Servihabitat gira hacia la gestión urbanística para regar el mercado de suelo finalista
  1. Empresas
previsión de crecimiento del 15%

Servihabitat gira hacia la gestión urbanística para regar el mercado de suelo finalista

El 'servicer' de Lone Star y CaixaBank ha disparado un 30% la plantilla de gestión urbanística con la vista puesta en sacar al mercado suelos listos para empezar a construir

Foto: Ernesto Tarazona, director de desarrollo de REO y venta mayorista de Servihabitat.
Ernesto Tarazona, director de desarrollo de REO y venta mayorista de Servihabitat.

Una década después, el suelo en gestión vuelve a ser apetitoso. La falta de terrenos sobre los que promover es uno de los principales argumentos que esgrimen los inmobiliarios para defender que, si realmente se quiere abaratar el acceso a la vivienda, es necesario sacar más hogares al mercado y, para conseguir esto, hace falta movilizar enormes bolsas de suelo sobre las que levantar nuevas casas.

Servihabitat, la inmobiliaria de Lone Star (80%) y CaixaBank (20%), está convencida de este razonamiento y ha dado un giro estratégico para concentrar esfuerzos en la gestión urbanística. "Queremos gestionar el suelo con la visión de poner más suelo en el mercado", explica Ernesto Tarazona, director de desarrollo de REO y venta mayorista.

Foto: Roberto Campos, director general de Avintia Inmobiliaria, y Juan Carrero, director de negocio inmobiliario. (Carmen Castellón)

La clara apuesta del grupo por este mercado ha llevado a la compañía a disparar un 30% el equipo de gestión urbanística durante el último año, hasta sumar un centenar de profesionales y con la idea de seguir ampliando la plantilla. Este movimiento cobra el doble de relevancia cuando se recuerda el crítico momento que vive el mercado laboral debido a la pandemia, crisis que llevó a la propia Servihabitat a aplicar el pasado ejercicio un ERTE (expediente de regulación temporal de empleo) durante un plazo de un mes.

La compañía cuenta con una cartera de 21 millones de metros cuadrados de terrenos, con capacidad para desarrollar 33.000 viviendas en los próximos cinco años. Para poner en contexto esta cifra, el año pasado se vendieron en toda España 80.000 hogares de obra nueva y los promotores aspiran a que el mercado se mueva entre las 130.000 y 150.000 viviendas anuales. "Es difícil encontrar jugadores tan importantes en el mercado de suelo y la gestión urbanística", subraya Tarazona.

placeholder Maqueta de una promoción de obra nueva.
Maqueta de una promoción de obra nueva.

El directivo destaca como una de las principales fortalezas de su compañía el estar presente en todas las comunidades autónomas y en más de 1.800 municipios, capilaridad que les permite un amplio conocimiento de este negocio. "El mercado del suelo es muy de micromercados y lo bueno que tenemos es que conocemos todos, porque contamos con 3.000 colaboradores repartidos por todo el país", añade.

Dentro de su apuesta por la gestión urbanística, Servihabitat confía en sumar 900 viviendas de obra nueva en los próximos tres años y, en paralelo, incrementar su cartera de terrenos bajo gestión entre un 5% y un 10% de aquí a 2022, crecimiento que vendrá, fundamentalmente, de Lone Star y CaixaBank, pero también de clientes más pequeños.

Cambio de escenario

Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, hace una década, el mercado del suelo se desplomó, lo que obligó a las entidades financieras a tener que provisionar los suelos rústicos adjudicados en balance al 95% y los urbanizables al 60% (algo así como hacerlos pasar de valer 100 a apenas cinco y 40).

Con esta resaca, las nuevas promotoras que crearon los fondos internacionales cuando empezó la recuperación, a partir de 2013-14, se centraron en suelos finalistas. A esto se han unido los enormes problemas de tramitación y licencias que han caracterizado al urbanismo español en los últimos años, lo que ha convertido este activo en bien escaso.

Foto: El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar

"La valoración del suelo ha caído todo lo que tenía que caer, pero ya es un mercado bastante normalizado", asegura Tarazona, quien niega la mayor de que el precio de los terrenos se vaya a resentir con fuerza en la actual crisis. "En los mercados locales está viéndose inversión en suelo", asegura.

El año pasado, a pesar del covid, Servihabitat cerró operaciones de suelo por un importe total de 200 millones de euros y, para este ejercicio, Tarazona asegura que deberían vender un 15% más. Además de sus clientes tradicionales, el directivo aspira a ser proveedor de soluciones para las administraciones públicas y reconoce que le "interesa mucho que haya colaboración público-privada".

Actualmente, el 24% de suelo que configura la cartera de Servihabitat tiene uso finalista, mientras que el otro 76% es en gestión.

Servihabitat Venta Lone Star Administraciones Públicas
El redactor recomienda