LAS ACCIONES SE MUEVEN EN MINIMOS DE 2002

Semana clave para el futuro bursátil de Telefónica por culpa de Argentina

Macri tiene que anunciar una batería de medidas que aceleren el desembolso del préstamo pactado con el FMI el pasado mes de mayo tras el desplome del paso

Foto: Telefónica. (EFE)
Telefónica. (EFE)

Telefónica perdió el pasado viernes la cota psicológica de los 7 euros por acción y se mueve desde entonces en mínimos desde 2002 a la espera de ver como se desarrollan los acontecimientos en uno de uno de los mercados clave en los que opera: Argentina. No en vano, aunque el país realmente supone menos del 7% de sus ingresos totales (3.495 millones de euros em 2017), la fuerte crisis que atraviesa y que ha provocado una devaluación del peso del 98% en el año frente al dólar, alejan aún más la salida a bolsa de su filial, prevista para este año.

Y es que esta era una de las bazas con las que contaba José María Álvarez-Pallete para reducir la abultada deuda de la compañía (44.250 millones de euros al cierre de 2017) después de que se cayera anteriormente la venta de Telxius y de su filial en Reino Unido, aplazada esta última sine díe. Así, desde que en mayo el Gobierno de Mauricio Macri solicitó al Fondo Monetario Internacional un rescate de 50.000 millones de dólares, el mayor préstamo de la historia de la institución, las acciones de Telefónica han caído entorno al 15% y acumulan un 11% en lo que va de año.

Además, las turbulencias en Argentina están provocando vaivenes en otros países de Latinoamérica por el miedo al contagio, una región que supone entorno al 28% de los ingresos de la teleoperadora española. Aún con todo, la compañía no ha perdido todavía el favor del mercado. Así, el consenso de los analistas de Bloomberg insisten en un 51% en la recomendación de "comprar" y un 41% en "mantener", con un potencial de subida del 33% hasta un precio objetivo de 9,36 euros por acción.

Evolución de las acciones de Telefónica desde 2002
Evolución de las acciones de Telefónica desde 2002

Una foto, no obstante, que podría cambiar en el transcurso de los próximos días. Y es que el rescate del FMI no es gratis y Macri tiene que anunciar en esta semana una batería de medidas que aceleren el desembolso del préstamo pactado con el FMI el pasado mes de mayo tras el desplome del 34% del peso en el mes de agosto a pesar de que el Banco Central ha elevado los tipos de interés hasta el 60%. Además, los expertos de Bankinter destacan que "el riesgo de que Argentina tenga que pedir más asistencia al FMI es muy elevado".

El balón, por tanto, está sobre el tejado de La Casa Rosada. "Los inversores no van a tolerar ni un error político esta semana", aseguran desde el departamento de análisis de ING. "Hace falta una acción decisiva para enfrentar las debilidades que suponen el enorme déficit fiscal y las fuertes necesidades monetarias. Una falta de avances en este sentido esta semana ponen en serio peligro la propia gobernabilidad del país", aseguran.

Pero Telefónica no es la única que esta semana va a tener el corazón en un puño. Hasta catorce empresas del Ibex 35 tienen intereses en Argentina. Es el caso de Santander y BBVA, para los que más de un 5% de sus ingresos proceden de este país, 359 millones de euros y 219 millones de euros respectivamente en 2017. También Naturgy tiene presencia en Argentina desde 1992 a través de Gas Natural BAN, que aportó 574 millones de euros en 2017 a las cuentas de la compañía, un 2,46% de los ingresos totales. En el caso de DIA, este mercado supone un 16% de todas sus ventas, 636,7 millones de euros o Mapfre, con un volumen de primas cercano a los 300 millones de euros.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios