sector legal

Garrigues se apoya en Latam para crecer y aguarda su oportunidad en Argentina

El bufete ha cerrado 2018 con una facturación de 364,6 millones de euros, un 2,1% más que el año anterior. Con este ejercicio, ya encadena seis años consecutivos de subidas

Foto: Fernando Vives, presidente ejecutivo de Garrigues.
Fernando Vives, presidente ejecutivo de Garrigues.

Garrigues no se apea de la primera posición. El despacho de abogados cerró el pasado año con una facturación global de 364,6 millones de euros, una pequeña subida —del 2,1%— con respecto a los 357,13 millones registrados en el ejercicio anterior. Del total de la facturación, el 13,2% ya procede de las oficinas internacionales.

El despacho, que cuenta con oficinas propias en 13 países, también ha experimentado un fuerte crecimiento en Latinoamérica, de donde proceden 25,65 millones, un 9,28% más. Esto quiere decir que, a pesar de su reducido peso relativo sobre la facturación global, casi una tercera parte del crecimiento provino de esa región. El despacho está presente en Chile, Brasil, Colombia, México y Perú, pero todavía hay una plaza que se le atraganta al gigante de la abogacía: Argentina.

Tal y como explica Fernando Vives, presidente ejecutivo de la firma, la entrada en el país latinoamericano es una opción largamente barruntada en la casa que no ha podido ejecutarse por la inestabilidad económica del país, que desde hace años atraviesa una fuerte espiral inflacionista. El otro objetivo al otro lado del Atlántico es más amplio y apunta a Centroamérica, donde Garrigues quiere hacer una integración regional con todos los países de la zona.

En España, el área que actúa como locomotora del despacho es mercantil, que supone el 32,7% de las cuentas. Le sigue tributario, con el 30,4%, y Vives añade que otras ramas, como ‘compliance’, gobierno corporativo y protección de datos, también se han mostrado especialmente activas en el último año. Según Vives, crisis como la de Cataluña o el inconcluso Brexit no han tenido impacto en los números. De hecho, la oficina de Barcelona, que factura unos 60 millones, ha registrado un comportamiento positivo al calor del mercado inmobiliario. Por otro lado, el despacho mantiene un año más la deuda bancaria neta a cero. Según apunta Vives, los socios de la firma, unos 300 en total, ‘sacrifican’ parte de los ingresos cada año para reinvertirlos en la firma y mantener el balance limpio de deudas.

Durante el repaso del año, el máximo responsable de la firma también habló de la conciliación y la igualdad en los despachos de abogados, dos asuntos espinosos que siempre se han señalado como el principal freno en la carrera de las mujeres. “No hay una solución fácil”, admite Vives.

El abogado señala que la vida en los despachos es muy intensa y que en gran medida está marcada por el ritmo que imponen los clientes. “Estamos empeñados en revertir la situación, hemos hecho casi de todo”. Entre otras medidas, la firma tiene en marcha un plan para que los profesionales que han tenido hijos puedan reducir su actividad un tiempo determinado sin que afecte a su salario.

Sobre la brecha salarial, Vives admite que en Garrigues es de un 10%, pero señala que se debe al mayor peso de las mujeres en las categorías salariales de empleos menos cualificados y a la antigüedad. A este respecto, también ha apuntado que el 99% de las secretarias son mujeres y que otro personal de apoyo (por ejemplo, paquetería) son casi todos hombres. “El porcentaje es bajo”, ha señalado.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios