UN AÑO Y MEDIO DESPUÉS

El Pozo se reconcilia con los súper europeos que retiraron sus productos tras 'Salvados'

La empresa de alimentación dice haber recuperado relaciones comerciales con todos los clientes de la distribución, incluidos los que rompieron el contrato tras el reportaje de Évole

Foto: El Pozo está presente en ocho de cada 10 hogares españoles.
El Pozo está presente en ocho de cada 10 hogares españoles.

Febrero de 2018. Dos supermercados belgas (Colruyt, Delhaize) y uno alemán (Rewe) retiran los productos de El Pozo de sus lineales tras la emisión de 'Stranger Pigs', un programa de 'Salvados' (La Sexta) donde aparecen cerdos con malformaciones y tumores en un área para animales enfermos de una granja con la que trabajaba esta empresa de alimentación. La pérdida de clientes en la distribución fue uno de los golpes más duros para el grupo, al margen de la crisis de imagen.

Hoy, la compañía murciana en manos del Grupo Fuertes dice haber recuperado las relaciones comerciales "con todos" sus clientes en distribución, lo que incluye los tres supermercados europeos que revisaron los contratos con El Pozo a raíz de la presión de los activistas.

El presidente ejecutivo del Grupo Fuertes, Rafael Fuertes, ya avanzó que habían recuperado al cliente de Alemania (Rewe) en un reciente encuentro con El Confidencial. "De imágenes reales se montó una película ficticia. Está claro que si no trabajas tu imagen, te la trabajan", dijo tras ser preguntado por este asunto. Unas semanas después, fuentes de El Pozo confirman que la situación ha vuelto a la normalidad no con uno sino con todos sus clientes, sin aportar más detalles.

Imagen del documental 'Stranger Pigs' emitido por Salvados.
Imagen del documental 'Stranger Pigs' emitido por Salvados.

"Rewe denuncia las violaciones de bienestar animal, ya sean cometidas por un proveedor o por una compañía contratada por un proveedor. En el caso de esta marca, reaccionamos de inmediato y suspendimos nuestra relación comercial mientras se auditaban las granjas por una agencia de inspección independiente (...) El Pozo ha podido rebatir las acusaciones y ha tomado las medidas oportunas, así que decidimos reincorporar tres de sus referencias en primavera de 2019", confirman fuentes del distribuidor alemán a este diario.

El Confidencial se ha puesto en contacto con los otros dos supermercados europeos, pero no ha recibido respuesta al cierre de este artículo. "Tenemos una sensación agridulce. Nunca habíamos sufrido un ataque tan virulento", añadió Rafael Fuertes en referencia a un reportaje que dejó atónitos a muchos de los clientes por su crudeza. La empresa entonces argumentó que las imágenes se correspondían con un lazareto donde se aparta a los animales enfermos para su recuperación o sacrificio, y en ningún caso para destinarlos al consumo humano.

Grupo Fuertes trabaja con 2.500 granjas de cerdos, tanto propias como de ganadería integrada. El Pozo es la joya del negocio agroalimentario, genera el 80% de los ingresos del grupo y da trabajo a más de 4.600 empleados. Los mercados internacionales ya tienen un peso del 20% en las ventas, si bien el objetivo es llegar al 40% en apenas cinco años.

Los beneficios caen un 15%

El Pozo Alimentación ganó 52,4 millones de euros en 2018, un 15,3% menos respecto al año anterior. Así se refleja en sus últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil, donde la compañía alude al aumento de los precios de las materias primas para explicar el descenso. En efecto, los precios de cerdo vivo se han disparado a niveles históricos tanto en España como en toda Europa, y buena parte de la culpa es de la peste porcina africana que azota el continente asiático.

Por su parte, el ebitda o beneficio bruto de exploración ascendió a 97,7 millones de euros (-10,4%) y las ventas se estancaron en 1.123 millones de euros, un 0,5% menos respecto a 2017. Desde la compañía quitan hierro al retroceso y lo vinculan al contexto del mercado. "La filosofía es reinvertir una parte de los beneficios para que la empresa familiar siga creciendo", matizan. La inversión ascendió a 58 millones de euros (+26%) destinados a ampliar las instalaciones y reforzar la competitividad.

No obstante, la compañía distribuyó unos dividendos con cargo a reservas voluntarias por importe de 24,9 millones de euros en 2018, un 37% menos que el año anterior. Las perspectivas de ingresos son más halagüeñas de cara a este año, "contando con un incremento en la cifra de ventas tanto en volumen de kilos como en euros", sostiene el informe de gestión.

A diferencia de la carne fresca y congelada, el consumo de embutidos va viento en popa en España. Las ventas aumentaron un 1,9% en volumen en 2018, con subidas en todas las categorías salvo en salchichón o salami (-1,6%) y en jamón ibérico (-2%). Son datos del último 'Informe de consumo alimentario', elaborado por el Ministerio de Agricultura.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios