POR LA SALIDA DE CARRASCOSA

España elige a un directivo del BdE para salvar su silla en el fondo de rescate europeo

España ha conseguido que la JUR avale a Jesús Saurina como candidato para su consejo. Se enfrenta a posibles reticencias en el Parlamento, que quiere que se incorporen mujeres

Foto: Jesús Saurina, director general de Estabilidad Financiera, Regulación y Resolución del Banco de Esapaña. (BdE)
Jesús Saurina, director general de Estabilidad Financiera, Regulación y Resolución del Banco de Esapaña. (BdE)

España apuesta por un peso pesado del Banco de España para mantener su influencia en el fondo de rescate europeo, la Junta Única de Resolución (JUR). Ministerio de Economía y el regulador liderado por Pablo Hernández de Cos han conseguido que el Frob comunitario avale a Jesús Saurina como nuevo consejero, tras la salida prevista de Antonio Carrascosa a final de año, según fuentes financieras consultadas por El Confidencial. Saurina es actualmente director general de Estabilidad Financiera, Regulación y Resolución del Banco de España.

El proceso lo lidera oficialmente la Comisión Europea, que, a preguntas de este medio, reconoce que está preparando una lista corta para su aprobación por parte del Parlamento. Hay tres vacantes que cubrir y hay cuatro candidatos en la terna de la CE, según las mismas fuentes.

Sequía femenina

La Comisión tiene entre sus favoritos, junto a Saurina, a otros tres expertos financieros, de los que dos son de Portugal e Irlanda. Sin embargo, los primeros mensajes del Parlamento Europeo -vía tanteo- son negativos, ya que entre los cuatro elegidos no hay ninguna mujer. A eso se suma que salvo la presidenta de la JUR, Elke König, no hay ninguna representación femenina más en este organismo comunitario, cuyo consejo tiene actualmente seis miembros.

Dejan la institución Carrascosa, quien fuera mano derecha de Luis de Guindos en el Ministerio de Economía en el rescate financiero y, posteriormente, director general del Fondo de Reestructuración (Frob); el francés Dominique Laboureix, bajo cuya batuta se resolvió Banco Popular; y el finlandés Timo Löyttyniemi.

La candidatura de Saurina es impulsada en Europa por la ministra de Economía, Nadia Calviño; el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos; y autoridades españolas en Europa como Fernando Restoy, presidente del Instituto de Estabilidad Financiera (FSI, por sus siglas en inglés) de Basilea; y José Manuel Campa, presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés).

Las fuentes consultadas señalan que entre los nombres españoles que se enviaron a Europa también había altas ejecutivas financieras-regulatorias, cuyo perfil no encajó a la CE ni a la JUR.

A la sombra de König

Saurina, de 53 años, cuenta a su favor que desde hace dos años ya es miembro observador de la JUR, y es uno de los mayores expertos en regulación y supervisión del Banco de España. Compagina su cargo de director general de Estabilidad Financiera, Regulación y Resolución con puestos en el consejo de la EBA, el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), el FSI y la Autoridad Macroprudencial Consejo de Estabilidad Financiera.

Para España, salvar la silla de la JUR supondría consolidarse como una de las potencias de mayor influencia regulatoria-financiera en Europa. Además de Restoy y Campa, está la vicepresidencia del BCE a manos de De Guindos; una de las direcciones generales del Mecanismo Único de Supervisión, que ostenta Ramón Quintana; y la presidencia del Comité de Basilea, que desde hace unos meses lidera Hernández de Cos.

Si finalmente pasa el filtro del Parlamento y la CE, Saurina tendrá que hacerse hueco en un organismo cuestionado durante la crisis, como la JUR. La gestión de la crisis del Popular por parte de su presidenta, König, ha provocado demandas contra la institución y todo tipo de críticas.

La reguladora alemana reconoció en una entrevista a 'Bloomberg' que estaba revisando la situación de Popular, lo que incrementó la desconfianza. Además, una filtración de la JUR supuso la mayor fuga de depósitos del banco, a finales de mayo de 2017. Y, por si fuera poco, se ha negado a compartir información del proceso con los inversores, con un nivel de 'censura' que ha generado discusiones internas dentro de la JUR, que según fuentes consultadas por este medio ha estado dividida en más ocasiones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios