Fuerte caída del consumo eléctrico

Arcelor, Acerinox y Alcoa caen a mínimos en plena crisis de la metalurgia en España

Los tres productores de metales con fábricas en España cotizan al nivel más bajo en tres años, lastrados por la desaceleración económica y la guerra arancelaria

Foto: Fábrica de producción de acero de Arcelor. (Reuters)
Fábrica de producción de acero de Arcelor. (Reuters)

La industria metalúrgica española sufre uno de sus momentos más críticos. Las actuales circunstancias del sector han llevado a las principales empresas productoras de metales en España a su peor nivel bursátil en tres años, lo que supone caer hasta mínimos históricos.

Este es el caso de ArcelorMittal, Acerinox y Alcoa, cuyas plantas españolas viven serias dificultadas en este momento. Sin ir más lejos, Arcelor advertía este miércoles de que ampliará la parada en su fábrica de Asturias como parte del plan mundial de la siderúrgica de ajustar la producción en Europa.

Un informe de Bloomberg Intelligence advierte de que las importaciones de acero en el Viejo Continente están marcando niveles récord pese a las salvaguardas introducidas por la Unión Europea. Los peores presagios que temían las empresas cuando la Administración Trump desató la guerra arancelaria se están cumpliendo. Ante el bloqueo de Estados Unidos para el acero chino, la sobreproducción del gigante amarillo está inundando Europa y hundiendo los precios.

Según los analistas de Deutsche Bank, los precios no se recuperarán al menos hasta el tercer trimestre y los márgenes seguirán deprimidos ante la desaceleración de la demanda. En la misma línea se muestran los expertos de Renta 4: "ArcelorMittal está muy expuesta al ciclo y el sector está muy castigado por la guerra comercial, que creemos que se extenderá en el tiempo".

A las complicaciones arancelarias hay que sumar la debilidad económica. La industria metalúrgica, productora de materia prima para bienes básicos, está directamente relacionada con la coyuntura económica, con lo que la desaceleración es un factor clave. Todo ello está llevando a una merma de resultados. Alcoa registró en el primer trimestre menores ingresos y ebitda que en los trimestres precedentes. Arcelor cerró el invierno de 2019 con una caída del beneficio neto del 65%. Acerinox sufrió un descenso interanual del 44% en el beneficio entre enero y marzo de 2019.

Crisis metalúrgica en España

Los factores macroeconómicos y geopolíticos se están sintiendo con fuerza en España. Las exportaciones de hierro y acero descendieron un 5,5% en los tres primeros meses de 2019, según destaca la Secretaría de Estado de Comercio. En esta línea, los datos de consumo eléctrico de la industria metalúrgica no paran de empeorar. Según refleja Red Eléctrica, el gasto de electricidad, uno de los termómetros que mejor miden la salud de la actividad, lleva 11 meses consecutivos de caídas, lo que supone un retroceso no visto desde el inicio de la crisis. Además, las caídas cada mes son más intensas, hasta el punto de que desde principios de 2019 son de más de dos dígitos, lastradas por las paradas del Alcoa.

La aluminera estadounidense es una de las empresas que mejor reflejan la crisis que vive el sector. En 2018, anunció que cerraría sus fábricas de Avilés (Asturias) y A Coruña y más recientemente ha deslizado la posibilidad de clausurar también la planta de San Ciprián (Lugo). La plantilla vive momentos realmente tensos y se agarran a seis compañías —de las que no han trascendido los nombres— que podrían estar interesadas en reactivar la producción, según destacó un alto cargo del Gobierno de Asturias. Las distintas administraciones han tomado cartas en el asunto para tratar de salvar los puestos de trabajo, aunque por ahora no hay ofertas vinculantes de compra.

Alcoa apunta al alto precio de la electricidad como un factor fundamental en la decisión de cierre. De hecho, la compañía advirtió a la SEC de EEUU de que la empresa esperaba ganar 70 millones de euros más al año tras deshacerse de las plantas españolas.

Las dificultades, que acaban desembocando en ajustes de personal y fricciones entre plantilla y directiva, tampoco son ajenas a Acerinox. La compañía se está planteando traer bobinas negras desde Asia para reducir los costes de producción de su factoría andaluza y anunció recientemente la paralización de las inversiones en esta fábrica de Los Barrios (Cádiz). Los dirigentes de la empresa y los representantes de los trabajadores se encuentran alejados respecto a la negociación del convenio colectivo, lo que desembocó en manifestaciones previas a la junta de accionistas en abril. En las últimas horas, el comité de empresa ha convocado una huelga para el 12 de junio.

La multinacional asegura que la situación de Acerinox Europa es "delicada", después del empeoramiento de las condiciones del mercado en el último trimestre. La empresa sostiene que los costes de su fábrica en Los Barrios son casi el doble que los de las que tiene en otros países como EEUU o Sudáfrica.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios