OPERACIÓN CLAVE

Sabadell elige a Marathon y Tilden para pujar por su primer lote de dudosos del año

La entidad financiera da paso a la fase final del 'Proyecto Explorer', de 300 millones en créditos a pymes, y paraliza el 'Proyecto Higgs', con 900 millones en hipotecas

Foto: Sede de Banco Sabadell en Madrid. (Reuters)
Sede de Banco Sabadell en Madrid. (Reuters)
Adelantado en

Banco Sabadell encarrila la primera venta de carteras de créditos morosos en España desde que estalló la crisis del covid-19. La entidad catalana ha seleccionado a los fondos finalistas que van a pujar por el 'Proyecto Explorer', de 300 millones en préstamos impagados por pymes con garantía inmobiliaria. Hay cuatro elegidos entre los que figuran los norteamericanos Marathon y Tilden Park, según fuentes financieras consultadas por este medio. Con este empujón, la entidad prevé cerrar la venta en octubre.

Esta operación, asesorada por Deloitte, es clave para el mercado. Fue puesta a la venta para testear la demanda, en un momento de máxima incertidumbre en el sector financiero. Que llegue a buen término mandaría una señal a otras entidades para sacar nuevas carteras y reactivar este mercado clave, que los bancos necesitan para reducir su morosidad.

Sabadell ha recibido en torno a 10 ofertas por estos activos. Varias propuestas han sido descartadas por los elevados descuentos que ponían sobre la mesa los inversores. Entre los candidatos descartados figuran Bain Capital, Deutsche Bank y KKR. Por su parte, Tilden y Marathon han ofrecido precios similares a los que había antes de que estallara la pandemia.

Estos dos fondos son de los que más activos estaban en España antes de que estallara la crisis del coronavirus. Tilden aterrizó el año pasado comprando algunos activos del mercado secundario —carteras de otros fondos— como la de Lone Star, como publicó este medio. Esta gestora fue creada por un antiguo banquero de Goldman Sachs que protagonizó la historia de 'The Big Short', Josh Birnbaum.

Por su parte, Marathon regresó el año pasado a España después de varios años lejos del mercado. Lo hizo con la adquisición de una cartera de 600 millones en activos tóxicos de Ibercaja, el 'Proyecto Ordesa'​.

Cartera paralizada

Frente al éxito que está teniendo el 'Proyecto Explorer', Sabadell ha tenido menos suerte con la otra cartera que puso en marcha en pleno estado de alarma para reducir su tasa de morosidad: el 'Proyecto Higgs', con 900 millones en hipotecas impagadas de particulares. Al contrario que con la cartera de pymes, en esta no ha encontrado mercado y apenas recibió unas pocas ofertas a un precio muy por debajo del esperado. Por ello, el banco presidido por Josep Oliu ha decidido dejar en 'stand by' esta operación por el momento. La inseguridad jurídica de las hipotecas y el mercado inmobiliario han sido determinantes en el escaso interés de los inversores.

Sabadell es una de las entidades que más esfuerzos ha hecho en los últimos años en el desagüe de activos inmobiliarios heredados de la última crisis. Ha vendido carteras valoradas en 20.000 millones desde 2014 y está cerca de culminar el traspaso de su promotora del ladrillo y un paquete de solares a Oaktree. El volumen total de NPA (activos problemáticos, que también incluye créditos dudosos) ascendía a 7.400 millones en marzo, frente a los casi 26.000 millones que llegó a tener en 2014. Aun así, Sabadell no quiere levantar el pie del acelerador ante la oleada de morosos que todo el sector espera para 2021.

Se reabre el mercado

El mercado de las carteras de activos dudosos (NPL, por sus siglas en inglés), vía de la banca para sanear su balance, se ha secado en España con la crisis del coronavirus, pero no en Europa. Aunque ha habido una caída del importe de los portafolios, del 27% interanual en el primer semestre, “el mercado ha estado más activo de lo esperado en el inicio de la crisis del covid-19, cuando se congeló la mayoría de acuerdos”, señala un informe de Debtwire.

Los datos de la consultora de Acuris apuntan a que el volumen de las carteras vendidas ha sido de 30.400 millones entre enero y junio, frente a los 41.800 millones. Eso sí, la actividad ha estado muy concentrada, con el 90% de las operaciones en Italia y Grecia, con nombres propios como Banca Monte dei Paschi Siena, Eurobank, Banca Popolare di Bari o J-Invest.

Pero Banco Santander se cuela entre los primeros puestos, con la venta en marzo, justo antes del confinamiento, de una cartera de hipotecas impagadas con un valor bruto de 1.672 millones al fondo CPPIB. El proyecto Atlas “es el único acuerdo considerable que se ha cerrado en España en lo que va del año. En el país durante los últimos años se han comprado carteras consistentemente”, apunta el análisis. En 2019 fue el tercer país con mayor volumen de traspasos tras Francia e Italia, con 79.200 millones en activos tóxicos vendidos. El ‘banco malo’ Sareb estuvo entre los más activos en Europa.

Las entidades ya están volviendo a abrirse a este mercado, como muestra el avance del proceso de venta de la cartera de Banco Sabadell. Hay que tener en cuenta que pese a que los supervisores han flexibilizado los requisitos de solvencia, hay presión para que la banca reduzca la presencia de activos dudosos en su balance.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios