CAE LA TAE EN HIPOTECAS Y CRÉDITO AL CONSUMO

La banca abarata el crédito a las familias a mínimos de diciembre a costa de su margen

Las entidades reducen el TAE medio de las hipotecas al 2,26% y en el crédito al consumo al 8,18%. El descenso respecto a meses anteriores es más fuerte que en depósitos

Foto: Hipotecas. (iStock)
Hipotecas. (iStock)

Los bancos han abaratado el crédito a las familias hasta mínimos desde finales del año pasado, tanto en hipotecas como en consumo, con el primer recorte respecto al mes anterior desde diciembre. La competencia hace que las entidades reduzcan los tipos de interés a un ritmo mayor del que cae el euríbor, por lo que va contra su margen.

La tasa anual equivalente (TAE), que incluye el tipo de interés y las comisiones -coste total para el cliente-, se redujo en junio para las nuevas operaciones desde el 2,4% hasta el 2,26%, lo que supone una caída del 6%, según los últimos datos publicados por el Banco de España (BdE). Este descenso es significativo, ya que es más intenso que el que vivió el euríbor, que pasó en media mensual del -0,134% hasta el -0,191%.

De esta forma, los bancos han revertido la tendencia de encarecer el crédito que iniciaron en septiembre, cuando la TAE había caído al 2,07%, a consecuencia del caos por el impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) que inició el Supremo con sentencias contradictorias, y que culminó en un decreto de urgencia del Gobierno de Pedro Sánchez para que el sujeto sobre el que recae el tributo sea el banco. Asimismo, la ley hipotecaria trasladó a las entidades todos los gastos salvo la tasación.

En los siguientes meses, la TAE aumentó en más de 30 puntos básicos hasta el 2,4% de mayo. El diferencial entre el coste de los préstamos para adquirir viviendas y el euríbor aumentó un 13% entre septiembre y mayo, pero en junio se redujo, lo que prueba que la competencia entre las entidades ha reducido los precios contra sus márgenes. Que se revierta la tendencia anterior es significativo además por la tendencia de los bancos a apostar por conceder hipotecas a tipo fijo, cuyo coste es mayor actualmente que las de variable. El matiz, eso sí, es que hay hipotecas que el primer año son a tipo variable y después se transfroman a fijo.

El nuevo escenario de expectativas de tipos de interés dibujado por el Banco Central Europeo (BCE) sitúa al euríbor en negativo al menos hasta 2021, lo que ha hecho polvo a los planes estratégicos de la banca. Además, los banqueros reconocen que sólo han podido trasladar al precio una parte del incremento de los costes fiscales y regulatorios, por lo que “conceder una hipoteca ahora es menos rentable para la banca”, como confesó recientemente César González-Bueno, consejero delegado de ING España.

La filial del banco holandés está endureciendo, pese a ello, la competencia en nuevas hipotecas. También otros bancos están en este guerra para ampliar la base de clientes aún sabiendo que las hipotecas apenas son rentables a corto plazo, pero con la vinculación de clientes pueden rentabilizarlos por otras vías, como seguros o fondos. En cualquier caso, el margen de intereses cae en la mayoría de entidades, y algunas como Sabadell y CaixaBank han recortado sus previsiones por la política monetaria.

Competencia en crédito al consumo

El nuevo crédito al consumo concedido también se abarató en junio, lo que demuestra que los bancos siguen compitiendo por este segmento tras dos años de fuerte crecimiento y pese a las advertencias del Banco de España, que ya ha avisado de que necesitarán provisiones extra por el incremento de la morosidad. La TAE de estos préstamos disminuyó desde el 8,56% de mayo hasta el 8,18% de junio, situándose en el nivel más reducido desde noviembre (8,09%).

Los préstamos para adquirir electrodomésticos, muebles o coches en puntos de venta, los pagos con tarjetas de crédito o los créditos preconcedidos son las bazas de la banca para dar financiación con márgenes muy superiores al de otros negocios. Sin embargo, estos créditos no tienen colateral, sufren de porcentajes de impagos mayores y cuando se venden las carteras de préstamos fallidos suele ser con descuentos de hasta el 95% sobre el valor bruto.

El abaratamiento del crédito también se produjo en empresas para los préstamos superiores a los 250.000 euros. Entre esta cifra y el millón, la TAE se situó en el 1,63%, seis centésimas menos que en el mes anterior y el nivel más bajo desde septiembre, mientras que los créditos superiores al millón, normalmente a grandes compañías, el coste se desplomó desde el 1,71% hasta el 1,49%, en este caso mínimos desde febrero.

Entre todos los segmentos, la banca excluyó del descenso del coste de financiación a las pymes, ya que los créditos a empresas por valor de hasta 250.000 euros se encarecieron levemente, desde el 2,68% de mayo hasta el 2,71% de junio.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios