Es noticia
Menú
Varapalo arancelario a la industria eólica española con el apoyo de Siemens Gamesa, Vestas y GE
  1. Empresas
Malestar en el sector con el Gobierno

Varapalo arancelario a la industria eólica española con el apoyo de Siemens Gamesa, Vestas y GE

Bruselas aprueba aranceles mínimos a los proveedores de torres eólicas chinas pese a admitir debilidad financiera y depreciación en los últimos años de fabricantes españoles como Windar o GRI (Grupo Gestamp)

Foto: La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen. (Reuters)
La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen. (Reuters)

La Comisión Europea ha aprobado unos aranceles mínimos para los fabricantes chinos de torres de acero para aerogeneradores por competencia desleal ('dumping', en la jerga económica). Según el dictamen firmado por Úrsula Von Der Leyen, las importaciones del gigante asiático tendrán una tasa que va del 7,2% al 19,2% (Ver Cuadro), frente al 60% de producción por debajo de coste que denuncian las empresas.

Este nivel de tasas no limita la competencia para la industria eólica europea, cuyos productores de torres más destacados están en España, que genera 3.000 puestos de trabajo. Mientras las firmas chinas tendrán un pequeño encarecimiento de costes, compañías destacadas en territorio nacional como Windar, GRI (Grupo Gestamp) o Haizea Wind Group (Tecnoaranda) sufrirán un arancel en EEUU del 73%, lo que supone de facto expulsarles de uno de los mercados con mayor potencial del mundo.

placeholder Aranceles a principales proveedores chinos de torres eólicas de acero. (Fuente: Comisión Europea)
Aranceles a principales proveedores chinos de torres eólicas de acero. (Fuente: Comisión Europea)

Siemens Gamesa ha denunciado al Gobierno de EEUU por la situación de la industria eólica española en el país americano. En el caso europeo, la propia Siemens Gamesa, Vestas y GE (General Electric), principales compradores de torres eólicas del mundo, se han personado ante la Comisión Europea para tratar de evitar que se impusiera salvaguarda alguna a los productores chinos. En ambos casos la firma se ha posicionado a favor del libre comercio sin barreras arancelarias.

Las tres grandes compañías han bombardeado con argumentos al regulador comunitario intentando convencerle de que no implantara aranceles a los proveedores asiáticos. Entre sus argumentos, destacan ideas como que las nuevas tasas redundarán en un mayor precio de la electricidad, justo en un momento en que la luz está disparada en el Viejo Continente con precios récord, razón por la cual se destruiría más empleo del que se quiere proteger.

La Comisión Europea puede haber tenido en cuenta los argumentos de las empresas, interesadas en tener el mayor número de proveedores a bajos costes, pero reconoce que las empresas europeas, y concretamente las españolas, viene reduciendo su rentabilidad en los últimos años debido, en parte, al 'dumping'.

Foto: Andreas Nauen, nuevo CEO de Siemens Gamesa.

Según detalla Bruselas, la rentabilidad de estos fabricantes pasó de ser un 3,6% en 2017 a un 1,1% en 2018 para caer al -4,5% en 2019 y -1,4% en 2020, cuando más competencia han sufrido de las compañías estatales chinas que exportan a Europa.

"El hecho de que Windar no pudiera distribuir dividendos a sus accionistas, lo cual fue resultado de la reducción de los beneficios, y de que tuviera que recurrir a créditos bancarios para realizar inversiones, como se ha mencionado, dejaba patente que ya se encontraban en una situación financiera frágil. Naturalmente, los créditos bancarios acarrearon costes adicionales en forma de intereses pagaderos, que también habrán sido más elevados que si Windar hubiese tenido mayor solvencia financiera", desvela el dictamen de la Comisión Europea sobre la compañía asturiana, controlada por Grupo Daniel Alonso. Windar está inmersa actualmente en un proceso de salida a bolsa, según avanzó El Confidencial en junio.

Pese a lo anterior, los grandes constructores de aerogeneradores trataron de convencer a Bruselas de que la situación de perjuicio de los fabricantes de torres para los molinos eólicos se debe a razones que no tienen que ver con el 'dumping' chino. Siemens Gamesa advirtió al Gobierno comunitario de que "la apertura de nuevas instalaciones más modernas de torres eólicas de acero en la UE había causado un perjuicio a los productores de la Unión, pues había provocado el cierre de otras instalaciones de producción (más antiguas) de torres eólicas de acero de la UE".

Foto: Imagen de archivo del puerto de Avilés con material fabricado por Windar. (EFE)

La firma hispanogermana, que posee un 32% de Windar, afeó a la comisión que "no había abordado en suficiente medida la competencia internacional resultante de la apertura en España de GRI Sevilla en 2017 y de Haizea Bilbao en 2018, y la apertura de Windar France en 2020". "Según SGRE (Siemens Gamesa Renewable Energy), a raíz de la apertura de Windar France (situada favorablemente en la costa), la instalación de Windar en Olazagutía, España (situado en una ubicación desfavorable 100 km tierra adentro) quedó sin utilidad, lo que provocó su cierre en 2019", añade la firma dirigida por Andreas Nauen, quien también ha cerrado fábricas en España y abierto en otros países con costes de producción más bajos como Portugal.

No es la única aseveración que hizo la cotizada en el Ibex-35 sobre los productores de torres españoles. Sobre GRI (Grupo Gestamp), Siemens Gamesa señaló que "el aumento de la depreciación de GRI como una causa de perjuicio", a lo que Bruselas añade que "la investigación constató que la depreciación de GRI se ajustaba a las normas contables nacionales e internacionales aplicables" y que "no había un nexo causal establecido entre las importaciones objeto de 'dumping' procedentes de China y el perjuicio importante sufrido por la industria de la Unión en general".

Malestar con el Gobierno por la falta de apoyo

Con esta situación, los productores de torres eólicas españolas padecen un doble perjuicio. Mientras sufren unos aranceles del 73% en EEUU, uno de sus principales mercados, se ven amenazados por la competencia china, cuyas empresas más destacadas tendrán unas tasas de entre el 7% y el 11%, frente al 'dumping' del 60% que denuncian las empresas.

Esto ha generado malestar entre las empresas, que creen que el Gobierno no les ha apoyado lo suficiente. Según señalan fuentes próximas a las compañías al tanto de la situación arancelaria, solo el diputado de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Joan Capdevila i Esteve, ha salido en defensa de estas compañías pese a que el grueso de la producción está en diferentes regiones fuera de Cataluña.

Capdevila denunciaba la pasividad del Ejecutivo en una Proposición no de Ley: "resulta alarmante la falta de implicación y reacción, por parte del gobierno del Estado español, en las diferentes medidas que se están tomando a nivel internacional y que afectan directamente a la industria renovable".

ERC denuncia la pasividad del Ejecutivo: "resulta alarmante la falta de implicación y reacción por parte del gobierno del Estado español"

El diputado de ERC advertía que "la industria de la fabricación de torres de acero para aerogeneradores en el estado Español supone el 50% de las ventas de torres de toda la Unión Europea. A su vez, es una industria que fija población en territorios, conduce a la creación de más de 3.000 puestos de empleo y contribuye en la consecución de los objetivos marcados en cuanto a un nuevo modelo energético".

"En los últimos años, debido a las diferentes decisiones tomadas a nivel internacional y a la competencia desleal (dumping), la industria se ha visto gravemente afectada. El cierre de una planta de producción en Navarra es el claro ejemplo de las consecuencias que pueden afectar al resto de plantas de producción situadas en el Estado, si no se toman medidas", explica el diputado.

El político republicano concluía alertando de que "en la actualidad, la realidad del mercado evidencia un caso claro de 'dumping' proveniente de las importaciones de estas torres desde China, llegando a haber ventas hasta un 60% por debajo de su precio de producción. Esto no solo afecta al mercado industrial y a los puestos de trabajo, sino que además influye directamente en el número de emisiones que tendrán los futuros parques de energías renovables que se desarrollen". Pese a los esfuerzos de ERC en este sentido, la industria seguirá sufriendo la expulsión del mercado estadounidense y la competencia china en Europa, principales mercados a los que se dirigen sus productos.

La Comisión Europea ha aprobado unos aranceles mínimos para los fabricantes chinos de torres de acero para aerogeneradores por competencia desleal ('dumping', en la jerga económica). Según el dictamen firmado por Úrsula Von Der Leyen, las importaciones del gigante asiático tendrán una tasa que va del 7,2% al 19,2% (Ver Cuadro), frente al 60% de producción por debajo de coste que denuncian las empresas.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Unión Europea Comisión Europea Importaciones Ursula von der Leyen Ibex 35 Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda