Es noticia
Menú
¿Burbuja a la vista? Los hogares recurren a más crédito al consumo ante la inflación
  1. Empresas
REPUNTE

¿Burbuja a la vista? Los hogares recurren a más crédito al consumo ante la inflación

El crédito al consumo crece un 4% pese a Ucrania y la incertidumbre económica. El Banco de España alerta de que los más vulnerables recurren más a estos préstamos

Foto: Consumidores en la avenida del Portal del Ángel, de Barcelona. (EFE/Q. García)
Consumidores en la avenida del Portal del Ángel, de Barcelona. (EFE/Q. García)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Ni la guerra, ni la inflación ni las incertidumbres económicas... Nada ha impedido que los hogares sigan recurriendo cada vez más al crédito al consumo para financiar sus compras. Las familias españolas pidieron 14.700 millones para financiar la compra de bienes entre enero y abril, sin tener en cuenta las tarjetas de crédito, un 4% más que en el mismo periodo de 2021.

Estas cifras tienen una cara buena y una mala. La buena es que el consumo sigue tirando de la economía a pesar de las incertidumbres. Al igual que ocurre con la vivienda y las hipotecas, el optimismo impera entre unas familias que ven actualmente un momento óptimo para comprar y endeudarse.

La cara mala es una que ha puesto sobre la mesa muchas veces el Banco de España: los créditos al consumo son el último recurso de muchos hogares que están contra las cuerdas y recurren a este tipo de financiación fácil para superar el bache. También son el primer préstamo que las familias impagan.

Los expertos creen que es difícil decantarse por una de las dos caras de la moneda, aunque la mayoría de las entidades consultadas se inclinan por la optimista. "Los hogares todavía retienen parte del ahorro generado durante el confinamiento, no vemos señales preocupantes en las cifras de morosidad. Muchas de las compras que estamos viendo vienen arrastradas de unos últimos años más flojos debido a la pandemia y a las restricciones de oferta", exponen desde una entidad.

Crecimiento

Los bancos son optimistas tras un arranque de año en que el consumo está siendo uno de sus motores de crecimiento junto a las hipotecas, mientras el negocio de empresas se resiente ligeramente. Las cifras de Bankinter apuntan a un crecimiento del 39% en lo que va de año (incluyendo el mes de mayo); en el caso de CaixaBank, del 16% (hasta marzo); en el de Sabadell, del 11%, y en el de Unicaja Banco, del 14%.

Más allá de Bankinter, ningún banco ha publicado todavía sus cifras de abril y mayo. El primer mes fue flojo, según los números difundidos por el Banco de España, aunque las entidades lo achacan a un tema coyuntural provocado por la Semana Santa. Las fuentes consultadas exponen que "la tendencia que observamos es positiva y, de hecho, mayo ha sido un buen mes".

Foto: Foto: iStock.

La incógnita es si estas cifras llevan aparejado un crecimiento sano o si, por el contrario, dan la razón a los peores presagios del Banco de España: "El crédito para consumo ha venido creciendo a tasas elevadas y, de acuerdo con la experiencia histórica, esta es una de las primeras obligaciones financieras que los hogares impagan cuando se produce un deterioro de sus rentas", exponía el supervisor en 2020.

Estas rentas están actualmente sacudidas por la inflación. Por si fuera poco, la morosidad del crédito al consumo escaló en marzo hasta el 7%, en máximos desde 2016, frente a la tasa de impagos del 4,2% del conjunto del sistema.

Más recientemente, el Banco de España exponía en su 'Informe de estabilidad financiera' de primavera de 2022 que, "tras su aceleración en la segunda mitad de 2021, la economía española moderará su crecimiento en 2022, debido fundamentalmente al impacto sobre el consumo privado de la persistencia de la inflación en niveles elevados, que se ha agravado por la guerra en Ucrania". "La persistencia de la inflación en niveles elevados está erosionando la renta de las familias y restando dinamismo a la recuperación de su consumo", añadía. De momento, este presagio no se ha cumplido, aunque está por ver si ha sido por deuda que dará dolores de cabeza en el futuro.

Ni la guerra, ni la inflación ni las incertidumbres económicas... Nada ha impedido que los hogares sigan recurriendo cada vez más al crédito al consumo para financiar sus compras. Las familias españolas pidieron 14.700 millones para financiar la compra de bienes entre enero y abril, sin tener en cuenta las tarjetas de crédito, un 4% más que en el mismo periodo de 2021.

Hogares Inflación Créditos
El redactor recomienda