Es noticia
Menú
Laporta retrasa un año el Espai Barça por la guerra de Ucrania y la falta de dinero
  1. Empresas
PROBLEMAS DE GOLDMAN SACHS

Laporta retrasa un año el Espai Barça por la guerra de Ucrania y la falta de dinero

El presidente del Barça frena el proyecto faraónico de remodelación del Camp Nou por el aumento de los costes de construcción y del crédito de 1.500 millones de Goldman Sachs

Foto: El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta. (EFE/Alberto Estévez)
El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta. (EFE/Alberto Estévez)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Joan Laporta sigue haciendo malabarismos para recuperar la solvencia del Fútbol Club Barcelona, tanto en el plano deportivo (con algunas alegrías como el 0-4 contra el Real Madrid) como en el económico, donde los problemas son mayores. Según han asegurado fuentes del mercado, el presidente del Barça ha decidido ya posponer al menos un año el inicio de las obras del Espai Barça, el proyecto de remodelación del Camp Nou, cuyo coste se ha disparado por encima de los 1.500 millones aprobados por la asamblea de socios.

Oficialmente, el nuevo retraso del Espai Barça, que se empezó a idear en los tiempos de Josep Lluis Núñez y que tomó forma en el primer mandato de Josep Maria Bartomeu, iba a ponerse en marcha este verano, después de que Laporta consiguiera el pasado 19 de diciembre el apoyo mayoritario de los socios. El 87% de los aficionados con derecho a voto validaron el último diseño. Esto suponía 'de facto' multiplicar por más de dos veces el proyecto inicial de Bartomeu, que ya había encarecido las obras en cerca de 200 millones.

Pero el nuevo presidente azulgrana ha decidido echar el freno después del aumento de precios de los materiales de construcción, que han subido un 25% tras el estallido de la guerra en Ucrania. Esa es su versión oficial, que coincide parcialmente con la explicación de la nueva demora del Santiago Bernabéu, que debía estar terminado para finales de 2022 y cuyas obras, con un sobrecoste de 250 millones, se extenderán probablemente hasta bien entrado 2023. Pero, según fuentes del mercado, el mayor escollo son los problemas de financiación que se ha encontrado Goldman Sachs, el principal acreedor del club y el banco al que se le ha encargado obtener el dinero para desarrollar la inversión, la mayor de la historia del Barça.

Foto: Joan Laporta en septiembre en el Camp Nou. (Getty)

El abogado culé ya reconoció en una reciente entrevista en ‘El Mundo Deportivo’ que el conflicto bélico en el este de Europa “podría alterar el calendario de las obras”. “No es una nimiedad. Es una cuestión relevante que hay que evaluar”, aseguró Laporta, que ahora ha tomado la decisión de esperar al verano de 2023. Aunque aseguró que “todo sigue en curso”, lo cierto es que se va a retrasar la licitación de las obras, prevista para julio, y la adjudicación del proyecto, que se iba a decidir en septiembre.

Otras fuentes señalan que Goldman Sachs, que ya le prestó 500 millones al Barça el pasado año para evitar el impago de sus obligaciones con los acreedores y las nóminas de sus futbolistas, no ha conseguido levantar tan rápido como se pensaba los 1.500 millones con los que se iban a costear las obras, a un tipo de interés de entre el 2 y el 3%. El banco estadounidense, un especialista en este tipo de proyectos, con Jorge Alcover, director de Deuda al frente de la operación, ha frenado el lanzamiento de la financiación ante el aumento de los tipos de interés por la volatilidad mundial de los mercados de capitales y la subida del precio del dinero en Estados Unidos.

El calendario para salir a buscar los 1.500 millones se ha fijado ahora entre finales de mayo y principios de junio, según otras fuentes, que saben que las obras se van a encarecer aún más respecto a los 600 millones en los que se habían estimado en un principio.

Foto: Joan Laporta, en septiembre en el Camp Nou. (Getty)

Aunque el nuevo estadio ha sido calificado como “el futuro del club”, el presidente está aplicando una disciplina financiera espartana. El abogado, conocedor del agujero patrimonial de cerca de 500 millones del club, ha impuesto un control rígido de los costes. Esto afecta, en primer lugar, a los propios sueldos de sus estrellas. Hasta el punto de que venderá incluso algunas de las nuevas figuras, como Araujo o Gavi, dos de las nuevas joyas de La Masia, si no se adaptan a los nuevos límites salariales.

Venta forzosa de un titular

Tras la última y reciente revisión de las cuentas trimestrales, el presidente ya sabe que tiene que hacer un par de traspasos relevantes debido al desvío de 100 millones acumulado en la temporada actual, 2021-2022. Se da por segura la salida de Philippe Coutinho, que está recuperando en el Aston Villa su mejor versión. Pero el otro afectará al actual equipo titular porque el aspecto económico pesa más que el deportivo. Según estas fuentes, el Bayer de Múnich está interesado en Frenkie de Jong, que fue fichado por 85 millones y cuyo contrato expira en 2024.

El acuerdo con Spotify permitirá a la institución deportiva catalana ingresar unos 60 millones de euros al año por la publicidad en las camisetas del primer equipo masculino y femenino, más otros ocho por la de entrenamiento y el apellido del Camp Nou. Una cantidad que será todo un alivio y una mejora sustancial respecto a los 30 millones que cobra ahora por el patrocinio de Rakuten. Pero ese dinero será ya para la próxima temporada y el gran temor de Laporta es cerrar la actual campaña con más pérdidas tras los números rojos de 481 millones de 2021 y los 97 millones de 2020.

Un difícil equilibrio que mejoraría si el Barça finalmente alcanza un acuerdo con CVC Capital Partners, el fondo de capital riesgo que ha invertido unos 2.000 millones a cambio del 10% de los derechos de televisión de 38 de los 42 clubes de Primera y Segunda División. Laporta, que rechazó esta alianza, está ahora analizando las vías legales para que los 240 millones que recibiría el club azulgrana no le computasen como deuda, ya en niveles históricos. Una alternativa es recibir ese dinero a través de una sociedad anónima de nueva creación, que titulizaría el préstamo para que se pudiera contabilizar como patrimonio, en lugar de como pasivo.

Joan Laporta sigue haciendo malabarismos para recuperar la solvencia del Fútbol Club Barcelona, tanto en el plano deportivo (con algunas alegrías como el 0-4 contra el Real Madrid) como en el económico, donde los problemas son mayores. Según han asegurado fuentes del mercado, el presidente del Barça ha decidido ya posponer al menos un año el inicio de las obras del Espai Barça, el proyecto de remodelación del Camp Nou, cuyo coste se ha disparado por encima de los 1.500 millones aprobados por la asamblea de socios.

Joan Laporta Josep Maria Bartomeu FC Barcelona Santiago Bernabéu
El redactor recomienda