ante la incertidumbre del sector textil

Permira ultima la compra a la baja de Bimba y Lola por las reticencias de la banca

El fondo de capital riesgo británico, que el pasado año salió de Cortefiel por la puerta de atrás, presenta la oferta más alta por la compañía gallega de complementos

Foto:

Permira ha echado el resto por apostar de nuevo por la moda española, después de su sonado fracaso en Cortefiel. La firma de capital riesgo británica, que el pasado año vendió la compañía competidora de Inditex con pérdidas millonarias, ha presentado la oferta más alta por Bimba y Lola. Según indican fuentes próximas al proceso, la sociedad de 'private equity' ha ofrecido cerca de 400 millones de euros por la empresa de complementos fundadas por Uxía y María Domínguez, sobrinas del diseñador Adolfo Domínguez.

La propuesta de Permira es ligeramente superior a la de Carlyle, el otro finalista de una subasta dirigida por Morgan Stanley y por la que también se interesaron Bain Capital y KKR. Según distintas fuentes, el fondo británico ha sido el mas agresivo en la última fase de la puja, al decidir poner más dinero en efectivo ante las reticencias de la banca, que desde un principio advirtió del alto precio que pedían las dos accionistas de la compañía gallega.

Las entidades financiadoras comunicaron a los potenciales compradores que no garantizaban con deuda más de tres veces el beneficio operativo (ebitda, por sus siglas en inglés) de Bimba y Lola, cuyas dueñas han pedido a los interesados que llegaran a pagar cerca de 11 veces —450 millones— el ebitda estimado para 2018. Un ratio muy exigente, ya que, según las estimaciones internas, el beneficio bruto se iba a duplicar al pasar de los 21 millones de 2017 a los casi 40 millones de euros del ejercicio en curso.

La operación aún está pendiente de la firma, pero fuentes próximas a Carlyle dan por hecho que han sido batidos por Permira como pasó con Pronovias

Varios bancos, que ya sufrieron las pérdidas derivadas de la financiación de Cortefiel y el reciente susto que han dado Desigual, Mango y hasta Inditex, indicaron a Permira y a Carlyle que deberían hacer una inversión relevante en metálico debido a las dudas que tenían sobre el plan de crecimiento. Y, en esta coyuntura, la sociedad inglesa dirigida en España por Javier Rebuelta ha sido la que más fuerte ha apostado por Bimba y Lola.

La operación aún está pendiente de la firma, pero fuentes próximas a Carlyle dan por hecho que han sido batidos por Permira, como también les pasó con Pronovias, la empresa de moda nupcial, que finalmente cayó en manos de BC Partners. Curiosamente, el fondo de capital riesgo europeo también se interesó el pasado año por hacerse con la participación del 33% que Permira vendía de Cortefiel, la cual finalmente fue recomprada por CVC y PAI Partners, accionistas históricos de la firma de moda.

La fuerte apuesta de Permira ha sorprendido a sus competidores, dada su mala gestión de la inversión en Cortefiel —la empresa llegó a perder más de 600 millones de patrimonio— y el daño reputacional que le causó esta aventura, de la que salió de mala manera 12 años después (entró en 2006) de haberla comprado a partes iguales con CVC y PAI Partners.

Un sector poco de moda

Bimba y Lola está presente en una veintena de países y cuenta con más de 222 puntos de venta. Para este año, su objetivo es poner en marcha 20 nuevos establecimientos con su marca, que obtuvo una facturación de 152,4 millones en el ejercicio 2016-2017. Su último beneficio publicado es de 16,4 millones, mientras que su ebitda alcanza los 21,6 millones. Fuentes financieras justifican la valoración de la empresa gallega por sus posibilidades de expansión internacional, ya que sus ventas en el exterior solo representan ahora un 26% del total.

Pero otras advierten del riesgo que asume Permira en un sector muy volátil, donde el efecto de temporada tiene una gran incidencia y ante la amenaza de la ventas por Internet. El ejemplo de Desigual es uno de los más significativos: sus beneficios se han desplomado tras la entrada de Eurozaeo en su capital. Las dudas sobre el futuro de H&M, Mango y hasta Inditex, el peor valor del Ibex en lo que va de año, también siembran incertidumbre sobre la inversión.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios