impacto del covid

Apple sobrevive al virus pero deja dudas sobre su futuro en la 'nueva normalidad'

La compañía ha presentado los resultados del segundo trimestre de su ejercicio fiscal y ha dejado un nubarrón que va a marcar su evolución en los próximos meses

Foto: Un policía con mascarilla frente a una tienda de Apple en París. (Reuters)
Un policía con mascarilla frente a una tienda de Apple en París. (Reuters)

Apple ha vuelto a demostrar que hace falta algo más que una pandemia para parar la engrasada maquinaria de Cupertino. El gigante estadounidense presentó este jueves los resultados del segundo trimestre de su ejercicio fiscal, en los que logró superar las estimaciones de los analistas. Eso sí, dejó una sombra que ha preocupado al mercado.

Hay muchos puntos positivos en las cuentas de la compañía. En los últimos tres meses facturó 58.310 millones de dólares, superando los 54.250 que había estimado Wall Street y mejorando muy levemente el resultado del mismo periodo del año 2019. De hecho, se han permitido el lujo de aumentar un 6% el dividendo trimestral y de aumentar en 50.000 millones su programa de recompra de acciones.

El nubarrón que preocupa al mercado, sin embargo, está en el futuro más inmediato. Por primera vez en años, Apple se ha negado a ofrecer una estimación de ingresos para el próximo trimestre. O no saben que va a pasar, algo poco probable, o prefieren no compartirlo.

Lo cierto es que Apple sigue en una buena posición, pero el 80% de su facturación proviene de productos con un elevado precio. En medio de una de las mayores crisis económicas que se recuerdan, estos son los que más sufrirán cuando se reduzca el poder adquisitivo de los consumidores. No solo es una cosa del iPhone, el resto de dispositivos que fabrica la compañía también tienen un coste por encima de sus competidores.

Esa tendencia ya se refleja en las cuentas que ha presentado el CEO de Apple, Tim Cook. El iPhone, los Mac y los iPad han facturado menos que en el mismo trimestre del año pasado. Los resultados se sostienen por la buena evolución de los 'wearables', impulsados por el Apple Watch y los AirPods, y por los servicios.

Los AirPods Pro, junto a un iPhone 11 Pro. (M. Mcloughlin)
Los AirPods Pro, junto a un iPhone 11 Pro. (M. Mcloughlin)

Apple ha logrado capear bien el temporal, sobre todo si tenemos en cuenta que una parte muy grande de su producción se hace en China, donde el virus ha impactado más de lleno durante casi todo el trimestre. Pese a tener casi todas sus tiendas cerradas, la facturación en la región no se ha visto especialmente afectada: de los 10.218 millones de hace un año a los 9.455 millones ingresados en los últimos tres meses.

Para Toni Sacconaghi, analista de Berstein, esto se debe a que Apple ha estado vendiendo los productos que ya tenía en 'stock', y apunta a que el problema vendrá ahora, cuando las cadenas de suministros tengan más problemas para funcionar con las fronteras de Europa y Estados Unidos casi cerradas a cal y canto.

Fortaleza bursátil

Pese a las turbulencias que han sacudido las bolsas en las últimas semanas, Apple ha conseguido recuperar el pulso y mantener la fortaleza bursátil. Tras registrar máximos históricos en el arranque del año, con los títulos rozando los 310 dólares, y sufrir una fuerte caída hasta rondar los 250 dólares en marzo, la compañía se ha estabilizado y vuelve a acechar sus niveles más altos.

En lo que llevamos de año el valor ha avanzado un 30%, situando su capitalización por encima de los 1,25 billones de dólares. Para Haris Anwar, analista de Investing.com, "la rápida recuperación de las acciones, tras la fuerte venta de marzo, indica que los inversores no han perdido la fe en una de las empresas, más innovadoras del mundo".

Además, señala "el potencial impulso del 5G" y el "rápido crecimiento de los AirPods, los 'smartwatch' y servicios como Apple Music o Apple Pay", aunque advierte de que "la combinación de servicios y 'hardware' podría verse amenaza si la crisis económica mantiene a los consumidores alejados del gasto".

El mercado sigue pendiente de esos esperados modelos del iPhone con 5G, que Apple esperaba lanzar este otoño. En principio, la hoja de ruta se mantiene, pero no sería extraño que hubiera cambios por el impacto del coronavirus.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios