Es noticia
Menú
El BCE y Economía frenan el 'truco contable' de los bancos con los créditos ICO
  1. Empresas
MOROSIDAD

El BCE y Economía frenan el 'truco contable' de los bancos con los créditos ICO

Los grandes bancos no han conseguido de momento que los supervisores dejen adaptar su contabilidad para no tener que reconocer la morosidad de la parte avalada de los ICO

Foto: Sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort. (Reuters/Wolfgang Rattay)
Sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort. (Reuters/Wolfgang Rattay)

La gran banca choca con un muro en su primer intento de no tener que reconocer toda la morosidad del ICO (Instituto de Crédito Oficial). Los supervisores —Banco Central Europeo (BCE) y Banco de España— han transmitido a las grandes entidades españolas, lideradas por Santander y CaixaBank, que no ven con buenos ojos esta iniciativa, según fuentes financieras consultadas por El Confidencial.

Desde los bancos y sus patronales —Asociación Española de Banca (AEB) y Confederación España de Cajas de Ahorros (Ceca)— se mantienen todavía gestiones para tratar de hacer cambiar de opinión a los supervisores, aunque ya sería de cara al próximo año y no en las cuentas que están cerrando durante estas semanas todas las entidades financieras.

Foto: Nadia Calviño. (EFE/Rodrigo Jiménez)

Las mismas fuentes señalan que los bancos también han encontrado la puerta del Ministerio de Economía cerrada. Aunque el Ejecutivo no tiene competencias sobre la contabilidad bancaria, la morosidad de los ICO depende en gran medida de los contratos firmados entre este organismo y las entidades. De ahí que se esté tocando su puerta.

Para los bancos, se trata de un tema clave. Las entidades han prestado en los últimos dos años casi 122.000 millones en créditos ICO-covid, de los que el Estado avala 92.600 millones, casi un 76%. Tal y como está la contabilidad a día de hoy, tendrán que reconocer en sus cuentas todos los créditos morosos que se generen con estos préstamos, incluida la parte avalada, lo que multiplicará por cuatro su impacto. Se trata de un asunto que no afecta a las provisiones, tan solo a la morosidad que se comunica al mercado. Pero los bancos le dan mucha importancia por el efecto que puede tener de salida de accionistas.

Precedente de Sabadell

Desde los supervisores, han transmitido a las entidades que un momento como el actual requiere aflorar la situación real sin excepciones contables, que podrían hacer ver al mercado que no se está reconociendo la realidad, según las fuentes consultadas. El BCE y el Banco de España llevan volcados desde la primavera de 2020 en que las entidades adelanten todas las provisiones posibles y no aflojen el ritmo hasta que pase la prueba de fuego de los próximos meses, cuando vencerán los periodos de carencia de las líneas ICO que pidieron un año más de oxígeno.

placeholder Goirigolzarri, Ana Botín y el presidente del BBVA, Carlos Torres. (EFE)
Goirigolzarri, Ana Botín y el presidente del BBVA, Carlos Torres. (EFE)

A esto se suma que hay un precedente en el que se siguió esta política en una situación similar, el de Banco Sabadell con el esquema de garantías que recibió de CAM. La entidad catalana pidió en un momento determinado no tener que reconocer como morosos propios la parte que estaba garantizada por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), un 80% del total. Recibió una negativa.

Fuentes de la banca exponen que el tratamiento contable de los ICO "no es un tema que inquiete, ya que no afecta a solvencia ni a provisiones". "Tampoco es un asunto acuciante", añaden, porque "el escenario que estamos barajando no es que vaya a haber una gran morosidad".

Foto: La vicepresidenta del Gobierno Nadia Calviño y el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. (EFE)

Este debate depende de detalles técnicos y legales. Una de las claves es que el ICO acordó con las entidades pagar los avales cuota a cuota, en lugar de hacerlo de golpe cuando un crédito impague. Para el Ejecutivo es algo que tiene sentido para que los intereses de los bancos estén alineados con los suyos y pongan todo de su parte para gestionar de la mejor forma esos préstamos.

Sin embargo, esta circunstancia es uno de los frenos a la petición contable de los bancos, debido a que supervisores y auditores consideren que el resto del crédito moroso que todavía no ha sido pagado por el ICO sigue siendo riesgo de la entidad. Junto a ello, está que el Estado no cubre los intereses de los créditos, lo que complica todavía más la batalla.

La gran banca choca con un muro en su primer intento de no tener que reconocer toda la morosidad del ICO (Instituto de Crédito Oficial). Los supervisores —Banco Central Europeo (BCE) y Banco de España— han transmitido a las grandes entidades españolas, lideradas por Santander y CaixaBank, que no ven con buenos ojos esta iniciativa, según fuentes financieras consultadas por El Confidencial.

Banco Central Europeo (BCE) Morosidad ICO
El redactor recomienda