Es noticia
Menú
Calviño rechaza un regreso "sin más" a las reglas fiscales prepandemia
  1. Economía
Primer debate del año

Calviño rechaza un regreso "sin más" a las reglas fiscales prepandemia

La vicepresidenta del Gobierno rechaza una vuelta a la vieja normalidad fiscal y pide cambios sustanciales, aunque muchos Estados miembros se siguen oponiendo

Foto: La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Los ministros de Finanzas de la eurozona han abordado este lunes el primer debate del año sobre la reforma de las normas fiscales de la Unión Europea mostrando las profundas diferencias que siguen existiendo entre los distintos Estados miembros en un debate fundamental, en el que muchas capitales querrían avanzar todo lo posible antes de que finalice el año. Ante aquellos países que creen que solamente debería haber cambios menores, Nadia Calviño, vicepresidenta del Gobierno, ha rechazado una vuelta a la vieja normalidad fiscal.

“No tiene sentido aplicar las reglas fiscales prepandemia sin más”, ha señalado la española, presente en el primer Eurogrupo del año celebrado en Bruselas. España, junto con países como Francia o Italia, solicita un cambio integral, con modificaciones como que las inversiones en transformación digital y verde no computen como déficit presupuestario. Según el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, las capitales deben mantener su déficit por debajo del 3% y su deuda pública no debe superar el 60% del PIB. Este segundo punto es otro de los disputados, con muchas capitales solicitando un aumento en ese techo.

Foto: La vicepresidenta primera, Nadia Calviño. (EFE/Emilio Naranjo)

Opina lo mismo el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), nido de halcones ortodoxos, dirigido por uno de los más famosos, Klaus Regling, cuyos expertos recomendaron aumentar ese límite hasta el 100%, provocando un fuerte y agresivo debate interno entre académicos y expertos alemanes. Unos señalan que la regla es estúpida porque ya nadie la cumple, y otros aseguran que si se aumenta al 100%, los Estados endeudados tendrán todavía menos presión para volver al buen redil.

Francia está cada vez más impaciente. Con unas elecciones en abril y una presidencia rotatoria del Consejo de la UE que corre hasta el próximo mes de julio, París quiere dejar este debate encaminado, especialmente teniendo en cuenta que el tiempo se agota: la previsión es que las reglas fiscales, suspendidas en primavera de 2020 para hacer frente a la pandemia, se reactiven en 2023. Y ninguno de los países que están impulsando una reforma ambiciosa quiere que estas vuelvan a aplicarse sin matices.

Otros, como Austria, insisten en el discurso de la ortodoxia fiscal. Magnus Brunner, ministro austriaco, ha propuesto la creación de un grupo de “Estados de la responsabilidad”, incluyendo a los llamados 'frugales', junto a los checos, alemanes y los bálticos, para seguir persiguiendo ese objetivo de la “prudencia fiscal”. La nueva ministra de Finanzas holandesa, la europeísta liberal Sigrid Kaag, se ha desmarcado de la etiqueta de los 'frugales' que su propio país promovió durante los debates del presupuesto europeo y de la creación del fondo de recuperación.

Foto: La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, conversa con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián. (EFE/Emilio Naranjo)

Además, Calviño ha asegurado que la Comisión Europea ha hecho una “valoración preliminar” positiva sobre la reforma laboral acordada por el Gobierno con los actores sociales. “Se trata de una reforma equilibrada, resultado de un intenso y largo proceso de negociación con los representantes empresariales y de los trabajadores. Esperamos que se produzca esa convalidación en el Parlamento las próximas semanas”, ha señalado en una rueda de prensa en Bruselas.

Retirada de las ayudas

Los ministros de Finanzas han discutido también sobre cómo y cuándo retirar las ayudas a las empresas. Esta cuestión ha preocupado a la Comisión Europea desde el primer momento de la pandemia. En una entrevista con El Confidencial en abril de 2020, Margrethe Vestager, vicepresidenta de la Comisión a cargo de Competencia, ya avisaba entonces: "Rescatar las empresas con dinero del contribuyente debe ser temporal".

Pero el Ejecutivo comunitario insistía en que tampoco había que levantar el pie del acelerador demasiado rápido. Esa visión de un delicado equilibrio, en el que levantar demasiado rápido las ayudas puede provocar la caída de muchas, y mantenerlas mucho más tiempo puede generar la proliferación de las llamadas 'empresas zombi', queda visible en el documento de reflexión que la Comisión ha utilizado durante la reunión de ministros de este lunes.

Foto: La presidente de la Comisión, Ursula von der Leyen. (Reuters/Virginia Mayo)

“El apoyo debe eliminarse gradualmente teniendo en cuenta la evolución de la pandemia y la situación económica, y hacerse más selectivo y menos basado en instrumentos de deuda”, señala. La clave es el 'gradualmente'. El Ejecutivo comunitario subraya que es fundamental que la retirada “no sea abrupta y generalizada para evitar quiebras que, si son de gran escala y magnitud, pondrían en riesgo una recuperación sostenida”.

“La Comisión no ha llamado a una retirada de las medidas, sino a que progresivamente se vayan enfocando cada vez más en aquellos sectores y aquellas empresas que verdaderamente lo necesiten. En definitiva, que se vayan adaptando a la evolución de la pandemia, cosa que nosotros hemos venido haciendo”, ha asegurado Calviño.

Los ministros de Finanzas de la eurozona han abordado este lunes el primer debate del año sobre la reforma de las normas fiscales de la Unión Europea mostrando las profundas diferencias que siguen existiendo entre los distintos Estados miembros en un debate fundamental, en el que muchas capitales querrían avanzar todo lo posible antes de que finalice el año. Ante aquellos países que creen que solamente debería haber cambios menores, Nadia Calviño, vicepresidenta del Gobierno, ha rechazado una vuelta a la vieja normalidad fiscal.

Reforma laboral Nadia Calviño Eurogrupo Unión Europea
El redactor recomienda