Sareb recurre la liquidación de Reyal y juega sus cartas para quedarse los mejores suelos
  1. Empresas
logra paralizar el proceso

Sareb recurre la liquidación de Reyal y juega sus cartas para quedarse los mejores suelos

La entidad ha presentado alegaciones al plan de liquidación y ha frenado el proceso al tiempo que ha conseguido ganarse el favor de algunos fondos para llevar la voz cantante en el sindicado

Foto: Sareb recurre la liquidación de Reyal y juega sus cartas para quedarse los mejores suelos
Sareb recurre la liquidación de Reyal y juega sus cartas para quedarse los mejores suelos

Los planes de Sareb para convertirse en una gran promotora pueden dar un paso de gigante con la liquidación de Reyal Urbis, un proceso que se inició oficialmente hace dos años, cuando los acreedores de la inmobiliaria, con el banco malo a la cabeza, tumbaron la propuesta de convenio presentada por Rafael Santamaría, por aquel entonces todavía presidente de la promotora.

Rápidamente, los fondos que habían adquirido a la banca el grueso de las deudas de Reyal contrataron a KPMG para intentar consensuar con Sareb un plan de liquidación exprés, objetivo que jamás se llegó a alcanzar.

Al contrario, las diferencias entre las dos partes fueron agrandándose, hasta el punto de que la entidad presidida por Jaime Echegoyen solicitó formalmente que se suspendiera la ejecución del plan de liquidación.

Foto: Reyal Urbis quedó abocada a la liquidación en junio. (EFE)

La Audiencia Provincial de Madrid dio la razón a Sareb en un auto de principios de febrero y, desde entonces, el proceso está paralizado a la espera de que se resuelvan las alegaciones presentadas por Sareb.

Con esta jugada, la entidad ha conseguido bloquear la venta a derribo de los activos de Reyal, que cuando fue definitivamente a la quiebra, en junio de 2017, contaba con un activo de 2.621 millones y un pasivo de 4.345 millones.

Intereses dispares

Detrás de este movimiento están los dispares intereses de las dos partes, ya que mientras que los fondos adquirieron a la banca sus posiciones con quitas medias del 80% y 90%, en el caso de Sareb estos préstamos están contabilizados al precio al que se lo traspasaron las entidades y, por tanto, frente a una operación rápida, en su caso, el interés está más en intentar maximizar el resultado.

Además, según apuntan fuentes del sector, Reyal cuenta con algunos suelos muy atractivos que encajan con la nueva apuesta promotora de Sareb, que podría aprovechar la liquidación de Reyal para intentar hacerse con interesantes terrenos que la permitan avanzar en su plan de convertirse en la inmobiliaria del país.

Foto: Jaime Echegoyen, presidente de Sareb. (EFE)

La postura de la entidad ha caído como una bomba en los despachos de los fondos, los cuales tampoco son un bloque unido. Al contrario, algunos han unido intereses con el banco malo en el sindicado bancario, un préstamo de 3.500 millones que es la piedra angular de todo este proceso.

Sareb tiene cerca de una quinta parte de este pasivo, cuya principal fortaleza consiste en que toda esta deuda tiene como garantía activos concretos. Por tanto, quien consiga controlar la mayoría de esta deuda estará en una posición privilegiada para decidir el reparto de estos activos.

Una voz cantante que Sareb está dispuesta a llevar aunque, por el momento, la próxima prueba de fuego estará en el pronunciamiento de la Audiencia Provincial de Madrid a las alegaciones del banco malo, hito que podría retrasarse hasta finales de año o principios del próximo, lo que juega en contra del deseo de los fondos de lograr una solución rápida.

Reyal Urbis Sareb Venta Deudas KPMG Rafael Santamaría Jaime Echegoyen Audiencia Provincial de Madrid
El redactor recomienda