reNault suspende el turno nocturno

La fábrica de Seat en Barcelona dispara sus ventas mientras el resto del sector pincha

La exportación del sector del automóvil desde la capital de Cataluña supera los 1.500 millones en marzo, récord histórico jamás visto, según las últimas estadísticas del Ministerio de Economía

Foto: Vista de la factoría del grupo Seat en Martorell (Barcelona), la principal fábrica de automóviles de España. (EFE)
Vista de la factoría del grupo Seat en Martorell (Barcelona), la principal fábrica de automóviles de España. (EFE)

Las fábricas de coches en España, uno de los sectores que más empleo generan y fuerza tractora de la economía en las ciudades donde se ubican, están viviendo situaciones muy dispares. Mientras que Barcelona ha registrado los mejores datos de exportación en el sector del automóvil en marzo, el resto de provincias en las que existe una gran factoria de vehículos pinchan y venden menos al exterior que hace un año.

Esto significa que mientras la planta de Seat situada en la capital de Cataluña va como un tiro, el resto empiezan a sufrir. Nissan, que también está en Barcelona, aún no ha recuperado los números de 2017, con lo que la subida se debe sobre todo al tirón de la factoría germana. El sector del automóvil en la provincia catalana logró ventas en el exterior por más de 1.500 millones de euros en marzo, lo que supone un récord histórico y un avance del 40% con respecto a hace un año, según los datos ofrecidos por el Ministerio de Economía esta misma semana.

Así lo atestigua la empresa que más contribueye a la subida. Seat señaló recientemente que había batido récord de ventas en el primer trimestre de 2018 con 139.200 coches vendidos, lo que supone un 18,7% más. En marzo, rompió la barrera de los 60.000 vehículos vendidos, un hito nunca antes visto. Este tirón lo logra por los "volumenes históricos exportados a Alemania, Reino Unido, Argelia, Austria y Suiza", apunta la compañía.

Por otro lado, Seat afirma que las ventas al resto de España también permanecen estables, con lo que los augurios negativos que vaticinaban caídas tras el 1-O por la animadversión al indpendentismo no se están cumpliendo. El elevado nivel de producción y ventas ha llevado a extender el trabajo a más sábados y domingos en abril y mayo en la fábrica de Martorell por el éxito del Ibiza, el Arona y el León.

El resto de marcas que producen en España no es capaz de seguir el ritmo de 2017, y mucho menos el de Seat. Los datos de exportación de las provincias donde están ubicadas las diversas plantas son reveladores, ya que alrededor del 90% de su producción se vende fuera del territorio nacional.

Así, en marzo, exportan menos Mercedes en Álava (-3,5%), Volkswagen en Navarra (-6,8%), Renault en Palencia (-9,6%) y Valladolid (-5,2%), Citroën en Pontevedra (-3,8%), Ford en Valencia (-18,4%) y Opel en Zaragoza (-23,7%). A diferencia de los anteriores, la fábrica de Citroën en Madrid representa un porcentaje de exportación inferior al de otras industrias en la capital, y Economía no lo destaca en su informe.

Expertos del sector señalan que las caídas del mes de marzo hay que tomarlas con cautela, ya que este año están afectadas por la Semana Santa. Sin embargo, en el primer trimestre del año, caen todas excepto Citroën en Pontevedra, Mercedes en Álava y la propia Seat.

Uno de los que empiezan a notar más las caídas es Renault. La compañía prescindirá del turno de noche en las factorías de Valladolid y Palencia, una medida que afecta a 1.200 trabajadores. Como publicó El Confidencial en marzo, la fábrica llevaba, desde finales de 2017, varios meses de declive en las ventas, un empeoramiento que aún no ha cesado.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios