Es noticia
Menú
Iberia y Air Europa buscan un pacto al 50% para dejar al Estado fuera del capital
  1. Empresas
NUEVA REUNIÓN CON LA SEPI

Iberia y Air Europa buscan un pacto al 50% para dejar al Estado fuera del capital

Los dos grupos mantuvieron este lunes con el Gobierno una nueva reunión para acercar posturas de cara a alcanzar un acuerdo de última hora que salve la operación

Foto: Foto: Reuters/Susana Vera.
Foto: Reuters/Susana Vera.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Las conversaciones entre International Airlines Group (IAG) y Globalia para la adquisición de Air Europa por parte de Iberia continuaron este lunes, tal y como estaba previsto y a pesar de las declaraciones de Juan José Hidalgo a El Confidencial en las que afirmó que “mi compañía [de la que es máximo accionista] no se troceará”. Según fuentes próximas a las negociaciones, los responsables del grupo hispano británico y los del grupo turístico están explorando una opción que evite la entrada del Estado en el capital, una puerta que abrió la ministra de Economía, Nadia Calviño, el pasado 14 de enero en declaraciones a la agencia Bloomberg.

Según estas fuentes, los Hidalgo, dueños de Globalia, quieren evitar a toda costa que el Gobierno canjee en acciones parte de los 475 millones de euros que recibieron en forma de préstamo por parte de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). Una operación que permitiría reducir la deuda de casi 800 millones que acumula Air Europa, como había pedido Iberia, pero que supondría que el organismo público tomara entre el 20% y el 40% del capital.

Foto: Juan José Hidalgo. (EFE/Leonardo Muñoz)

Sin embargo, IAG ha eliminado esta condición, que hasta diciembre era imprescindible, ya que el objetivo final es en ningún caso contar con más del 50% de Air Europa. La idea es no tomar la mayoría de la aerolínea para evitar que la deuda de su actual competidor se consolide en el grupo, con base fiscal en Madrid y operativa en Londres. En virtud del acuerdo que se está perfilando, la participación de Iberia no superará ese 50%. Por tanto, la cuestión es quién y cómo se queda con la otra mitad del capital de la aerolínea mallorquina.

Los Hidalgo pretenden reinvertir el dinero que recibirán de Iberia por la ruptura del compromiso inicial —75 millones de euros— en capitalizar Air Europa, de tal forma que eludirían en un primer momento la necesidad de que el Gobierno convirtiese el préstamo participativo (240 millones de los 475 totales) en acciones. Así, la familia retendría una parte muy significativa de la propiedad, que venderían más adelante a un precio predeterminado, cuando la industria aérea se recupere de la pandemia. Una mejoría que no se espera hasta al menos 2024, un año después de lo previsto inicialmente en el plan de negocio, debido al impacto continuado del covid-19.

Con el propósito de llegar a un acuerdo de mínimos el próximo 31 de enero como muy tarde, tal y como anunciaron en diciembre, IAG, Globalia y varios miembros del Gobierno mantuvieron ayer varias reuniones. Miguel Ángel Sánchez, director general financiero del 'holding' turístico, representó a la familia pese a las últimas declaraciones del fundador, Pepe Hidalgo, al que le gustaría continuar en solitario para no malvender ahora la compañía que creó. Su hijo Javier, que lleva más de dos meses en Los Ángeles, también intervino en las negociaciones y coincide con su padre en la idea de eludir si es posible que el Estado entre en el accionariado.

Foto: EC.

Una de las alternativas que están barajando las partes es que la SEPI convierta parte del préstamo participativo en acciones sin derecho de voto, tipo B, de tal forma que la deuda no compute directamente como pasivo. Porque el objetivo principal del Gobierno es recuperar los 475 millones prestados, no ganar dinero con la ayuda concedida a los Hidalgo. Air Europa no tiene que empezar a devolver el principal de ambos préstamos hasta marzo de 2024, ya que hasta ese momento solo tiene que abonar intereses.

Aunque Air Europa no tiene que hacer frente a estas obligaciones hasta dentro de dos años, la compañía acumula un agujero patrimonial de más de 600 millones de euros. Un roto que deberá solucionar a partir del próximo junio, fecha en que expira la moratoria del Gobierno para que las compañías afectadas por el covid no presenten concurso de acreedores o entren en causa de disolución. A partir de ese momento, la aerolínea dispondría de seis meses para reparar los fondos propios. Por ello, todas las opciones siguen abiertas en unas negociaciones contrarreloj.

Las conversaciones entre International Airlines Group (IAG) y Globalia para la adquisición de Air Europa por parte de Iberia continuaron este lunes, tal y como estaba previsto y a pesar de las declaraciones de Juan José Hidalgo a El Confidencial en las que afirmó que “mi compañía [de la que es máximo accionista] no se troceará”. Según fuentes próximas a las negociaciones, los responsables del grupo hispano británico y los del grupo turístico están explorando una opción que evite la entrada del Estado en el capital, una puerta que abrió la ministra de Economía, Nadia Calviño, el pasado 14 de enero en declaraciones a la agencia Bloomberg.

Air Europa Juan José Hidalgo SEPI IAG Globalia Aerolíneas
El redactor recomienda