POR EL CORONAVIRUS

Los gestores del ladrillo de Sabadell, Caixa, Ibercaja y Sareb lanzan ERTE por la crisis

Intrum y Servihabitat avanzan ERTE para su plantilla por el parón. Cerberus también aplica uno en Gescobro. Altamira es el único que se mantiene al margen junto a Aliseda y Anticipa

Foto: Inauguración del SIMA en 2019. (EFE)
Inauguración del SIMA en 2019. (EFE)

Los ERTE llegan al sector inmobiliario. Varios grandes 'servicer' —gestores de deuda y activos inmobiliarios— avanzan expedientes de regulación temporal de empleo para la mayor parte de su plantilla. De ello, el más significativo es el que ha puesto en marcha Intrum, la compañía encargada de administrar el ladrillo de Banco Sabadell, Ibercaja, Sareb y algunos activos de Santander —procedentes de Banesto—.

El grupo sueco, que ya hizo un ERE el año pasado, está poniendo en marcha un ERTE para 600 empleados, según confirmó la empresa a este medio. "El objetivo es adaptarnos a esta situación extraordinaria garantizando la prestación de los servicios para nuestros clientes", señala un portavoz de Intrum.

No es la única, ya que también Servihabitat está negociando un ERTE para sus 800 empleados que gestionan activos de CaixaBank, Lone Star y Sareb, como adelantó 'Vozpópuli'. Este 'servicer' está participado en un 80% por el fondo norteamericano y en un 20% por el banco catalán. En el mercado se apunta a un posible ERTE del 50%, que no confirman desde la compañía.

De cara a las próximas semanas los focos están puestos en Haya Real Estate, el 'servicer' de Cerberus que administra activos de Sareb, Bankia, BBVA, Liberbank y Cajamar. La compañía acaba de terminar un ERE de 200 empleados y todavía no aclara si habrá medidas adicionales por el parón económico. Donde el fondo norteamericano sí ha aplicado un ERTE es en su filial Gescobro, de gestión de deuda no inmobiliaria, que redujo la jornada a sus empleados más ligados al mundo judicial.

Excepciones

En el sector también ha excepciones. Así, Altamira, el 'servicer' de parte del ladrillo de Santander, ha tiene al 100% de su plantilla —700 empleados— trabajando y prestando "servicios a nuestros clientes con un compromiso total", según un portavoz de la compañía. "Altamira cuenta con unas fortalezas diferenciales y un modelo de de negocio que le permite seguir ofreciendo estos servicios a nuestros clientes", añade.

También ha descartado hacer ajustes Blackstone en sus dos 'servicers', el compartido con Santander —Aliseda— y el que gestiona los antiguos activos de Catalunya Caixa, Anticipa, como publica hoy este medio.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios