PROYECTO EXPLORER

Sabadell reabre un mercado clave para la banca: la venta de carteras tóxicas

El banco es el primero en intentar una venta de una cartera de activos problemáticos a pesar del parón del mercado. Sondea el traspaso de 1.000 préstamos morosos de pymes

Foto: Oficina de Banco Sabadell, durante el confinamiento. (EFE)
Oficina de Banco Sabadell, durante el confinamiento. (EFE)
Adelantado en

Banco Sabadell quiere liderar la desescalada en el mercado de carteras de activos tóxicos. La entidad presidida por Josep Oliu ha empezado a sondear a inversores internacionales para vender un paquete de pymes morosas de 300 millones de euros, dentro del Proyecto Explorer, según fuentes financieras consultadas por El Confidencial. Es la primera operación de este tipo que se estudia lanzar en España y de las primeras en Europa desde que estalló la crisis del coronavirus. El banco catalán cree que hay interés en el mercado para este tipo de activos, aunque dará marcha atrás si no es así.

El mercado de carteras lleva parado desde que se decretó el estado de alarma. Este hizo que se cancelaran todas las operaciones que había en marcha a comienzos de marzo, entre ellas, una venta de 2.100 millones en hipotecas de Santander, que estaba ya muy avanzada con la gestora británica M&G Investments.

A las dificultades operativas del confinamiento, se suman la crisis desatada en los mercados y el empeoramiento del cuadro macroeconómico. Estos han hecho que los fondos pongan en 'stand by' todas sus compras. Primero, hasta que se sepa cómo va a salir el país de la crisis. Y segundo, porque les cuesta mucho más financiarse ahora que hace dos meses. De ahí que no se esperara que hubiera transacciones hasta la vuelta de verano.

Sabadell quiere romper estas previsiones con el Proyecto Explorer, que abarca 1.000 créditos de pymes con colateral inmobiliario, y cuya venta está gestionando Deloitte. Su perímetro, de 300 millones, está en la horquilla baja de las carteras que se vendían hace unos meses. Los expertos creen que la 'nueva normalidad' del sector hará que se muevan operaciones de este tamaño durante los próximos meses.

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu (i), y el consejero delegado, Jaime Guardiola (d). (EFE)
El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu (i), y el consejero delegado, Jaime Guardiola (d). (EFE)

La banca española ha sido la que más ha hecho los deberes en el desagüe de activos problemáticos en los últimos años, bajando desde los más de 300.000 millones que llegó a acumular entre créditos dudosos (NPL, por sus siglas en inglés) y adjudicados, hasta poco más de 80.000 millones a finales de 2019. A Sabadell le quedan en torno a 7.000 millones en España, casi 20.000 millones menos de los que llegó a tener en 2014.

A pesar de todo el trabajo hecho durante los últimos años, Sabadell busca reabrir el mercado de NPL con Explorer para poder acelerar el saneamiento de los activos de la anterior crisis, antes de que comiencen a acumularse los nuevos morosos derivados del parón del covid-19.

Avanzadilla del sector

Fuentes del sector consultadas por este medio señalan que el resto de entidades observan con atención a Sabadell, para seguir sus pasos si tiene éxito. En los próximos meses, se esperan ventas de carteras de fallidos, pymes, grandes empresas e hipotecas refinanciadas. El mercado está pendiente de uno de los factores que echan abajo los precios, la dificultad de encontrar financiación para este tipo de operaciones en este momento, lo que tira por los suelos los precios de las carteras.

Por el momento, la venta de este tipo de activos se desplomó en el primer trimestre al punto más bajo de los últimos cinco años en Europa, con operaciones por tan solo 3.800 millones, frente a los más de 21.000 millones del arranque de 2019, según datos de Debtwire.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios