Es noticia
Menú
El nuevo proyecto de lujo de Pepe Hidalgo en Málaga incluye la compra del Estepona FC
  1. Empresas
MILLONARIO COMPLEJO HOTELERO

El nuevo proyecto de lujo de Pepe Hidalgo en Málaga incluye la compra del Estepona FC

El presidente de Globalia espera las últimas autorizaciones para levantar su nuevo complejo turístico de lujo en Estepona, cuyo alcalde es uno de los hombres de confianza de Moreno Bonilla

Foto: Sede de Globalia.
Sede de Globalia.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Juan José Hidalgo, el patriarca de Globalia, el principal grupo turístico español hasta la aparición de la pandemia, anda más tranquilo. Tras sacarle 175 millones a Iberia en apenas tres meses a cambio de una opción de compra sobre la delicada Air Europa, el empresario, de 80 años, disfruta de República Dominicana, su otra casa, donde además de tener hoteles de lujo, dispone de terrenos donde está construyendo viviendas para la clase media caribeña que sirve a los europeos y estadounidenses que van a disfrutar de sus días de descanso.

Pero, lejos de descansar, Pepe Hidalgo, como se le conoce, mantiene ese espíritu emprendedor que le transformó de ser un chófer que traía y llevaba emigrantes españoles a Suiza en los años sesenta a convertirse en un importante hombre de negocios respetado en España y Latinoamérica. Su inquietud por crear empresa le ha llevado a poner en marcha en Estepona uno de los futuros complejos turísticos de alto 'standing' en los que prevé invertir unos 600 millones de euros en los próximos años, después de que el alcalde de la localidad malagueña le haya dado ya todas las bendiciones urbanísticas.

La iniciativa cuenta con el apoyo y la subvención de la Junta de Andalucía, gobernada por el Partido Popular, dentro de lo que allí llaman Unidad Aceleradora de Proyectos. Y también del alcalde de Estepona, José María Urbano, vinculado en su día a la trama Malaya. Pero, sobre todo, protegido de Juanma Moreno, el actual presidente de la Junta, y muy bien comunicado con Elías Bendodo, el nuevo hombre fuerte de Alberto Núñez Feijóo. Un edil que ha arrasado en las últimas tres elecciones municipales con mayoría absoluta.

Foto: Pepe Hidalgo. (EFE/Cati Cladera)

Pero, como hombre de estilos de otra época, a Pepe Hidalgo le han sugerido que, además de construir hoteles y apartamentos de lujo, contribuya con el orgullo local con la compra del Club Deportivo Estepona, el equipo de fútbol municipal, que en su día, en los momentos de la burbuja del ladrillo, se permitió el lujo de fichar a Catanha, jugador de origen brasileño que hizo mucha carrera en el Málaga y en el Celta de Vigo y que llegó a ser internacional por España. Obviamente, la entidad quebró, desapareció y se refundó de nuevo con la intención de volver a las competiciones profesionales.

Ahora, los de azul y rojo vagan por la regional preferente andaluza y al alcalde, que el próximo año tendrá de nuevo que refrendar su mandato, le gustaría que el estadio, con capacidad para 3.800 personas, disfrutase de un fútbol de categoría superior. Por ello, ha invitado a Pepe Hidalgo a que haga un esfuerzo e invierta en el CD Estepona, que marcha líder de su grupo. Según confirman varias fuentes, el presidente de Globalia ha acudido ya un par de veces al palco del Estadio Francisco Muñoz Pérez, exfutbolista local que llegó a jugar en el Valencia y el Real Madrid, a ver al equipo andaluz.

Foto: Juan José Hidalgo. (EFE/Leonardo Muñoz)

A Hidalgo, que ya presidió la histórica Unión Deportiva Salamanca y la subió a Primera División, no le importa destinar algo de los 600 millones a ayudar al CD Estepona. Pero su hijo, Javier Hidalgo, y su yerno, Javier Blanco, encargado de velar por los negocios hoteleros, le aconsejan que ni se le ocurra, que eso ya lo hizo en la ciudad castellana y el club charro acabó en los infiernos de los descensos y el concurso de acreedores. Además, le recuerdan que Jesús Gil hizo lo propio con el Atlético Marbella, al que hizo soñar con jugar en la máxima categoría y que terminó también desaparecido por las deudas.

Pero, además, a Hidalgo le han ofrecido que compre un club de golf en Estepona que pasa por problemas económicos, según confirman fuentes próximas a la operación. Al empresario le apasionan los palos y embocar la bola en los hoyos, por lo que ha encargado a su equipo que estudie en profundidad las cuentas de la empresa —'due diligence', como se conoce en el argot financiero— para hacer una oferta por las instalaciones, que incluye servicios de restauración. Una actividad, en la misma zona donde tiene previsto desarrollar su proyecto, que complementaría muy bien con sus hoteles.

Foto: Imagen: EC Diseño.

La primera fase de su complejo se levantará en la zona de Guadalobón, situada a 800 metros del centro urbano, sobre una zona de 63 hectáreas de superficie. Se prevé la creación de hoteles, apartamentos y villas de lujo, bajo el modelo ‘full life resort’, que se complementa con una amplia oferta de ocio y restauración. Junto a ello, se prevé la creación de un equipamiento sociocultural con campus universitario y un amplio parque fluvial y deportivo, que conectará con el corredor litoral.

El segundo proyecto se ejecutará en la zona de Arroyo Vaquero, donde está el citado campo de golf, en un sector de más de 60 hectáreas. Allí se plantea la construcción de otro complejo turístico de alta gama, con apartamentos y edificaciones de baja densidad. Todo ello estará combinado con un amplio equipamiento deportivo, con espacios para la medicina deportiva, así como otras instalaciones culturales y de ocio.

Falta saber qué opina sobre esta aventura el Gobierno de Pedro Sánchez, que ha prestado 850 millones de euros a Globalia para evitar la quiebra de su imperio, incluida Air Europa y Halcón Viajes: 475 millones a la aerolínea, 235 millones a la agencia de viajes y 140 millones al 'holding'. Lo que queda claro es que Pepe Hidalgo, pese a su avanzada edad, sabe ligarse a todos los políticos, con indiferencia de su color.

Juan José Hidalgo, el patriarca de Globalia, el principal grupo turístico español hasta la aparición de la pandemia, anda más tranquilo. Tras sacarle 175 millones a Iberia en apenas tres meses a cambio de una opción de compra sobre la delicada Air Europa, el empresario, de 80 años, disfruta de República Dominicana, su otra casa, donde además de tener hoteles de lujo, dispone de terrenos donde está construyendo viviendas para la clase media caribeña que sirve a los europeos y estadounidenses que van a disfrutar de sus días de descanso.

Juan José Hidalgo Air Europa Juanma Moreno Alberto Núñez Feijóo Jesús Gil Globalia
El redactor recomienda