bajará contaminación y mantendrá empleo y PIB

Un informe oculto de la CE revela que viajar en avión subirá un 10% en España por el CO2

El documento encargado por Bruselas contempla que el precio medio del billete se eleve de los actuales 230 euros hasta un máximo de 252 euros por impuestos a las emisiones de las aeronaves

Foto: Un avión de Iberia despega. Al fondo, una panorámica del cielo de Madrid donde se aprecia la boina de contaminación. (Reuters)
Un avión de Iberia despega. Al fondo, una panorámica del cielo de Madrid donde se aprecia la boina de contaminación. (Reuters)

Los billetes de avión subirán hasta un 10% en España si finalmente acaba llegando algún tipo de gravamen a las emisiones de CO2 producidas por los aviones, tal como proponen los dos principales candidatos a presidir la Comisión Europea a partir del próximo 26 de mayo.

El alza irá desde los actuales 230 euros que cuesta de media el billete hasta los 252 euros, según revela un informe encargado por Bruselas que no había hecho público. Sin embargo, este documento ha sido filtrado este lunes por la ONG Transport & Enviroment, una organización que aboga por un modelo de transporte más sostenible y financiado por entes públicos como la propia Comisión Europea, la Fundación Europea del Clima o la Agencia Noruega para la Cooperación y el Desarrollo, entre otros.

En dicho dosier, elaborado por la consultora CE Delft, se pone de manifiesto que España es el país de los grandes de Europa que —con mucha diferencia— menos grava las emisiones contaminantes del transporte aéreo, una de las fuentes más emisoras de CO2. Así, mientras la media de las tasas a la aviación por pasajero (incluidos vuelos internacionales y domésticos) en territorio nacional es de 2,57 euros, en Francia es de 15,41 euros, en Alemania de 18,12 euros, en Italia de 22,82 euros y en Reino Unido escala hasta los 40,04 euros.

Informe encargado por la Comisión Europea.
Informe encargado por la Comisión Europea.

El estudio registra siempre subidas del billete de avión en cualquiera de los escenarios barajados, que van desde meter una tasa específica sobre el billete, pasando por aumentar el IVA de todos los billetes, hasta meter algún tipo de impuesto al consumo de combustible, que refleja más fielmente el principio de "quien contamina paga". A día de hoy, no existe una tasa al queroseno en el seno de la Unión Europea, algo que sí sucede en países como EEUU, Canadá, Japón e incluso Arabia Saudí. Bélgica propuso a principios de marzo un impuesto a la aviación armonizado a nivel europeo para hacer frente a la contaminación que genera este medio de transporte.

Menos viajes y menos CO2 con el impuesto

Así, el nuevo gravamen traería, según el informe que la Comisión mantenía en el cajón, una caída de la demanda de pasajeros en España de hasta el 8% (casi ocho millones menos). El número de vuelos bajaría en la misma proporción, hasta el 8%.

El empleo en el sector descendería un 8%, pero el informe asegura que el aumento de la recaudación (pasaría de los actuales 406 millones de euros que logra a través del IVA hasta un máximo de 2.382 millones) serviría para generar actividad en otros ámbitos y que el aumento del paro en esta actividad se vea compensado al 100%. De hecho, el informe mantiene que el PIB no se vería castigado.

Cuadro sobre el impacto de impuestos sobre la aviación en España.
Cuadro sobre el impacto de impuestos sobre la aviación en España.

Todas estas medidas generarían un descenso de las emisiones de CO2 de hasta un 11%: pasaría de los 16,8 millones de toneladas del momento actual a reducirse hasta los 15 millones de toneladas. Ello supondría un gran paso hacia adelante para cumplir con los objetivos de descarbonización de España comprometidos con Europa. Además, también tiene efectos positivos para la contaminación acústica. El descenso de vuelos permitiría reducir un 9% ej número de personas afectadas por ruido (de 130.400 a 118.900).

Para Andrew Murphy, de Transport & Enviroment, "el informe debía haberse hecho público mucho antes para que los gobiernos y los responsables de la toma de decisiones puedan estar mejor informados sobre las opciones disponibles". La Comisión Europea señaló al 'Financial Times' que estaba a punto de finalizar el estudio. Un portavoz aseguró: "La elección de una medida, o una combinación de medidas, debe basarse en cuál es la más efectiva para lograr reducciones de emisiones con el menor impacto en la conectividad y en la competitividad". El próximo 26 de mayo hay elecciones al Parlamento Europeo de las que saldrá el nuevo Ejecutivo comunitario.

Para responsables de la ONG que ha hecho público este informe, son las aerolíneas afectadas quienes más han contribuido a que el informe no saliera a la luz pública. De hecho, las grandes empresas como IAG (dueña de Iberia y Vueling) achacan parte de la caída de sus resultados en el primer trimestre a los mayores gastos de combustible y emisiones en los que tiene que incurrir, que crecieron un 22,8%. El petróleo ha subido más del 70% en lo que va de 2019, con el precio por los derechos de emisión de CO2 en 26 euros, máximos históricos.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios