los azafatos se plantan el 25 y 26 de julio

La huelga de Ryanair afectará a unos 300.000 pasajeros solo en España

Los paros convocados por los azafatos en temporada alta pueden amargar las vacaciones de unos 300.000 pasajeros sólo en España. Julio y agosto son los meses de mayor tráfico aéreo

Foto: La huelga de Ryanair estropeará las vacaciones de unas 300.000 personas en España. (EFE)
La huelga de Ryanair estropeará las vacaciones de unas 300.000 personas en España. (EFE)

Unos 300.000 pasajeros se exponen a una cancelación o retraso de su vuelo los próximos 25 y 26 de julio. Los azafatos españoles, italianos, belgas y portugueses de Ryanair han convocado huelga en esas fechas para exigir a la aerolínea que deje de someterles a la legislación laboral irlandesa. Ya dieron un ultimátum a finales de mayo, pero la 'low cost' sigue sin atender sus reivindicaciones.

[Lista completa de vuelos cancelados por Ryanair en España]

La huelga de Ryanair afectará a unos 300.000 pasajeros solo en España

Ryanair cuenta con 51 rutas solo en Madrid-Barajas, donde transportó a 2,82 millones de pasajeros entre enero y mayo de este año. No obstante, la huelga de tripulantes de cabina impactará en todos los aeropuertos donde opera, incluido Barcelona-El Prat. Desde allí movió a 2,93 millones de viajeros en los cinco primeros meses de 2018, convirtiéndose así en el destino más importante para la aerolínea en España.

De acuerdo con los cálculos realizados por El Confidencial a partir de las estadísticas mensuales de viajeros publicadas por AENA, la huelga de azafatos puede afectar a unas 300.000 personas durante los dos días de convocatoria. Esta cifra está calculada en base a los 4,63 millones de pasajeros que la aerolínea irlandesa movió con origen o destino en aeropuertos españoles en julio del año pasado, lo que resulta en un promedio diario cercano a los 150.000 pasajeros de hace justo ahora un año.

Hay que tener en cuenta el mayor número de viajeros transportados durante los fines de semana, así como la evolución del tráfico aéreo de Ryanair en lo que llevamos de año: ha crecido un 9% respecto a 2017. De hecho, Ryanair supera año tras año su récord de pasajeros transportados en España, una plusmarca que también tiene al alcance de la mano en 2018.

También podrán verse afectadas aquellas personas que viajen hacia o desde Irlanda el 12 de julio, fecha en la que un grupo de pilotos irlandeses ha convocado huelga para exigir una mejora salarial. Por su parte, los paros de los azafatos europeos impactarán de lleno en los aeropuertos de España, Portugal, Italia y Bélgica. Es decir, a los 300.000 afectados de nuestro país hay que sumar otros cuantos pasajeros a nivel europeo.

Los tripulantes de cabina portugueses ya se movilizaron en abril con una huelga de un día que Ryanair intentó 'reventar'. Para ello, presionó a auxiliares de vuelo españoles para que renunciasen a su día de descanso y se desplazasen a Lisboa para cubrir a sus homólogos. En ese caso, 13 vuelos fueron cancelados.

Los aeropuertos españoles más afectados por volumen de pasajeros en Ryanair serán Barcelona-El Prat, Madrid-Barajas, Palma de Mallorca, Málaga, Alicante-Elche, Valencia, Ibiza, Sevilla, Girona, Tenerife Sur y Gran Canaria. Queda por ver qué servicios mínimos decretará el Ministerio de Fomento los próximos 25 y 26 de julio.

Según los sindicatos —USO y Sitcpla en España, SNVPAC en Portugal, UIL en Italia, CNE en Bélgica—, el 75% de los auxiliares de vuelo está contratado a través de empresas de trabajo temporal, sujeto a legislación irlandesa, sin salario base y cobrando únicamente por las horas de vuelo, con la inestabilidad laboral que eso conlleva.

Ryanair considera que esta huelga "no tiene sentido" porque ese colectivo "ya gana hasta 40.000 euros anuales, tiene un fin de semana largo de tres días cada semana, no vuela más de 18 horas semanales, recibe incentivos y disfruta de vacaciones pagadas", como si esto último fuera un privilegio y no un derecho.

La aerolínea capitaneada por Michael O'Leary se enfrenta a su segundo verano caliente consecutivo: el año pasado suspendió más de 2.000 vuelos y dejó tirados a más de 350.000 pasajeros tras hacerse un 'lío' con las vacaciones de los pilotos, una mala planificación que le costó dos expedientes de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), dependiente de Fomento.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios