Inaugura su primer hotel Secrets en Lanzarote

El Hawái del este: el plan de Apple Leisure Group para traer turistas de EEUU a Canarias

El hotel es fruto de su alianza estratégica con Grupo Inversor Hesperia, al igual que el Secrets Mallorca Villamil, su primer hito europeo y pistoletazo de salida en la región

Foto: Alejandro Zozoya, presidente de APL, y Javier Águila, presidente de APL en Europa, en la presentación de su nuevo hotel en Lanzarote.
Alejandro Zozoya, presidente de APL, y Javier Águila, presidente de APL en Europa, en la presentación de su nuevo hotel en Lanzarote.

AMResorts, brazo hotelero de Apple Leisure Group (ALG), da un paso más en su expansión en España y mira con apetito el potencial de Canarias como destino llamado a atraer al turista estadounidense. El gigante norteamericano ha inaugurado oficialmente este jueves su primer hotel en este archipiélago, el Secrets Lanzarote Resorts & Spa, el segundo de esta marca que trae a España y a Europa. Este hotel es fruto de su alianza estratégica con Grupo Inversor Hesperia, al igual que el Secrets Mallorca Villamil, su primer hito europeo y pistoletazo de salida en la región.

La puesta en marcha del Secrets Lanzarote ha supuesto una inversión de 10 millones de euros por parte de Hesperia, que conserva la propiedad y se encarga del día a día del hotel, para adaptarlo a la marca y los estándares de Secrets de ALG y, en sus dos meses de rodaje, ya ha mostrado que el mercado "estaba esperando un producto así". "Hemos alcanzado muy rápido los estándares de calidad y nivel de precios que esperábamos para este hotel", indica a El Confidencial Javier Águila, presidente en Europa de ALG. “El año 2019 ha sido vertiginoso para ALG en Europa. Tenemos planes de crecimiento ambiciosos en España y fuera, pero Canarias es una prioridad”.

El archipiélago es un destino estratégico tanto para el grupo turístico estadounidense como para Hesperia. De hecho, en unos meses abrirá sus puertas el tercero de los cuatro hoteles que incluía el acuerdo que sellaron en 2018, también en Lanzarote y ya reconvertido a su marca Dreams. “Este Dreams Lanzarote Resorts & Spa será el buque insignia de la marca en Europa”, indica Águila.

Pero los planes para el archipiélago no acaban ahí. A principios de enero, el grupo estadounidense sumó otros tres hoteles en Canarias —Fuerteventura y Tenerife y uno en Baleares (Ibiza)— a su porfolio gracias a una alianza con HI Partners (HIP). Los nueve hoteles de la cartera canaria se completan con los tres de la marca Alua (dos en Fuerteventura y uno en Tenerife).

En Apple Leisure Group son unos ‘enamorados’ de Canarias como destino turístico. Tanto, que están dispuestos a apostar por el archipiélago como alternativa de sol y playa para los estadounidenses, que suelen elegir México, Caribe o Hawái. “El número de americanos que viajan fuera de EEUU por placer es tremendo. Los cruceros y la región de México y Caribe han tomado mayor ventaja, pero el sol y playa europeos no. Ningún Gobierno o destino vacacional ha tomado la iniciativa de ir a por el mercado norteamericano”, sentencia el presidente de ALG, Alejandro Zozaya. “Estamos esperando a que vengan solos y no van a hacerlo. Hay que hacer un esfuerzo coordinado. Uno de los grandes potenciales que tienen las Islas Canarias es el de ser el Hawái de los americanos del este de EEUU, que son muchos millones”.

Canarias puede ser una opción de sol y playa para EEUU, pero hacen falta conexiones aéreas y alianzas concretas con aerolíneas y turoperadores

La clave, sostiene, es que la distancia que separa las islas españolas de ciudades como Boston o Nueva York hace que puedan ser una opción más conveniente para aquellos que quieren sol y playa… Siempre y cuando haya un vuelo directo. “Si se acompaña el destino con conexiones aéreas, alianzas concretas con aerolíneas y turoperadores, y 'marketing', no veo razón para que no pudiera haber más neoyorquinos en Canarias que los que optan por viajar a Hawái”, ha asegurado, convencido de que el potencial del mercado emisor estadounidense es grande y Europa no está captando todo el flujo de visitantes que podría, más allá de cruceros o determinados destinos urbanos. “Nos gustaría utilizar nuestra fuerza de marca en América como nuestros grupos de distribución, que son muy potentes, pero necesitamos trabajar en acuerdos de conectividad para poder traer clientes”, añade.

Los turoperadores como aliados

La conectividad canaria es un tema vital tras la quiebra del turoperador Thomas Cook y otras incertidumbres que han sacudido el sector aéreo y han afectado a las islas. Aunque el sector turístico muestra una gran resiliencia y capacidad de recuperación, Águila considera fundamental para el archipiélago canario que el sector privado y el público sumen sus esfuerzos. Por parte de los hoteleros, que se siga apostando por la calidad; de las administraciones, “que nos permitan conseguir las licencias cuando toca, no tener proyectos parados y ayudarnos a traer ese tráfico. Nosotros lo hacemos desde el punto de vista privado, pero si no hay cómo llegar, no puedes traer clientes”.

Javier Águila, presidente en Europa de ALG.
Javier Águila, presidente en Europa de ALG.

El ejecutivo afirma que ALG va a hacer una ronda en los principales mercados emisores para presentar sus hoteles y “pedir que traigan más aviones con clientes”, “pero nos vendría muy bien ese apoyo institucional, ya que la conectividad aérea es clave”. Además, defiende el rol importante que juegan los turoperadores para determinados destinos, como las islas, y asegura que aunque estén desarrollando su canal de venta directa, seguirán confiando en estos aliados para vender sus habitaciones. “No creo en la eliminación de la turoperación, sino en buscar un balance sano, y eso implica que algunos hoteles se venderán completos a través de turoperación y otros, según el producto y el destino, se venderán más por canal directo”, explica. “Somos un grupo de gran peso combinando España y América, necesitamos ‘partners’ fuertes. Somos de relaciones a largo plazo y eso implica acuerdos sólidos con los propietarios [hoteleros], ya sean privados o fondos, con los distribuidores y con los clientes”.

Águila, que lleva ya un año como presidente para Europa de ALG tras la integración de su hotelera Alua en el grupo, se muestra también seguro de que están preparados para esa desaceleración que se cierne sobre el sector turístico. “El producto que solo ha competido en precio hoy está sufriendo por la recuperación de destinos como Turquía o Grecia. Y sufrirá aún más ahora que este último país está reformando su legislación para dar entrada a inversores y reposicionar activos, la competencia será más fuerte”, afirma. En este sentido, asegura que para aquellos que han apostado por reposicionar sus hoteles, traer marcas nuevas o que cuentan con gestores más profesionalizados “están notando menos frenada, estamos creciendo año a año”.

El ejecutivo confía, precisamente, en el ADN estadounidense del grupo turístico para capear una posible tormenta: “Sabe vender mucho mejor y estamos intentando coger esa experiencia. Se trata de tener un producto muy redondo, de calidad y a un precio superior. Es nuestra apuesta, y la de otros operadores, y estamos viendo buenos resultados. Llevamos solo un año y hay que seguir con humildad y mucho trabajo, que es como se logran los resultados”, concluye.

El salto de España a Europa en 2020

El desembarco de ALG en España tomó forma con el acuerdo con Hesperia, pero cristalizó con la adquisición de una participación mayoritaria en Alua Hoteles, la compañía que Águila había puesto en marcha en 2015. El grupo estadounidense arrancó 2019 con los 12 hoteles con los que contaba Alua Hotels repartidos entre Mallorca, Ibiza, Fuerteventura y Tenerife, y ha cerrado el año con 19 establecimientos. La meta, indica el presidente del grupo en Europa, es llegar a 35 hoteles (10.000 habitaciones) para finales de 2021.

El grupo tiene la intención de seguir creciendo en España y, según Águila, ya están analizando “algún producto en el sur que esperamos poder anunciar pronto”. Se trataría de socios nuevos, agrega, y de un proyecto de desarrollo que tardará algo más de tiempo en iniciar su operación. ALG mantiene los ojos bien abiertos a las oportunidades que puedan surgir. Además de socios institucionales, se están interesando privados y hoteleros pequeños para los que la experiencia del grupo norteamericano es una óptima solución. Pero no todos los activos sirven para implantar las marcas prémium de ALG Secrets o Dreams, que son las prioridades de la compañía ahora mismo. Águila reconoce, además, que aunque “no hay nada decidido”, no cierran la puerta a entrar en segmentos en los que no están presentes ahora mismo. "Es una zona con otro tipo de distribución y de cliente, pero dentro de nuestros planes de crecimiento estamos evaluando otro tipo de segmento al que de momento no atacamos como el 'bleisure", señala. Un formato de ese estilo, mezcla de negocios y placer, en ubicaciones urbanas y con hoteles más pequeños y exclusivos, puede ser el modelo que encaje para ALG en el norte español y, además, un atractivo para sus clientes norteamericanos que decidan viajan a Europa y elijan alternativas distintas al sol y playa.

Si 2019 ha sido clave para la diversificación de ALG gracias a su aterrizaje en España, este año tiene que serlo para dar el salto a otros países en Europa. La compañía tiene el foco puesto en destinos como Grecia, Turquía, Portugal y “estamos mirando algún proyecto en Italia”, indica Águila. Crecer en Europa “es clave para nosotros. Estamos en Europa, pero en realidad aún somos España, este año será el de dar el salto internacional”, añade.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios