CASO BBVA-VILLAREJO

Los nuevos directivos imputados de BBVA se blindan con antiguos fiscales estrella

Arbizu contrata a Sánchez Junco, el fiscal que persiguió a Mario Conde; Castro encarga su defensa a otro exfiscal, Luis de Jordana (Cuatrecasas), y Asúa confía en Rodríguez-Mourullo

Foto: Sede de BBVA en Madrid. (EFE)
Sede de BBVA en Madrid. (EFE)
Adelantado en

La Audiencia Nacional acoge este martes la nueva oleada de imputados del caso BBVA-Villarejo. Cinco exdirectivos de la entidad declaran ante el juez y los fiscales. Fuentes próximas al proceso no esperan sorpresas negativas para la entidad como tuvo con Antonio Béjar, exdirector de Riesgos, que lleva tiempo colaborando con Anticorrupción y la Audiencia.

De los cinco investigados, dos siguen en la entidad y se han puesto en manos de un bufete próximo, y dos de los otros tres han elegido bufetes que han trabajado en el pasado con la entidad. Uno de los que declaran es Eduardo Arbizu, exdirector de los Servicios Jurídicos durante más de una década, que ha fichado como abogado al exfiscal Anticorrupción Javier Sánchez Junco. Mientras, el exdirector de Riesgos Manuel Castro ha confiado su defensa al equipo del también exfiscal Luis Jordana, de Cuatrecasas, según fuentes financieras consultadas por este medio.

El azote de Mario Conde

Sánchez Junco, de Sánchez-Junco Abogados, dirigió una de las investigaciones clave para el banco: la ofensiva judicial contra Ausbanc, con la personación de la entidad en 2016 en la causa abierta en la Audiencia Nacional. Algo que refleja la confianza entre el exfiscal y Arbizu. Este abogado también es conocido por su labor en la Fiscalía, donde logró la condena de Mario Conde.

El banco dio un giro de 180 grados recientemente en el caso Ausbanc, retirando la acusación contra Luis Pineda y la asociación que lideraba, algo que ha levantado muchas ampollas entre exdirectivos de la entidad.

Eduardo Arbizu, exdirectivo de BBVA. (BBVA)
Eduardo Arbizu, exdirectivo de BBVA. (BBVA)

Por su parte, Castro, exjefe de Béjar en Riesgos, ha optado por uno de los bufetes de cabecera en este tipo de casos. Cuatrecasas ha llevado la defensa de Bankia en el juicio por la salida a bolsa que concluyó en septiembre. Su máximo responsable en penal, Jordana, fue el creador de un grupo especializado en delincuencia económica.

De los otros tres imputados, todos los ojos están puestos en Juan Asúa, mano derecha del actual presidente de BBVA, Carlos Torres. Es investigado por su papel también como jefe de Béjar, durante su etapa de responsable de BBVA España. Asúa se ha puesto en manos de Gonzalo Rodríguez-Mourullo, el mismo abogado que ha representado a otros imputados del caso como Javier Malagón. El banco no se cuestiona la continuidad de este directivo, ya que no figura en ninguna de las averiguaciones de su informe 'forensic'.

Bufetes de confianza

Los otros dos imputados son Eduardo Ortega, directivo en los servicios jurídicos, al frente del área de Contencioso, y José Manuel Crespo, predecesor del anterior, ya jubilado.

Entre el resto de imputados del caso, hay otros también en manos de Estudio Jurídico Rodríguez Mourullo, salvo el exCEO Ángel Cano y el exdirectivo Ricardo Gómez Barredo, a los que representa José Bonilla; Béjar, que ha contratado al exmagistrado Javier Gómez Bermúdez; el banco, que trabaja con Garrigues y Uría Menéndez, y el expresidente Francisco González, que ha confiado su defensa a Jesús Santos, de Baker McKenzie.

Este último declaró este lunes, señalando que no conoció a Villarejo ni a nadie de su entorno y no estuvo involucrado en su contratación, como publicó este medio.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios