NUEVOS DOCUMENTOS

La UE y Popular sobrestimaron en 2.000M su resistencia ante una fuga de depósitos

La Junta Única de Resolución desclasifica nuevos datos sobre la resolución del Popular, que acreditan que el banco podía conseguir 2.000 millones en capital con la venta de activos

Foto: Un cliente saca dinero de una sucursal del Banco Popular en una imagen de archivo. (EFE)
Un cliente saca dinero de una sucursal del Banco Popular en una imagen de archivo. (EFE)
Adelantado en

Las autoridades comunitarias y Banco Popular tenían cálculos realizados sobre una potencial fuga de depósitos, que fallaron. Así lo reflejan nuevos datos 'desclasificados' por la Junta Única de Resolución (JUR) sobre la resolución del banco en junio de 2017, a los que ha tenido acceso este medio.

El fondo de resolución europeo se ha visto forzado a revelar detalles del plan de resolución del Popular aprobado en 2016, un año antes de la caída del banco y su venta a Santander, y del primer informe de valoración realizado por la JUR.

Entre las cifras 'desclasificadas' está la previsión que la JUR hacía de la capacidad de resistencia del Popular a una fuga de depósitos, en caso de resolución. Dentro de este ejercicio, este organismo europeo calculaba que la entidad española hubiera aguantado una 'estampida' de 20.000 millones. Un año después de que se cerrara este plan de resolución, Popular no pudo soportar una fuga de algo más de 18.000 millones, pidiendo la actuación de las autoridades europeas.

"De acuerdo al escenario propuesto, no se espera que Banco Popular tenga problemas de liquidez en caso de resolución. Específicamente, tras aplicar unas hipótesis de liquidez, Popular tendría un superávit de 1.887 millones", detalla el plan de resolución 'desclasificado'. La JUR llegaba a esta cifra calculando una salida del 8% de los depósitos de clientes individuales; un 12% del dinero de pymes; la mitad del pasivo de grandes empresas; un 40% de los depósitos de administraciones públicas, y el 100% del dinero de otras entidades.

Datos reales

Puesto en práctica este ejercicio, los clientes minoristas y la Administración pública retiraron más dinero del Popular del que anticipaba en 2016 la JUR. La fuga fue de 5.232 millones en abril de 2017; de 5.520 millones en mayo, y de 5.232 millones hasta el 5 de junio. El día 6 —cuando se hizo la resolución— se sumaron otros 2.100 millones, y había solicitudes adicionales para los días siguientes de 1.300 millones.

El segundo detalle que facilita ahora la JUR, tras un fallo en su contra del Panel de Recurso del propio organismo frente al despacho B. Cremades & Asociados, es sobre el capital que podía conseguir Popular con la venta de activos: 2,57 puntos porcentuales, unos 2.000 millones en términos de fondos propios, prácticamente lo mismo que logró con la polémica ampliación de 2016.

Para ello, la JUR contemplaba la venta del negocio de seguros (76 puntos básicos), el negocio de banca comercial de Pastor (53 puntos), WiZink (49 puntos), TotalBank (39 puntos), la filial portuguesa (35 puntos) y las filiales Eurovida Portugal y Popular Seguros (cinco puntos).

El organismo también ha accedido a revelar dos notas a pie de página del primer informe de valoración, en el que se confirma que el BCE facilitó cálculos internos a la JUR, sin detallar cuáles.

Estas revelaciones siguen siendo pocas frente a toda la censura que la JUR mantiene sobre el proceso de resolución del Popular, y que pretende mantener al menos hasta 2022, cuando se cumplan cinco años de la caída del banco.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios