Laporta financiará el Espai Barça con bonos verdes: encarga a Goldman levantar 1.250 M
  1. Empresas
MÁS UN CRÉDITO BANCARIO

Laporta financiará el Espai Barça con bonos verdes: encarga a Goldman levantar 1.250 M

El banco americano será el encargado de buscar la financiación para la remodelación del Camp Nou, cuyo coste final duplica el presupuesto inicial de 600 millones

Foto: Joan Laporta en septiembre en el Camp Nou. (Getty)
Joan Laporta en septiembre en el Camp Nou. (Getty)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Joan Laporta tiene un ojo puesto en el día a día del Barça, en los resultados del fin de semana, que de momento le hacen llorar. El otro lo ha enfocado en la puesta en marcha del conocido como Espai Barça —la remodelación del Camp Nou—, parado desde hace 10 años y que la junta directiva ha definido como “crucial” para el futuro del club. Según fuentes financieras, el presidente del Barça ha encargado a Goldman Sachs levantar unos 1.250 millones para costear el nuevo templo azulgrana, un presupuesto que duplica el importe que se estimó en su origen.

Ferran Reverter, consejero delegado del Fútbol Club Barcelona, ya se ha reunido con bancos financiadores para explicarles en qué va a consistir el nuevo Camp Nou y el porqué se ha incrementado de forma tan significativa la factura. Según estas fuentes, Reverter quiere desarrollar un modelo similar al de Ferrari Land en PortAventura, donde levantó un parque temático con la marca de la mítica escudería de coches. Todo un éxito que ha llevado al consejero delegado a rediseñar el último proyecto aprobado por Josep Maria Bartomeu, cuya última versión ya había sufrido un encarecimiento hasta los 815 millones, como adelantó El Confidencial en febrero de 2020.

“Se quiere crear una experiencia Barça, una oferta integradora 360 grados, que incluya, además de la visita al estadio, la posibilidad de bajar a los vestuarios cuando los jugadores estén en las instalaciones, un hotel cinco estrellas, de un tamaño superior al original, con restaurantes temáticos…”, explica una fuente conocedora de las nuevas directrices arquitectónicas del proyecto. No obstante, la ampliación del diseño necesitará de una nueva autorización por parte del Ayuntamiento de Barcelona, que dirige Ada Colau y que ha puesto muchas pegas a las numerosas peticiones que ha hecho el club en los últimos años.

Foto: Ferrán Reverter, director general del Barcelona. (Reuters)

Una remodelación profunda que también va a suponer un aumento de más del 100% sobre el presupuesto inicial y de más del 40% sobre el último cálculo del equipo de Bartomeu. Según otras fuentes, los 1.250 millones en que se ha calculado el nuevo rediseño se financiarán principalmente con la emisión de bonos verdes, dirigida por Goldman Sachs, el mayor acreedor del club.

El reciente préstamo de 585 millones —concedido por el banco estadounidense a 10 años y con un tipo de interés del 1,98%— ha animado a Reverter a considerar esta alternativa para costear el Espai Barça, dada la alta demanda que recibió el club cuando la entidad americana sindicó (repartió) el crédito entre fondos de inversión y aseguradoras. El Barça recibió ofertas para endeudarse por más de 1.000 millones pese a su raquítica situación financiera, en quiebra técnica. Reverter cree que el club no tendrá problemas para captar estos 1.250 millones en cuanto mejore su salud y su solvencia.

Los bancos tradicionales del club, como Santander, CaixaBank, Sabadell y BBVA, ya conocen con detalle el proyecto y han dado un primer visto bueno inicial para que el club se endeude más, a expensas de ser aprobada la operación por el comité de riesgos cuando el Barça le presente la propuesta final de financiación. Los cuatro bancos quieren participar en la financiación con un crédito que acompañe a los bonos verdes.

Foto: El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta. (EFE)

Laporta someterá a la próxima asamblea de socios, que se celebrará el próximo 16 de octubre, la aprobación de este aumento de la financiación, clave para que el proyecto pueda llevarse a cabo. Un incremento que ha generado ciertas dudas en la directiva del Barça, algunos de cuyos miembros no han entendido cómo un club con los actuales niveles de pasivo con bancos y fondos puede asumir un proyecto de tal dimensión. Sobre todo porque la construcción del Wanda Metropolitano (310 millones) o la remodelación del Santiago Bernabéu (575 millones originales, más una desviación de 200 millones) han tenido un coste menor.

Reverter explicó este miércoles: “Hemos hecho una redefinición del Palau Blaugrana y del Campus. Con la propuesta que estamos acabando, queremos someter a la asamblea la propuesta de financiación”. El límite máximo se fijará en 1.500 millones, de los que unos 950 millones irán para el Camp Nou y unos 300 millones al Palau Blaugrana.

Joan Laporta tiene un ojo puesto en el día a día del Barça, en los resultados del fin de semana, que de momento le hacen llorar. El otro lo ha enfocado en la puesta en marcha del conocido como Espai Barça —la remodelación del Camp Nou—, parado desde hace 10 años y que la junta directiva ha definido como “crucial” para el futuro del club. Según fuentes financieras, el presidente del Barça ha encargado a Goldman Sachs levantar unos 1.250 millones para costear el nuevo templo azulgrana, un presupuesto que duplica el importe que se estimó en su origen.

Joan Laporta
El redactor recomienda