PROYECTO ESPARTA

Sareb ofrece a terceros los contratos de Haya, Solvia, Altamira y Servihabitat

El banco malo aprieta las tuercas a sus cuatro 'servicers': trocea sus carteras, las ofrece a terceros y les envía un mensaje de que bajen comisiones o se quedarán fuera

Foto: Jaime Echegoyen, presidente de Sareb. (EFE)
Jaime Echegoyen, presidente de Sareb. (EFE)

Sareb aprieta las tuercas a sus cuatro grandes gestores inmobiliarios. La sociedad presidida por Jaime Echegoyen ha decidido dar un toque de atención a Haya Real Estate (de Cerberus), Servihabitat (Lone Star), Solvia (Intrum) y Altamira (doValue), tras una primera ronda de ofertas por debajo de lo esperado por sus contratos de gestión, según fuentes del mercado consultadas por este medio.

De esta forma, el banco malo ha puesto recientemente en el mercado el contrato de gestión de los 34.000 millones en créditos e inmuebles que sigue teniendo en cartera, para lo que contrató a DC Advisory, como adelantó este medio. El objetivo es mejorar los resultados de Sareb y rebajar las cuantiosas comisiones que paga actualmente a estas compañías. Aunque a tenor de las primeras ofertas, no lo estaría logrando tanto como deseaba.

Por ello, Sareb y DC Advisory han decidido abrir el proceso —hasta ahora, solo estaban los cuatro pujando por las cuatro carteras— a nuevos competidores. Ya han sido contactadas firmas especializadas de mediano tamaño como Hipoges, Finsolutia y Copernicus, según las mismas fuentes. Junto a esta medida, Sareb habría lanzado un mensaje a Haya Real Estate, Servihabitat, Solvia y Altamira de que o mejoran sus ofertas o se quedarán sin contrato. De hecho, en el sector se da por hecho que de los cuatro seguirán solo dos o tres.

La sociedad semipública está barajando dividir algunos tramos de su cartera por geografías y dejar a solo dos gestores por zona, para así simplificar la gestión; internalizar la gestión y mantenimiento de algunos activos, como la promoción, y ceder algunas competencias a nuevos 'servicers' como la deuda judicializada.

Revolución para el sector

Este proceso de Sareb —conocido como Proyecto Esparta— está generando una revolución en el sector del 'servicing'. De hecho, fue uno de los motivos de que se paralizara la salida a bolsa de Haya Real Estate el año pasado, y lastra la posibilidad de que se venda de forma directa a un competidor.

El mayor mandato es el de Haya, con la deuda que en su día traspasó Bankia a Sareb, con un 37% del peso de la sociedad —con cifras de 2014—. Le siguen el de Altamira, que gestiona activos procedentes de Catalunya Banc, BMN y Caja 3, y que eran un 29% del total; el de Servihabitat, con un 19%, y créditos e inmuebles de NCG Banco, Liberbank y Banco de Valencia, y Solvia, con un 15% de Bankia (adjudicados), Banco Gallego y Ceiss.

Estas compañías cobraron el año pasado más de 200 millones de euros en comisiones de Sareb, en un contrato —Proyecto Íbero— que se diseñó más desde el punto de vista de reforzar el patrimonio de la sociedad que para conseguir los precios más competitivos.

El banco malo está insistiendo mucho en que las ofertas para gestionar sus activos rebajen el máximo las comisiones fijas que cobrarán los 'servicers' y se apueste por tasas ligadas a éxito.

El primer contrato de gestión que se cerrará es el procedente de Haya Real Estate, antes de final de año, mientras que los de Altamira, Solvia y Servihabitat se reasignarán a comienzos de 2020.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios