Es noticia
Menú
El Corte Inglés anticipa un otoño muy frío y paga 34 M a Hacienda por su socio catarí
  1. Empresas
CAÍDA DEL CONSUMO

El Corte Inglés anticipa un otoño muy frío y paga 34 M a Hacienda por su socio catarí

El grupo de grandes almacenes prepara un plan de eficiencia ante las malas previsiones para el consumo, como han adelantado los gigantes estadounidenses Walmart y Amazon

Foto: Tienda de El Corte Inglés. (iStock)
Tienda de El Corte Inglés. (iStock)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El Corte Inglés vendió un gran optimismo en la reciente junta general de accionistas, acto en el que su presidenta ejecutiva, Marta Álvarez Guil, adelantó que en el primer cuatrimestre del ejercicio en curso se superaron las ventas precovid. Sin embargo, el consejo de administración del grupo prevé que la segunda parte del año será muy compleja por el impacto de la inflación y el precio de la luz en los bolsillos de los clientes, como adelantó este martes el gigante estadounidense Walmart, con un desplome en bolsa que arrastró a Amazon e Inditex. Un escenario para el que 'holding' quiere prepararse con un plan de reducción de costes.

En el informe de auditoría de 2021, publicado ayer, El Corte Inglés ya avanza que "las fuertes sanciones a Rusia han agudizado los efectos ya percibidos en el segundo semestre de 2021", en referencia a la subida de los precios de las materias primas, el impacto en la cadena de suministro, con un aumento considerable del transporte, y el encarecimiento de la energía. Un entorno geopolítico que, aunque al grupo no le afecta directamente al no contar con filiales en Ucrania y Moscú, es "difícil de evaluar" por los efectos que tendrá en el consumo.

Foto: VECI.

Según fuentes próximas al 'holding', el consejo de administración ya ha considerado un plan de eficiencia por si esta inquietud general se concreta en una caída de las ventas en el último cuatrimestre del año. Se trata del periodo más importante para El Corte Inglés, desde el lanzamiento del Black Friday hasta la primera quincena de enero, la de las rebajas, en que se juega cerca del 50% de su cifra de negocio y su beneficio operativo.

Walmart, con quien se compara El Corte Inglés en los negocios de moda y alimentación, avisó el lunes por la noche, hora española, de que incumplirá sus previsiones de beneficios por los efectos de la inflación, la electricidad y la subida de los tipos de interés. Sus acciones se derrumbaron cerca de un 10% en la Bolsa de Nueva York, caída que contagió a otras compañías del sector como Target, Amazon —bajaron más del 4,5%— e Inditex, que fue la peor compañía del Ibex 35.

Foto: Edificio de El Corte Inglés en Tarragona. (iStock)

Una rebaja de sus estimaciones de beneficio o 'profit warning' que no ha hecho más que confirmar el temor que existe en el consejo de administración de El Corte Inglés, que en 2021 aplicó el primer expediente de regulación de empleo (ERE) de su historia. Una reestructuración que permitió aligerar la plantilla en 3.200 personas, cifra a la que se sumaron las 475 bajas que se aprobaron este año en la división de Viajes. El 'holding', que el pasado año cerró seis centros comerciales, tiene ahora una plantilla de 71.400 empleados a jornada completa, frente a los 79.000 que tenía hace apenas dos años, cuando aún era dueño de negocios como el de Informática y Óptica.

Según fuentes financieras, el consejo de El Corte Inglés analizará todas las opciones posibles para hacer frente a este otoño/invierno que se presenta tan hostil, con riesgo incluso de "desabastecimiento puntual e irrupciones en la red de transporte de suministro y distribución", según admite la compañía. Así lo ha confirmado el Fondo Monetario Internacional (FMI), al rebajar las previsiones de crecimiento económico para España por segunda vez. Y el Gobierno también ha hecho lo propio, si bien la ministra de Economía, Nadia Calviño, sacó a relucir la fortaleza de las cuentas públicas al anunciar la rebaja de estimaciones para 2023.

Foto: Centro Comercial de El Corte Inglés en Portal de L'Àngel.

El Corte Inglés ya se ha asegurado una reducción de la factura de la luz mediante un contrato a largo plazo con un fondo israelí. "El Corte Inglés es un negocio cíclico. Vive de la economía, del consumo. Sus resultados dependen de cómo va España, al no tener apenas presencia internacional", apunta un banquero de inversión internacional, para advertir de que el grupo se enfrenta a un escenario complejo. No obstante, añade que su situación financiera es mucho mejor a la vivida en las crisis anteriores, con una sólida solvencia de balance y una más que generosa posición de liquidez. "Ya no tiene problema de deuda, solo de modelo de negocio, como todas las empresas de 'retail', desde los grandes almacenes hasta a los 'marketplaces' de internet", agrega.

Factura con Hacienda

El Corte Inglés recompró hace unas semanas un 5,53% del capital que estaba en manos de su socio catarí, Primefin, que aún mantiene una participación similar desde que entró en su accionariado en 2014. Un paquete por el que pagó 387 millones de euros, pero al que ha tenido que agregar una factura de 34,1 millones a Hacienda por discrepancias en la contabilidad del impuesto sobre la renta a los no residentes.

Foto: Edificio de Serrano 52.

Después de que en 2020 la Agencia Tributaria iniciara actuaciones de comprobación sobre la situación fiscal de Sheikh Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani, la pasada primavera El Corte Inglés decidió firmar actas en conformidad y disconformidad y abonar, por un "criterio conservador", 34,1 millones para resolver este litigio fiscal. No obstante, la compañía puede reclamar a su socio del emirato la cantidad que ahora abona a Hacienda.

El Corte Inglés vendió un gran optimismo en la reciente junta general de accionistas, acto en el que su presidenta ejecutiva, Marta Álvarez Guil, adelantó que en el primer cuatrimestre del ejercicio en curso se superaron las ventas precovid. Sin embargo, el consejo de administración del grupo prevé que la segunda parte del año será muy compleja por el impacto de la inflación y el precio de la luz en los bolsillos de los clientes, como adelantó este martes el gigante estadounidense Walmart, con un desplome en bolsa que arrastró a Amazon e Inditex. Un escenario para el que 'holding' quiere prepararse con un plan de reducción de costes.

El Corte Inglés Marta Álvarez Gull
El redactor recomienda