Es noticia
Menú
Alarma bancaria por un 'boom' de créditos al consumo para combatir la inflación
  1. Empresas
RIESGOS

Alarma bancaria por un 'boom' de créditos al consumo para combatir la inflación

La financiación al consumo crece un 5% y el saldo en tarjetas 'revolving' alcanza máximos de dos años y medio. Mientras, la morosidad de las financieras toca el pico desde 2016

Foto: Inicio de las rebajas en un centro comercial madrileño. (EFE/Javier Lizón)
Inicio de las rebajas en un centro comercial madrileño. (EFE/Javier Lizón)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los bancos perciben las primeras señales de alarma por la actual crisis inflacionista. El sector financiero ha visto en los últimos meses crecer tanto su cartera de créditos al consumo como la morosidad de este segmento, que es uno de los primeros en sufrir impagos en caso de recesión.

Esta situación viene reflejada en el último informe financiero de Banco Santander: "El aumento de los precios del combustible y la inflación generan incertidumbre y reducen la renta disponible de nuestros clientes. Las familias están utilizando el endeudamiento como colchón para hacer frente a las subidas de precios. Cuanto más persistentes sean las presiones inflacionistas y mayores sean las subidas de tipos, menos sostenibles serán el incremento del endeudamiento y la resistencia del consumo".

Foto: Consumidores en la avenida del Portal del Ángel, de Barcelona. (EFE/Q. García)

En España, las últimas cifras del Banco de España reflejan esta tendencia al alza. Por un lado, el saldo de créditos al consumo alcanzó casi los 188.000 millones de euros en junio, un 5% más que a principios de año. Si bien hay un pico cíclico en esta fecha, por todos los créditos que se piden en junio para contratar vacaciones, este auge se apoya en otras dos cifras.

La primera es que entre enero y junio se concedieron 23.100 millones para nuevos préstamos personales y para adquisición de bienes (no inmobiliarios) en la primera mitad del ejercicio, un 3% más que en el mismo periodo de 2021.

Y la segunda es que también se ha incrementado el uso de las tarjetas 'revolving', que tantos quebraderos de cabeza judiciales han provocado en los últimos años. El dinero prestado a través de estos productos financieros alcanzó en junio los 11.419 millones, el nivel más alto desde enero de 2020, un par de meses antes de la sentencia del Supremo sobre las 'revolving'.

En paralelo a esta tendencia, los últimos números del Banco de España también arrojan un incremento de la morosidad entre las financieras de consumo (establecimientos financieros de crédito). La tasa de impagos de estas entidades es del 7,14, 63 puntos básicos más que hace un año, mientras la morosidad del sistema ha seguido reduciéndose en este periodo. De hecho, el diferencial entre ambas ratios está actualmente en máximos de los últimos 11 años.

Tanto a entidades como a supervisores les preocupa que este auge del crédito al consumo esté viniendo impulsado por la demanda de familias con rentas bajas, presionadas por el repunte de los precios: "La proporción de familias endeudadas de rentas más bajas que afrontan una carga financiera neta elevada es superior a la que existe en los estratos de renta más altos, por lo que la capacidad de repago de sus deudas se vería comparativamente más afectada ante un aumento de los precios de la energía", exponen desde el Banco de España en su último 'Informe de estabilidad financiera'.

Foto: Foto: iStock.

Entorno incierto

Para los banqueros y los organismos públicos, la clave está en cómo sea el frenazo económico a la vuelta de verano. Ninguna gran entidad ni institución habla todavía de posible recesión en España en los próximos trimestres. Pero todos reconocen que un cierre del gas por parte de Rusia puede agravar la situación a pasos agigantados.

"La situación es mejor de lo que podríamos haber esperado, pero pueden venir tiempos peores. (...) Hay una posibilidad notable de que Estados Unidos siga en recesión y de que la eurozona entre, pero nuestro caso base es que no se va a producir en España", afirmó la semana pasada Gonzalo Gortázar, CEO de CaixaBank.

Los bancos perciben las primeras señales de alarma por la actual crisis inflacionista. El sector financiero ha visto en los últimos meses crecer tanto su cartera de créditos al consumo como la morosidad de este segmento, que es uno de los primeros en sufrir impagos en caso de recesión.

Banca Inflación Créditos
El redactor recomienda