Es noticia
Menú
Pepe Hidalgo pone su fortuna personal en manos de su yerno
  1. Empresas
Futuro incierto del imperio

Pepe Hidalgo pone su fortuna personal en manos de su yerno

El veterano presidente de Globalia y Air Europa releva a su gestor personal, Iván Dávila, y confía su millonario patrimonio al novillero Javier Blanco, marido de su hija Cristina

Foto: El presidente de Globalia, Juan José Hidalgo. (EFE/Cati Cladera)
El presidente de Globalia, Juan José Hidalgo. (EFE/Cati Cladera)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Juan José Hidalgo disfruta en República Dominicana de la prórroga alcanzada con Iberia para negociar la venta de Air Europa, en grave situación financiera por el impacto del covid-19. Esta transacción marcará el patrimonio final del veterano empresario salmantino, que ha puesto su fortuna personal en manos de Javier Blanco, su yerno, tras desprenderse de Iván Dávila, la persona de confianza con la que compartía el interés por el vino y que hasta ahora le ayudaba a gestionar sus numerosas inversiones.

Según han confirmado fuentes oficiales, Javier Blanco, casado con Cristina Hidalgo, hija del patriarca de la familia, se ha hecho cargo de JJH Capital & Asset Management. Esta sociedad, una de las patrimoniales de Pepe Hidalgo, es la dueña del 51,58% de Globalia, a su vez la propietaria de Air Europa y de los hoteles Be Live. Precisamente, Blanco es, además, director general de la filial hotelera del grupo turístico, en la que empezó a trabajar en 2008, justo cuando contrajo matrimonio con la heredera más pequeña de la familia.

El yerno de Pepe Hidalgo, licenciado en Magisterio por la Universidad de Salamanca, es conocido por su afición a los toros. Novillero de vocación, defiende la conocida como fiesta nacional, para lo que en enero de 2020 creó una asociación sin ánimo de lucro, la Fundación de Luces. Blanco comparte el patronato de esta organización con Pablo Beltrán, empresario del 'marketing', Pablo Ferré, nuevo director general de Globalia y ex consejero delegado de las empresas de Rosauro Varo, y Antonio Catalán Palazón, hijo del hotelero Antonio Catalán (AC Hoteles), que llegó a tomar la alternativa como matador, acompañado por Enrique Ponce y El Juli.

Foto: Abel Matutes. (EFE/Sergio Cañizares)

Según distintas fuentes, la salida de Dávila se debe a diferencias con algunas de las decisiones de Pepe Hidalgo, que planea invertir unos 600 millones de euros en dos complejos hoteleros de lujo en Estepona. Precisamente, la localidad malagueña le acaba de hacer hijo adoptivo, justo después de aprobar un plan urbanístico que permitirá al empresario turístico poner en valor unos terrenos comprados hace casi dos décadas por unos 200 millones. Parte de ese dinero, unos 120 millones, fue a parar a la Iglesia, propietaria de un millón y medio de metros cuadrados.

Este patrimonio es ajeno a Globalia, como algunos de los hoteles en Dominicana que gestiona directamente Pepe Hidalgo. Y está incluido en JJH Capital & Asset Management, que al cierre de 2019, último año publicado, presentaba una deuda de 140 millones de euros. Su principal acreedor es el Banco Santander, que le tiene pignorados varios locales propiedad de la sociedad con garantía hipotecaria. Este pasivo fue refinanciado en 2018 hasta 2026, momento en el que el empresario tendrá que amortizar la mitad del crédito.

Futuro incierto del imperio

Globalia fue hasta 2019 el gran 'holding' turístico español, con una facturación próxima a los 4.000 millones de euros. Pero la aparición del covid-19 ha provocado un desplome sin precedentes de la cifra de negocio y unas pérdidas en 2020 de más de 500 millones de euros, que este año oscilarán entre los 250 y los 300 millones. La compañía, que llegó a alcanzar una valoración previa a la pandemia de al menos 1.500 millones, tiene hoy fondos propios negativos, lo que, sin la moratoria aprobada por el Gobierno para las empresas en crisis, que le exime de presentar concurso de acreedores, la situaría en causa de disolución.

Foto: Foto: Reuters/Susana Vera.

Un escenario que Hidalgo descarta totalmente pese a que el 'holding' se ha cargado con 620 millones de euros de deuda en forma de créditos concedidos por bancos, como Santander, BBVA, Sabadell y CaixaBank, y sobre todo por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). El ente público le ha concedido dos préstamos por 240 y 235 millones, respectivamente, siendo el primero de carácter participativo, es decir, convertible en acciones, y el segundo tradicional. La amortización de ambos es entre 2025 y 2026.

Hidalgo, de 80 años, confía en darle la vuelta a la situación si la economía recupera al fin en 2022 el viento de cola anterior al covid-19, esperanza ahora oscurecida por la rápida expansión de la variante ómicron, que ha echado por tierra la campaña de Navidad. El veterano empresario dispone de seis meses más, hasta el 30 de junio del próximo año, para arreglar la venta de Air Europa, activar el negocio de la agencia de viajes (Halcón, compartida con Barceló) y consolidar el repunte de la división hotelera, paralizado en estos momentos por la sexta ola.

Juan José Hidalgo disfruta en República Dominicana de la prórroga alcanzada con Iberia para negociar la venta de Air Europa, en grave situación financiera por el impacto del covid-19. Esta transacción marcará el patrimonio final del veterano empresario salmantino, que ha puesto su fortuna personal en manos de Javier Blanco, su yerno, tras desprenderse de Iván Dávila, la persona de confianza con la que compartía el interés por el vino y que hasta ahora le ayudaba a gestionar sus numerosas inversiones.

Juan José Hidalgo Globalia Air Europa Rosauro Varo
El redactor recomienda