REORGANIZACIÓN

Sareb agita a sus socios: ofrece los contratos de Altamira, Servihabitat y Solvia a rivales

El banco malo baraja romper con dos años de antelación los contratos con Altamira, Servihabitat y Solvia, y les obliga a competir junto a Haya por mantener su negocio

Foto: Jaime Echegoyen, presidente de Sareb. (EFE)
Jaime Echegoyen, presidente de Sareb. (EFE)

Sareb rompe la baraja. El banco malo presidido por Jaime Echegoyen ha decidido ofrecer los contratos de Altamira (de doBank), Servihabitat (Lone Star) y Solvia (Intrum) a rivales con dos años de antelación, según fuentes financieras consultadas por El Confidencial.

Estos expiran a finales de 2021, aun así Sareb los va a poner en mercado ya. Estas plataformas inmobiliarias tendrán que pujar por renovar sus contratos con comisiones a la baja, al igual que está haciendo desde hace meses Haya Real Estate. De hecho, esta noticia supone un respaldo para la gestora inmobiliaria de Cerberus en pleno proceso de venta, ya que hará que los competidores por ganar su contrato tengan que centrarse en no perder el suyo.

Cambio de rumbo

Con esta decisión, Sareb busca culminar su cambio de rumbo iniciado hace unos meses, y que incluirá una reorganización de su cúpula, como ha adelantado este medio.

En caso de querer quitar negocio a Altamira, Servihabitat y Solvia, el banco malo tendría que compensar a los 'servicers', ya que tienen contrato hasta finales de 2021. El de Haya Real Estate concluye a finales de este ejercicio. Las cancelaciones anticipadas son algo contemplado en los contratos y ya asumido por la sociedad.

Con este volantazo, Echegoyen pone a competir a sus cuatro 'servicers' por la gestión de los 34.000 millones en créditos e inmuebles que sigue teniendo en cartera. Haya Real Estate, Altamira, Servihabitat y Solvia tendrán que presentar ofertas en los próximos meses, especificando el perímetro de activos que quieren gestionar y qué comisiones cobrarían por ello. El concurso está siendo dirigido por DC Advisory.

Con las ofertas sobre la mesa, Sareb decidirá, en primer lugar, qué hace con el contrato que expira de Haya Real Estate (toda la deuda procedente de Bankia), y si renegocia los otros tres contratos.

El mayor mandato es el de Haya, con la deuda que en su día traspasó Bankia a Sareb, con un 37% del peso de la sociedad —con cifras de 2014—. Le siguen el de Altamira, que gestiona activos procedentes de Catalunya Banc, BMN y Caja 3, y que eran un 29% del total; el de Servihabitat, con un 19%, y créditos e inmuebles de NCG Banco, Liberbank y Banco de Valencia, y Solvia, con un 15% de Bankia (adjudicados), Banco Gallego y Ceiss.

Algunos de los 'servicers' consultados por este medio señalan que negociarán con flexibilidad estas ofertas, aunque reclaman más concreción a Sareb en su nueva estrategia.

Estas compañías están jugándose mucho. El cambio de estrategia llega en un momento en que han cambiado de manos tres de las cuatro firmas, y está intentando la venta la cuarta. El año pasado se firmó la venta de Servihabitat —CaixaBank— a Lone Star; y se acordaron las de Solvia —Sabadell— a Intrum, cerrada recientemente, y la de Altamira —Apollo— a doBank, que se cerrará en unas semanas. La que está a la venta es Haya Real Estate, con Cerberus pendiente de que se aclare el panorama de Sareb para llegar a un acuerdo satisfactorio.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios