El MEDE sugiere elevar del 60 al 100% del PIB el tope de deuda en las reglas fiscales
  1. Economía
MANTIENE EL DÉFICIT EN EL 3%

El MEDE sugiere elevar del 60 al 100% del PIB el tope de deuda en las reglas fiscales

Según el fondo de rescate, insistir en el límite del 60% de deuda implicaría realizar "esfuerzos poco realistas" para reducirla durante los próximos 20 años

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

El Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) sugiere elevar del 60 al 100% del PIB el nivel máximo de deuda pública fijado por las reglas comunitarias de disciplina fiscal y combinarlo con una norma que limite el gasto público para garantizar la sostenibilidad presupuestaria.

En un documento de discusión publicado de cara a la revisión de estas normas, los economistas del fondo de rescate de la eurozona argumentan que, en el contexto actual, insistir en el límite del 60% de deuda implicaría realizar "esfuerzos poco realistas" para reducirla durante los próximos 20 años.

La Comisión Europea reabrió la semana pasada el debate sobre la reforma de las normas de disciplina presupuestaria de la Unión Europea, que exigen que el déficit público no supere el 3% del PIB y la deuda no rebase el 60%, fijan el ritmo para reducir el desfase si se sobrepasan y prevén incluso sanciones si no se corrige el desvío.

Foto: Nadia Calviño, vicepresidenta económica del Gobierno, junto a Valdis Dombrovskis, vicepresidente ejecutivo de la Comisión. (Reuters)

La revisión se retoma después de que el covid-19 obligase a suspender estas reglas y de que el gasto para responder a la pandemia haya elevado la deuda media en la eurozona a casi el 100% del PIB, abocando a una reducción que deberá conciliarse con el incremento de las inversiones en la transición ecológica, según la Comisión.

La propuesta del MEDE para reformar estas reglas pasa por mantener el tope de déficit en el 3% del PIB, elevar el nivel de referencia de la deuda al 100% e incorporar una regla que fije un techo de gasto público acorde al nivel de crecimiento cada año.

Sus economistas reconocen que la alta deuda tras la pandemia podría suponer una carga para los presupuestos, pero argumentan que los bajos tipos de interés actuales hacen que su coste sea manejable y que "niveles más altos de déficit y deuda sean tolerables para los mercados". "Dados los niveles actuales de deuda, el valor del 100% es un objetivo más realista, próximo a la media actual de la eurozona, como lo era el 60% cuando se adoptó" en los años 90, apuntan.

Foto: Mathias Cormann, secretario general de la OCDE. (Reuters)

Proponen, además, combinar esta ancla de deuda con una nueva norma que fijaría un techo anual de gasto público, que no podría ser superior a la tasa de crecimiento potencial del país. Este techo sustituiría a las metas de déficit estructural que se fijan ahora, y podría elevarse cuando los países tengan falta de inversión o bajarse cuando haya un exceso de deuda para ayudar a reconducirla.

Cuando superen el 100% de deuda pública, los países tendrían que reducir el excedente en un veinteavo de su volumen cada año —el mismo ritmo que las normas actuales— salvo en circunstancias excepcionales, como una recesión o si hay un "agujero de inversión productiva".

Rebasar el 3% de déficit, saltarse el techo de gasto o desviarse del ajuste de deuda podría conllevar la apertura de un procedimiento por déficit excesivo, según la propuesta del MEDE, que busca también simplificar las normas.

El fondo pide llegar "cuanto antes" a un acuerdo sobre las nuevas reglas, pero advierte de que podría ser necesario un "periodo transitorio" para volver a aplicarlas —lo que está previsto para 2023— dada la "incertidumbre" económica. Un ajuste fiscal repentino, advierte, podría minar el crecimiento y generar efectos adversos en el sistema financiero.

PIB Eurozona Comisión Europea
El redactor recomienda