en las cuentas del tercer trimestre

La CNMV exige a las grandes del Ibex revelar sus pérdidas por la crisis en Argentina

El organismo supervisor quiere que las principales empresas españolas con exposición al país latinoamericano anuncien en el tercer trimestre el impacto del 'crash' en Buenos Aires

Foto:  Organizaciones de izquierda rechazan el acuerdo crediticio de Macri con el FMI. (EFE)
Organizaciones de izquierda rechazan el acuerdo crediticio de Macri con el FMI. (EFE)

La crisis financiera que vive Argentina y que ha llevado al Ibex 35 a tocar mínimos del año va a obligar a las empresas con exposición al país latinoamericano a retratarse. Según han confirmado distintas fuentes, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) mantiene estos días reuniones con los responsables fiscales y jurídicos de empresas como Telefónica, BBVA, Santander, DIA, Prosegur y Naturgy, para exigir que hagan públicos cómo y cuánto les afecta la debacle de la economía argentina.

Así lo han confirmado portavoces oficiales de varias de estas compañías, algunas de las cuales tienen una ponderación muy significativa en la composición del Ibex 35. La caída de sus acciones ha llevado al índice selectivo a su cota más baja de 2018, pero hasta la fecha ninguna de ellas ha concretado el impacto de la devaluación del peso argentino y de la abrupta subida de tipos de interés hasta el 60%. Ante este desplome en bolsa y esta ausencia de información, la CNMV les ha solicitado que detallen cómo les afecta el súbito deterioro de la economía latinoamericana.

Todas las compañías han acogido con disciplina la recomendación de la CNMV y están preparando sus informes para concretar el impacto de la crisis en el Gobierno de Mauricio Macri. Lo que están discutiendo es si deben especificarlo en las cuentas del tercer trimestre del año, que se presentarán entre la segunda quincena de octubre y la primera de noviembre, o en la memoria consolidada de 2018, que se hará pública entre enero y febrero de 2019.

Las empresas prefieren demorar sus declaraciones para principios del próximo ejercicio, al considerar que ahora hay una gran volatilidad en Argentina y escasa visibilidad para saber cuáles serán las consecuencias reales en la economía doméstica tras las medidas correctoras anunciadas por el presidente de la república. Pero la CNMV considera que los inversores necesitan saber cuanto antes el impacto del plan de ajuste de 9.000 millones de dólares en las cuentas de las empresas españolas, especialmente tras las previsiones oficiales sobre la caída del producto interior bruto (PIB) y la inflación.

Después de subir los tipos de interés al 60% para frenar la depreciación del peso, el equipo de Macri, que espera un préstamo de 50.000 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional (FMI), estima que el PIB caerá un 2,6% en 2018 y el índice de precios al consumo (IPC) se disparará hasta el 42%. Se trata del mayor repunte de la inflación desde 1990, uno de los aspectos que más incidencia tienen en empresas como Telefónica, Santander, BBVA y Naturgy, entre otras.

De hecho, Telefónica ya incluyó en los resultados del primer semestre de este ejercicio una llamada de atención sobre el efecto que tendría en su patrimonio y en su cuenta de resultados que Argentina fuese declarada oficialmente “país hiperinflacionista”. Según la norma internacional de contabilidad número 29, las empresas tendrán que hacer un ajuste en su balance y en sus beneficios si el IPC supera el 100% en los tres últimos años.

Primeros daños

Así lo admite la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete, la cual avanza que “estudiará la aplicación de los ajustes por inflación a sus compañías cuya moneda funcional sea el peso argentino para la información financiera de los periodos terminados desde el 1 de julio de 2018”. Fuentes oficiales de la multinacional, que obtiene el 6,7% (3.850 millones) de sus ingresos en el país, han declinado hacer ningún comentario sobre esta información. En el primer semestre del año registró una reducción del patrimonio neto de 2.484 millones de euros, motivada por la depreciación del real brasileño y del peso argentino. Una caída que llevó a suspender ya en mayo la salida a bolsa de su filial domiciliada en Buenos Aires.

Desde BBVA, admiten que están analizando en estos momentos el ajuste obligado por la situación en Argentina, el país de Latinoamérica donde más creció en créditos, en depósitos y en beneficios en el primer semestre. Por su parte, desde Banco Santander indican que el impacto será pequeño, al obtener allí solo el 3% de sus beneficios, si bien reconocen que la devaluación del peso y la más que probable subida de la morosidad podrían tener consecuencias más negativas. Naturgy, que suministra la mitad del gas de Buenos Aires, no ha realizado comentarios sobre esta información. Por último, Prosegur indica que "está actualmente evaluando los impactos que se derivan de la consideración de Argentina como país hiperinflacionario".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios