Es noticia
Bruselas propone impuestos europeos para ingresar hasta 17.000 millones al año
  1. Economía
MÁS RECURSOS PROPIOS

Bruselas propone impuestos europeos para ingresar hasta 17.000 millones al año

La Comisión Europea ha pedido nuevos impuestos europeos por valor de 17.000 millones anuales, pero necesitará el apoyo unánime de los Estados miembros, que son escépticos

Foto: La presidente de la Comisión, Ursula von der Leyen. (Reuters/Virginia Mayo)
La presidente de la Comisión, Ursula von der Leyen. (Reuters/Virginia Mayo)

Cuando se anunció la creación de un Fondo de Recuperación de 140.000 millones de euros para reactivar la economía europea tras la pandemia, y que se financiaría con deuda europea conjunta, la pregunta que muchos se hicieron fue: ¿y quién va a pagarlo? En la Comisión Europea ya se preparaban entonces para dar respuesta a esa pregunta. Esta era la mejor parte de la creación del Fondo: con nuevos impuestos europeos que irían directamente al presupuesto europeo. O al menos eso quiere el Ejecutivo comunitario.

Este miércoles Bruselas ha presentado su propuesta para una nueva generación de recursos propios, un eufemismo utilizado en la capital comunitaria para referirse a los impuestos europeos. Son tres nuevas vías de ingreso que irán a desembocar al presupuesto europeo y servirán, asegura la Comisión, para devolver la deuda adquirida para financiar el Fondo de Recuperación. La primera vía de ingreso será el sistema de comercio de derechos de emisión, conocido por sus siglas en inglés, ETS. El segundo, la tasa de carbono en frontera que la Comisión quiere imponer. Y la tercera vía vendría del primer pilar del acuerdo global de la OCDE.

Foto: Una reunión de la OCDE, en 2019. (EFE)

Se trata de una propuesta, y eso significa que entre los deseos de Bruselas y la realidad final suele haber un camino muy largo. Para poner en marcha estos nuevos impuestos, lo primero que necesitaría la Comisión es enmendar la decisión de recursos propios, y para eso necesita el apoyo unánime de todos los países de la Unión Europea, que suelen ser muy celosos respecto a la creación de nuevos impuestos europeos. Además, la Comisión necesitaría una modificación del reglamento sobre el actual presupuesto, conocido como marco financiero plurianual (MFP), que cubre el periodo 2021-2027, para lo que también requeriría la unanimidad de los Veintisiete tras el visto bueno de la Eurocámara.

Pagar el Fondo de Recuperación

Los cálculos que hace la Comisión Europea arrojan que una vez puestas en marcha todas estas nuevas vías de ingreso el presupuesto de la Unión Europea recibiría unos 17.000 millones de euros al año, un ritmo de crucero que se podría alcanzar entre 2026 y 2030. A ese ritmo se podría financiar con estos nuevos impuestos europeos dos tercios del Fondo de Recuperación. Para el tercio restante se presentará una propuesta más adelante.

La idea de aumentar los recursos propios no es popular en muchas capitales. Son los Estados miembros, y no la Comisión, los que tienen que cobrar impuestos. La idea de que desde Bruselas se gestione parte de la fiscalidad de lo que podría corresponder a las capitales no es muy popular. Pero va a haber que pagar la deuda con la que se ha financiado el Fondo de Recuperación, y solamente habrá dos maneras: o bien se crean nuevos impuestos europeos que engorden el presupuesto de la Unión para pagar la deuda, o bien en el próximo marco financiero plurianual, que comienza a partir de 2027, los Estados miembros tendrán que pagar contribuciones mucho más altas. Hay una tercera opción, que es la que genera temor en Bruselas: que en vez de que las capitales paguen más contribuciones el presupuesto de la UE se haga más pequeño para utilizar lo restante para pagar la deuda.

Si no hay acuerdo, los Estados miembros tendrán que devolver las subvenciones con contribuciones adicionales basadas en su PIB

Bruselas confía en que los Estados miembros vean que lo que más les interesa es la primera de las opciones. "Si no hay acuerdo, los Estados miembros tendrán que devolver las subvenciones con contribuciones adicionales basadas en su PIB. A todo el mundo le interesa introducir estos nuevos recursos, porque todos los países se benefician", ha señalado Johannes Hahn, comisario de Presupuestos, sabiendo bien que otra opción es que las capitales adelgacen el presupuesto para pagar la deuda.

La mayoría de los ingresos anuales, según la propuesta de la Comisión, provendrían del mercado de derecho de emisiones de CO₂: el presupuesto común recibiría el 25% de los ingresos anuales, lo que representaría unos 12.000 millones al año, según Bruselas. Del mecanismo de ajuste en frontera, conocido como CBAM por sus siglas en inglés, la mayoría de ingresos, el 75%, irían a parar al presupuesto europeo, representando unos 1.000 millones anuales. De los ingresos del primer pilar del acuerdo de la OCDE para ajustar la fiscalidad para las grandes multinacionales, para cuya implementación presentará la Comisión una propuesta en 2022, un 15% iría a las arcas de la Unión, representando entre 2.500 y 4.000 millones de euros al año.

Comisión Europea Unión Europea Pandemia Presupuestos europeos
El redactor recomienda