Es noticia
Menú
Abel Matutes y el hermano de Pepe Hidalgo dimiten del consejo de Globalia
  1. Empresas
PÉRDIDAS MILLONARIAS DE 2020

Abel Matutes y el hermano de Pepe Hidalgo dimiten del consejo de Globalia

Cambios de calado en el consejo de administración de Globalia, la corporación turística de la familia Hidalgo, en el momento más delicado de la historia del grupo

Foto: Abel Matutes. (EFE/Sergio Cañizares)
Abel Matutes. (EFE/Sergio Cañizares)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Cambios de calado en el consejo de administración de Globalia, la corporación turística de la familia Hidalgo, en el momento más delicado de la historia del grupo. Según han confirmado fuentes oficiales, Abel Matutes Prats, dueño de Fiesta Hoteles y propietario del 5% del capital, ha abandonado su siento en el órgano de gobierno después de siete años de inversión. Asimismo, Juan Antonio Hidalgo, hermano de Pepe Hidalgo, el patriarca de la familia, ha dejado el consejo del 'holding', del que es propietario del 9% de las acciones.

Las dimisiones se produjeron a finales de noviembre, según las mismas fuentes, después de someter a aprobación las cuentas de Globalia en 2020. Un ejercicio afectado con crudeza por el impacto del covid-19, que obligó a la compañía a cerrar los hoteles, las agencias de viajes y tener en tierra los aviones de Air Europa durante buena parte del curso. Una situación tan extraordinaria como dramática que se ha traducido en unas pérdidas próximas a los 500 millones de euros.

Otras fuentes indican que tanto Abel Matutes Prats, socio de la cadena de restaurantes Tatel, como Juan Antonio Hidalgo ya habían comunicado meses atrás su intención a Pepe Hidalgo, el fundador de la multinacional turística. Pero han esperado hasta finales de 2021 para poder supervisar las cuentas del 'holding'. Fuentes próximas a la familia Matutes explican su decisión para “priorizar” los consejos de sociedades que son estratégicas para Fiesta Hoteles, que también ha sufrido los efectos de la pandemia. Prueba de ello es que la compañía mallorquina ha duplicado su deuda, hasta los 250 millones.

Foto: Foto: Reuters.

Las salidas de ambos se producen después de que Javier Hidalgo, el designado como sucesor de la familia, dimitiese como consejero delegado el pasado mes de abril, poco después de que Globalia firmase el segundo contrato de compraventa de Air Europa a Iberia. Un pacto, negociado directamente por Javier, que reducía el precio de la operación a 500 millones, la mitad de lo acordado en un principio, y que ahora ha tenido que ser revisado nuevamente al incumplirse las condiciones para rubricar la transacción.

Tras estas dimisiones, el 31% del capital ya no tiene representación en el consejo, situación inaudita, ya que al 5% de Matutes y al 9% de Juan Antonio Hidalgo hay que sumar el 17% que fue adquiriendo Javier Hidalgo tras su vuelta al 'holding' familiar en 2018. Los tres mantienen de momento sus participaciones.

Ahora, el órgano de gobierno de Globalia queda reducido a apenas tres personas: el citado Pepe Hidalgo y sus dos hijas, Cristina y Maria José Hidalgo Gutiérrez. Los tres deben de afrontar decisiones de gran trascendencia debido al nuevo impacto de ómicron, la última variante del covid-19, que ha provocado otro frenazo inesperado en la recuperación del turismo.

Foto: Villa de París.

Entre otras cuestiones, lo que queda de la familia tendrá que decidir qué hace con Air Europa, que se ha dado de tiempo hasta el 31 de enero para negociar una nueva fusión con Iberia que pueda ser aprobada por la Comisión Europea. En caso de no llegar a un acuerdo, Pepe Hidalgo y sus dos hijas tendrán que buscar otro socio de viaje para recapitalizar la aerolínea, que en los dos últimos ejercicios, incluido el de 2021, va a acumular pérdidas de entre 650 y 700 millones.

Globalia fue hasta 2019 el gran 'holding' turístico español, con una facturación próxima a los 4.000 millones de euros. Pero la aparición del covid-19 ha provocado un desplome sin precedentes de la cifra de negocio y unas pérdidas en 2020 de más de 500 millones de euros, que este año oscilarán entre los 250 y los 300 millones. La compañía, que llegó a alcanzar una valoración previa a la pandemia de al menos 1.500 millones, tiene hoy fondos propios negativos, lo que, sin la moratoria aprobada por el Gobierno para las empresas en crisis, que le exime de presentar concurso de acreedores, la situaría en causa de disolución.

Un escenario que Hidalgo, de 80 años, descarta totalmente. Confía en darle la vuelta a la situación si la economía recupera, al fin en 2022, el viento de cola anterior al covid-19.

Cambios de calado en el consejo de administración de Globalia, la corporación turística de la familia Hidalgo, en el momento más delicado de la historia del grupo. Según han confirmado fuentes oficiales, Abel Matutes Prats, dueño de Fiesta Hoteles y propietario del 5% del capital, ha abandonado su siento en el órgano de gobierno después de siete años de inversión. Asimismo, Juan Antonio Hidalgo, hermano de Pepe Hidalgo, el patriarca de la familia, ha dejado el consejo del 'holding', del que es propietario del 9% de las acciones.

Globalia Abel Matutes Air Europa Juan José Hidalgo
El redactor recomienda