Es noticia
Menú
Aena y Air Europa se unen al 'lobby' contra el plan de Bruselas por la aviación verde
  1. Empresas
FIT FOR 55

Aena y Air Europa se unen al 'lobby' contra el plan de Bruselas por la aviación verde

Este grupo de empresas está de acuerdo con que Europa necesita planes de transición, pero propone cambios al planteamiento de las autoridades para no perder competitividad, según argumenta

Foto: Un avión de Air Europa. (EFE/Alejandro Ernesto)
Un avión de Air Europa. (EFE/Alejandro Ernesto)

No es que no quieran una aviación más verde, sino que no la quieren exactamente como lo está planeando la Comisión Europea. Veinte aeroportuarias y aerolíneas europeas lanzaron esta semana la plataforma Aviation Alliance con el objetivo de impulsar un paquete climático que no merme la competitividad del mercado europeo. Entre los miembros, figuran las españolas Aena y Air Europa.

Esta plataforma se vincula al programa Fit for 55, que busca reducir la emisión de gases de efecto invernadero en un 55% de aquí a 2030 en comparación con los niveles de 1990. "Vemos una oportunidad de que Europa se convierta en un líder global en la descarbonización aérea", explica la alianza al formular su misión.

Sin embargo, a las aerolíneas y aeroportuarias les preocupa el paquete de medidas en que han estado trabajando las autoridades europeas desde julio del año pasado. "Van a hacer falta ajustes al paquete para prevenir fugas de carbono y mantener la conectividad europea", explican.

Foto: Reuters.

Hay varios puntos que no convencen a este grupo de compañías. Por un lado, rechazan el foco de la propuesta legislativa ReFuelEU Aviation (combustibles de aviación sostenibles). Las nuevas medidas aplican a todas las rutas que pasan por los aeropuertos europeos, incluyendo los viajes de largo recorrido. “Sin embargo, para aquellas rutas que pasan a través de ‘hubs’ fuera de la UE, esta propuesta aplica solo al tráfico de la primera parte del viaje hasta el aeropuerto externo a la UE, pero no para la siguiente parte del viaje hasta llegar al destino final”, subrayan desde la plataforma. “Esto podría incentivar aquellos itinerarios que conectan ‘hubs’ de fuera de la UE”.

Además, las aerolíneas y aeroportuarias ponen el foco sobre la posible reforma del Régimen de Comercio de Derechos de Emisión (ETS). Esta revisión pondría mayor foco sobre los derechos gratuitos a los operadores aéreos. De nuevo, el problema que ven es que se discrimine entre rutas de dentro y fuera de la UE. “La revisión no tiene en cuenta que el tráfico de dentro de la UE está dentro de la normativa y que el tráfico por ‘hubs’ de fuera de la UE no”, explican.

Por otro lado, también están en contra del impuesto al queroseno en viajes intraeuropeos. Este combustible es de los pocos que actualmente están libres de tasas en la Unión Europea. Sin embargo, la alianza considera que esta tasa "no es, de hecho, una solución de descarbonización y podría tener un impacto negativo para el sector aéreo europeo", zanjan. “La estrategia no debería pasar por un impuesto al queroseno, sino por asegurarse la implementación eficiente del resto de elementos”.

Foto: Foto: iStock.

El combustible aéreo es protagonista en los planes de transición ecológica de los gobiernos. Por ejemplo, en Francia, las aerolíneas están obligadas a incorporar un 1% de combustible sostenible para la aviación (SAF, por sus siglas en inglés) a su gasto total en 2022. El país espera incrementar esta proporción hasta un 2% en 2025, un 5% en 2030 y un 50% de aquí a 2050.

Este combustible es más caro que la mezcla habitual, por lo que desde el sector se apunta a un posible encarecimiento de los precios al consumidor. “Lo que está claro es que la sostenibilidad no será gratis”, dijo en noviembre la consejera delegada de Air France, Anne Rigail, en una entrevista con El Confidencial con motivo de la renovación de su flota hacia aviones más sostenibles. De hecho, la alianza propone que los miembros de la UE establezcan un mecanismo que nivele la diferencia de precio entre carburantes.

Además de Air Europa, también están en el grupo de aerolíneas Air France-KLM, Lufthansa, Brussels Airlines, ITA Airways, AirDolomiti, Austrian Airlines, Croatia Airlines, Eurowings, Swiss Airlines y Scandinavian Airlines System, así como gestores aeroportuarios como la propia Aena, junto con Fraport, Groupe ADP, Isavia, Munich Airport, Schipol Group y Vienna International Airport.

Estas empresas están a favor del Fit for 55, pero no como lo propone la Comisión

Más allá de las medidas que prepara la Unión Europea, los propios países han estado tomando las suyas. En España, la propuesta de una mayor fiscalidad a los billetes de avión ya estaba siendo impulsada antes de la pandemia, llegando incluso a alcanzar la fase de consulta pública. Este tipo de impuestos ya existen en Francia o Alemania, y también están contemplados en el plan de recuperación de España. En el plan ‘España 2050’, el Gobierno propuso el año pasado medidas para vetar los vuelos de corto recorrido, citando, entre otros, el estudio favorable del experto en fiscalidad medioambiental de la Universidad de Vigo Xavier Labandeira. Labandeira es parte del equipo de expertos que se encuentra actualmente estudiando la reforma fiscal que prepara el Ministerio de Hacienda.

Desde el sector privado, Aena lleva tiempo abanderando la revolución verde. El gestor aeroportuario impulsó en la junta del año pasado un nuevo Plan de Acción Climática, según lo solicitado por The Children’s Investment Fund, titular de una participación minoritaria. El plan había sido criticado por el ‘proxy advisor’ estadounidense Glass Lewis, ya que solo se enfocaba en las emisiones de gases de efecto invernadero de las actividades directas cuando, según argumentaba la firma, las emisiones indirectas eran más del 90% del total. La compañía argumenta que ha entrado en la plataforma porque apoya la intención del 'Fit for 55', apoyándose en los mensajes de la misión y visión del grupo.

Por su parte, Air Europa hizo su apuesta por el modelo Dreamliner (Boenig 737) para reducir en un 10% el consumo de combustible. La compañía está negociando una operación con Iberia, propiedad a su vez de la británico-española IAG. El grupo no está en el ‘lobby’ de la Aviation Alliance.

No es que no quieran una aviación más verde, sino que no la quieren exactamente como lo está planeando la Comisión Europea. Veinte aeroportuarias y aerolíneas europeas lanzaron esta semana la plataforma Aviation Alliance con el objetivo de impulsar un paquete climático que no merme la competitividad del mercado europeo. Entre los miembros, figuran las españolas Aena y Air Europa.

Air Europa Aerolíneas Unión Europea
El redactor recomienda