En una dura crisis

Pepe Jeans releva a su fundador y nombra nueva CEO tras ser salvada por la banca

La compañía catalana, que acaba de refinanciar la deuda con la banca, designa a una directiva procedente de Calvin Klein para sustituir al histórico Carlos Ortega

Foto: Fachada de una tienda de Pepe Jeans en Barcelona. (Reuters)
Fachada de una tienda de Pepe Jeans en Barcelona. (Reuters)
Adelantado en

Pepe Jeans arranca la temporada de otoño-invierno con cambios significativos en el equipo directivo. La compañía catalana, propiedad del millonario libanés Mikati y del fondo de inversión de Louis Vuitton Moët Hennessy (LVHM), ha nombrado consejera delegada a Marcella Wartembergh, una directiva mexicana procedente de Calvin Klein. La nueva CEO (por las siglas en inglés) sustituye a Carlos Ortega, fundador y el número uno del grupo textil, que ha sufrido fuertes pérdidas en los últimos años, además de graves problemas con Hacienda.

Wartembergh se incorporó directamente este lunes a Pepe Jeans, pero a sus oficinas en Madrid, y no a las de la central en Barcelona, donde se cocían hasta la fecha las grandes decisiones de la compañía. “Marcella tiene una extensa experiencia dentro de la industria 'retail' y de la moda”, comunicó el propio Ortega a los empleados del grupo textil a través de un correo electrónico. “El consejo de administración y yo mismo creemos en las capacidades de Marcella para liderar Pepe Jeans en esta nueva y excitante fase, para asegurar un futuro a largo plazo”, agrega el comunicado interno del grupo que gestiona también Hackett y Tommy Hilfiger en España.

La nueva consejera delegada tiene “una espectacular carrera”, ya que ha ocupado varios cargos de responsabilidad en Phillips-Van Heusen (PVH), el 'holding' propiedad de marcas como Calvin Klein, Tommy Hilfiger, Arrow, Izod o Speedo. Su último puesto, al que fue ascendida en abril, fue el de jefa de Merchandising de Calvin Klein, para la que había trabajado anteriormente como directora de la división de licencias, responsable de la marca para Europa y supervisora del negocio del grupo en mercados internacionales.

Marcella Wartenbergh.
Marcella Wartenbergh.

Licenciada en Administración de Empresas por la Universidad Iberoamericana de Puebla (México), Wartembergh tiene un máster en Negocios Internacionales por la Universidad de St. Mary, San Antonio (Estados Unidos), y en 2015 fue elegida por 'Forbes' como una de las mujeres más poderosas de México. "Conozco a Marcella durante más de 20 años y estoy convencido de que aportará mucho a nuestro grupo, personal y profesionalmente", asevera Carlos Ortega en el correo electrónico a la plantilla.

El trabajo de Wartembergh no será fácil, porque Ortega, CEO y accionista de Pepe Jeans durante más de una década, le ha dejado una herencia complicada. La compañía, que fue comprada en 2015 por el millonario libanés Mikati y por L Capital, el fondo de capital riesgo de LVHM, por 720 millones de euros, lleva varios años con pérdidas continuadas, lo que le ha impedido poder cumplir con sus obligaciones financieras con la banca. Como adelantó El Confidencial el 22 de mayo y confirmó el grupo textil en julio, el 'holding' ha cerrado la refinanciación de su deuda con los acreedores, principalmente BBVA, Santander y CaixaBank, a los que debe unos 250 millones.

Logo de Pepe Jeans en la fachada de una tienda. (Reuters)
Logo de Pepe Jeans en la fachada de una tienda. (Reuters)

Pero la banca ha exigido a los propietarios de Pepe Jeans que inyecten hasta 50 millones de euros para reforzar los recursos propios y vender activos por otra cantidad similar para alargar los plazos de la deuda hasta 2023. En principio, la idea es desprenderse del negocio en India y cerrar las tiendas de la marca Façonnable, comprada en 2016 y que ha sido un roto para el grupo. La compañía, que ha perdido cerca de 13 millones por año en los últimos tres ejercicios, factura unos 560 millones de euros.

Problemas con el fisco

A estos problemas operativos se suman varias inspecciones de Hacienda, que han acabado con pagos adicionales de 2,14 millones de euros y hasta una sanción. Unos desembolsos por las inspecciones que Hacienda viene haciendo con regularidad por los impuestos de sociedades, del valor añadido y de la renta de no residentes.

Ortega también ha tenido serios desencuentros con la Agencia Tributaria. Hasta el punto de que aceptó pagar 10,4 millones de euros para saldar unas acusaciones de la Fiscalía y la Abogacía del Estado por delito fiscal contra él y su esposa tras aparecer en la lista Falciani. El ya ex CEO de Pepe Jeans, que había ocultado 22 millones de euros a Hacienda procedentes de una reestructuración de la compañía, aceptó dos delitos fiscales a cambio de una pena de un año de cárcel, que no conlleva ingreso en prisión.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios