

"El Banco de España ha recibido distintas consultas que han puesto de manifiesto la conveniencia de aclarar cuándo podrían darse de baja parcialmente de balance las operaciones dudosas por razón de la morosidad que cuentan con avales" del ICO-covid, expone la misiva, confirmando las informaciones adelantadas por este medio.

Foto: El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri (i); la presidenta del Santander, Ana Botín (c), y el de BBVA, Carlos Torres (d). (EFE)

Así, varias entidades, lideradas por Santander y CaixaBank, llevan algunos meses intentando que el Banco de España, el Banco Central Europeo (BCE) y sus auditores les permitan no tener que reconocer como morosidad la parte avalada de los créditos del ICO. Así, cuando uno de estos préstamos impaga, actualmente las entidades tienen que apuntarse el crédito entero como dudoso de cara a supervisores e inversores, a pesar de que el Estado cubre de media el 75% del coste. Aunque esto no tiene efecto en provisiones, empeora la fotografía pública de los bancos.

Las entidades que más han puesto la carne en el asador son precisamente las dos mayores en España por activos y también las dos que más líneas ICO distribuyeron entre sus clientes: 30.800 millones en el caso del grupo presidido por Ana Botín —con cifras de 2020— y 23.500 millones en el del grupo catalán —incluidas cifras de Bankia—. En total, casi la mitad de toda la financiación que se concedió a nivel sectorial.

La carta del Banco de España, remitida a las entidades a través de las patronales, recuerda que para "que se proceda una baja de un activo financiero (o de una parte de este) es necesario que se produzca la transferencia de sus flujos de efectivo y la transferencia sustancial de sus riesgos y beneficios", citando la circular 4/2017, de 27 de noviembre. Añade que, para que ocurra eso, tendrían que venderse los derechos de cobro de los avales o adelantarse su pago.

placeholder Mercedes Olano, jefa de Supervisión del Banco de España. (Banco de España)
Mercedes Olano, jefa de Supervisión del Banco de España. (Banco de España)

Sin embargo, recuerda Olano, "en el caso de las operaciones morosas con aval del ICO, la transferencia de los importes avalados vencidos desde el prestamista al avalista se produciría a medida que se ejecutase el aval". Se refiere al acuerdo alcanzado entre el Estado y los bancos cuando se pusieron en marcha los ICO, que fijaba que las entidades cobrarían el aval cuota a cuota, en lugar de hacerlo de golpe. Esta operativa es la que impide a los bancos dar de baja de su balance la parte avalada de estos préstamos, y por el momento no hay ninguna intención del Gobierno de cambiarla.

Nuevas carencias e ICO

Las últimas cifras del ICO reflejan que la banca concedió unos 122.000 millones en créditos con aval público, de los que están cubiertos casi 93.000 millones. Junto a ello, se va a lanzar una nueva línea de hasta 10.000 millones para las empresas tocadas por la crisis energética y se van a ampliar otros seis meses los periodos de carencia para empresas agrícolas, ganaderas, de pesca y de transporte terrestre.

“El 50% del total de la financiación facilitada se concentra en cinco sectores económicos significativamente afectados por la pandemia”, exponen desde la consultora Axis Corporate. Se trata de sector del Turismo, Ocio y Cultura (14.841 millones), Infraestructuras y Construcción (10.735 millones), Servicios Empresariales y Profesionales (8.846 millones), Bienes de Equipo e Industriales (8.232 millones) y Distribución de Alimentos y Bebidas (7.554 millones).

Los datos recopilados por Axis Corporate alertan adicionalmente de que parte de estos créditos se están deteriorando con cierta rapidez. "Se ha producido un incremento en la tasa de crédito dudoso del 30% respecto al semestre anterior", con datos a mitad de 2021. Además, la consultora advierte de que no se trata de un crecimiento temporal, sino que estima “que siga aumentando en los próximos meses”.

Portazo del Banco de España al sector financiero. El supervisor español ha hecho oficial su negativa a flexibilizar la contabilidad para controlar las cifras de morosidad de los ICO (Instituto de Crédito Oficial). Así figura en una carta remitida por la jefa de Supervisión del Banco de España, Mercedes Olano, a las principales entidades del país, a la que ha tenido acceso El Confidencial.

Banco de España ICO
El redactor recomienda