SUBASTA TRES VIVIENDAS EN MADRID

Novo Banco reclama 24 M a Ignacio Silva, 'suegro' de Richard Gere

Para poder cobrar dicha deuda, el banco recurrió a la Justicia, y el Juzgado de Primera Instancia número 31 de Madrid ha iniciado un procedimiento de ejecución hipotecaria

Foto: El presidente de la Fundación RAISS, el actor estadounidense Richard Gere (i), junto a su mujer, Alejandra Silva (c). (EFE)
El presidente de la Fundación RAISS, el actor estadounidense Richard Gere (i), junto a su mujer, Alejandra Silva (c). (EFE)
Adelantado en

El Boletín Oficial del Estado (BOE) de este lunes trae malas noticias para Ignacio Silva Botas, el que fuera vicepresidente económico del Real Madrid durante la presidencia de Lorenzo Sanz entre los años 1995 y 2000 y en la diana informativa en los últimos años por el matrimonio de su hija, Alejandra Silva, con el actor estadounidense Richard Gere.

Novo Banco, entidad nacida en 2014 sobre las cenizas del Banco Espirito Santo (BES), le reclama casi 24 millones de euros, para cuyo cobro ha instado la subasta pública de varias propiedades a su nombre y de una de sus compañías, Agropecuaria Madrigal, dedicada a la producción agrícola y ganadera.

Para poder cobrar dicha deuda, el banco recurrió a la Justicia, y el Juzgado de Primera Instancia número 31 de Madrid ha iniciado un procedimiento de ejecución hipotecaria que culminará en la subasta de varias de sus propiedades para poder saldar dicha deuda. Entre ellas, se encuentran dos viviendas en el centro de Madrid y una en el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón, así como varias fincas en Villarejo de Montalbán y Carpio de Tajo (Toledo).

Dos viviendas en el centro de Madrid y una en el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón, así como varias fincas rústicas

La primera de estas propiedades, que se subastan por lotes, es una vivienda abuhardillada situada en el número 43 de la calle Velázquez, que sale a subasta con un precio mínimo de licitación de 1.245.450,46 euros. Para poder pujar, es necesario realizar un depósito de 62.272 euros. La vivienda en cuestión fue adquirida en marzo de 2007 por Ignacio Silva y dispone de una superficie de casi 120 metros y el uso privativo de una terraza.

La vivienda fue hipotecada a favor, precisamente, de Banco Espirito Santo y sobre esta propiedad existen, además, varias anotaciones preventivas de embargo. Una a favor de un abogado, Javier Guisasola Arnaiz, quien reclama 30.000 euros, más 9.000 en costas, y otra de casi 150.000 euros a favor de la comunidad de propietarios de José Abascal 55 donde, precisamente, se encuentra ubicado otro de los activos objeto de embargo. En concreto, un piso de 200 metros situado en la planta octava de este edificio, a subasta por casi 2,7 millones de euros. El juez ha instado, además, la subasta de otra vivienda unifamiliar de 1.500 metros, en el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón, con un valor de subasta de 6,45 millones de euros.

Un préstamo de 27 millones

Pero ¿cuál es el origen de esta deuda? Ignacio Silva Botas solicitó a Banco Espirito Santo un crédito por importe de 27 millones de euros y firmó una póliza de prestación de fianza o aval por un máximo de 7,5 millones de euros, con un vencimiento indefinido. La entidad, tal y como aparece en el certificado de cargas de la vivienda al que ha tenido acceso El Confidencial, le concedió dicho préstamo "con el carácter de operación de cobertura del mercado hipotecario", mientras que Ignacio Silva ofreció completar "su responsabilidad personal solidaria e ilimitada" con la garantía hipotecaria de varios inmuebles, entre ellos, tres fincas propiedad de Agropecuaria Madrigal. El valor de tasación de todas las fincas que fueron puestas como garantía hipotecaria de aquel crédito ascendía a 41,3 millones de euros.

En total, el crédito firmado con Banco Espirito Santo obligaba al empresario a devolver 34,5 millones de euros en concepto de principal del crédito concedido y dos millones, pactados para costas y gastos. Aquel préstamo tenía una vigencia de tres años, si bien las partes acordaron expresamente que podría ser prorrogado por periodos anuales hasta un máximo de cinco años. Esto es, hasta 2012, y, según recoge también el certificado de cargas, el banco, ahora Novo Banco, no estaba obligado a admitir pagos parciales de esta "única deuda".

Aquel crédito, que ahora motiva la subasta de varias de las propiedades de Ignacio Silva, le obligaba también a "tener aseguradas las fincas contra daños o incendios", así como a realizar "las obras y reparaciones necesarias para que no disminuya su valor".

No obstante, no es con esas propiedades (Velázquez, José Abascal y Pozuelo) con las que Novo Banco espera conseguir mayores ingresos con los que poder saldar la deuda, sino con la subasta de las fincas rústicas. Especialmente por la denominada Madrigal de Abajo, en el término de Carpio de Tajo y Villarejo de Montalbán —y que podría ser la finca familiar—. Son dos los terrenos a subasta, uno de 687 hectáreas y otro de 581 hectáreas, y serían propiedad de Agropecuaria Madrigal, la empresa de Ignacio Silva Botas.

Una sale a subasta por 13,4 millones de euros y otra por 10,75 millones. La primera consta de una "casa para señores; la labranza central junto al río Cedena, con granja, aprisco, estercolero y palomar, y la labranza de Cabeza Parda", y en segunda, "una casa vivienda de administración y edificaciones anejas construidas estas por un pajar, porche, cuadra, apriscos y gallinero (...) cuatro viviendas para obreros, (...) una casa de labor, atroje cuadra y pajar, así como una era de trillar". Por último, y por tres millones de euros, se subasta la finca denominada El Quintillo, en Villarejo de Montalbán, con 177 hectáreas.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios