Novo Banco encara su último intento para vender la filial en España antes de marzo
  1. Empresas
ASESORA DEUTSCHE BANK

Novo Banco encara su último intento para vender la filial en España antes de marzo

Lone Star sigue contemplando la venta completa o por unidades de negocio, con el asesoramiento de Deutsche Bank, una vez cerrado el acuerdo de la gestora con Trea

placeholder Foto: Sucursal de Novo Banco. (Reuters)
Sucursal de Novo Banco. (Reuters)

Novo Banco aspira a cerrar la venta de su negocio en España en el primer trimestre de 2021, una vez que ya ha alcanzado un acuerdo para traspasar la gestora de fondos a Trea. El proceso de venta arrancó hace más de medio año, y el objetivo pasa ahora por que se acabe en los próximos tres meses, con el hándicap de que el coronavirus ha limitado el apetito por la actividad crediticia del banco, enfocada hacia pequeñas y medianas empresas.

El banco alcanzó en diciembre un acuerdo para cerrar la venta, un año después, de la gestora española de fondos a Trea. Para ello, la entidad portuguesa aceptó una rebaja en el precio del 20%, que según fuentes del mercado se situaba inicialmente en torno a los 16 millones. La gestora cuenta con 600 millones bajo gestión entre fondos, planes de pensiones y sicavs, 200 millones más que al inicio de 2020, según la patronal Inverco.

Trea había amenazado con acudir a los tribunales, lo que enturbiaba el proceso de venta, que ahora queda despejado. Novo Banco cuenta ahora con dos principales vertientes, su cartera de crédito, principalmente a empresas, y sus activos gestionados en banca privada. El atractivo del primer segmento se ve afectado por el covid, ante las provisiones que podrían ser necesarias en los próximos meses por la potencial morosidad, mientras que el segundo ha despertado mayor interés en el mercado, aunque la salida de banqueros importantes y la propia venta de la gestora lo limitan.

Foto: Sede de Novo Banco en Lisboa. (Reuters)

Según la información distribuida por el banco a inversores, contaba con 1.600 millones en créditos y 1.900 millones en depósitos, concedidos a 24.700 clientes a través de una red de 10 oficinas con 180 empleados. De estos clientes, 640 son de banca privada —con activos por más de un millón— y 5.900, de banca personal —entre 150.000 euros y un millón—. El resto son principalmente pymes y empresas.

Según los datos que facilita Novo Banco a ‘Funds People’ para su 'ranking' anual de banca privada, al cierre de 2019 contaba con un patrimonio bajo gestión cercano a los 2.200 millones procedentes de este segmento. Esta cartera es la que más atrae en el mercado, aunque se han ido banqueros importantes como un equipo de tres profesionales que fichó en verano por Deutsche Bank, y que ya ha arrastrado tres sicavs.

Lone Star aún no ha decidido si vender el banco en bloque o intentar sacar mayor tajada por partes. En el primer caso, fuentes cercanas aseguran que hay tres entidades realizando una 'due diligence', dos españolas y una extranjera. Mientras que en el segundo, Andbank y Singular estudian realizar una oferta por la cartera de banca privada. Asimismo, según fuentes del mercado, Novo Banco ha sondeado a varias entidades la posibilidad de vender 'packs' de oficinas, dividiendo así el negocio por zonas en vez de por segmentos.

placeholder Fachada de una oficina de Novo Banco. (Reuters)
Fachada de una oficina de Novo Banco. (Reuters)

La intervención de Banco Espírito Santo se produjo en 2014, dividiendo el grupo en un banco malo y en una entidad vendida a Lone Star. El grupo no desglosa los resultados que genera la filial española, aunque según fuentes del mercado no ha producido ni ganancias significativas ni problemas a la dirección en Lisboa. Los ingresos por intereses y comisiones se han reducido de 150 a 55 millones entre 2014 y 2019, mientras que los gastos se han contenido desde 65 a 40 millones.

En 2020, entre enero y septiembre, generó ingresos por valor de 36 millones, mientras que los costes se situaron en 22,6 millones. El banco intentó hacer más eficiente la filial española a base de recortar la plantilla, con un expediente de regulación de empleo (ERE) de 50 personas, casi el 20% de la plantilla, en 2019, así como la venta de un paquete de créditos improductivos valorados en 200 millones.

Novo Banco Banca privada Lone Star
El redactor recomienda