las marcas confirman esta tendencia

Los refrescos 'zero' desbancan al azúcar en los bares: "Nadie pide Coca-Cola normal"

Las versiones 'zero azúcar' han robado el trono a la Coca-Cola o Pepsi 'de toda la vida' en España, como constatan los hosteleros y las propias marcas de fabricante

Foto: La demanda de refrescos 'zero azúcar' se dispara también en los bares.
La demanda de refrescos 'zero azúcar' se dispara también en los bares.

Si los clientes ahora se preocupan hasta por las salsas que llevan las ensaladas, ¿cómo no van a pensárselo dos veces ante la bomba de azúcar que trae un refresco? Como dueño de dos cafeterías Nice en Madrid, Rober constata que la preocupación por comer sano ya alcanza al canal de la hostelería. “Me piden muchas más bebidas 'zero' o 'light', casi nadie pide ya las normales. La gente incluso está empezando a rechazar el vinagre de módena porque dice que lleva mucho azúcar”.

La Coca-Cola ‘de toda la vida’ pierde fuelle en España a favor de la Zero, como confirman tanto los nueve hosteleros consultados por este periódico como la propia compañía: cuatro de cada diez bebidas vendidas por este grupo en España ya son sin azúcar, un porcentaje que aumentará previsiblemente hasta el 50% en dos años. Esta tendencia se da en todas sus marcas (Aquarius, Fanta, Sprite, etc.), si bien se nota sobre todo en las colas.

Las ventas de Aquarius Zero se dispararon un 20% en 2016.
Las ventas de Aquarius Zero se dispararon un 20% en 2016.

Si hablamos de la botella familiar de dos litros o la clásica lata de 330 mililítros, “Coca-Cola ya tiene la misma distribución en Zero y Light que en la original”. La fidelidad hacia estas últimas ha repuntado un 9% en los últimos cinco años, eso sin contar con el ‘subidón’ de Aquarius Zero. Esta variedad creció por encima del 20% en 2016, batiendo todos los récords.

La Coca-Cola ‘de toda la vida’ pierde fuelle a favor de la Zero, líder indiscutible en ventas en los baresEsther da fe de ello desde la barra de su bar en Peñafiel.“No sé qué pasa con Aquarius este año. Lo pide todo el mundo”, señala esta vallisoletana. A 20 kilómetros de allí, Carlos asegura que la Coca-Cola Zero se ha convertido en número uno en ventas, prueba de que los consumidores “se cuidan cada vez más”. Este joven regenta una cafetería en Lovingos, un pequeño pueblo de Valladolid.

Según la encuesta que ha elaborado la asociación de hostelería La Viña (Madrid) para este periódico, el 80% del medio centenar de empresarios consultados ratifican que existe una clara tendencia hacia una alimentación más saludable en sus restaurantes, sobre todo desde los últimos dos años. Los refrescos 'zero' o 'light' han desbancado a los originales, mientras que los zumos naturales han robado protagonismo a los embotellados.

El 20% de los clientes de este local de 'kebabs' hoy pide sacarina con el café. (M.V)
El 20% de los clientes de este local de 'kebabs' hoy pide sacarina con el café. (M.V)

"Los clientes buscan que los platos estén cocinados de forma saludable, piden aceite de oliva y se preocupan por los ingredientes porque no quieren engordar. Huyen de las frituras y se decantan por los pescados a la plancha, las ensaladas y la cocina casera", destacan fuentes de La Viña. Otra de las peticiones típicas tiene que ver con el cambio de guarnición: menos patatas fritas y más 'verde'. Casi el 80% de los negocios ha adaptado su oferta a los nuevos hábitos de consumo, introduciendo cervezas y platos sin gluten, vegetarianos o libres de alérgenos y reforzando su 'stock' de bebidas 'zero'.

Los clientes huyen de las frituras y se decantan por las ensaladas.
Los clientes huyen de las frituras y se decantan por las ensaladas.

Grandes marcas como Schweppes también lo notan. Más del 40% de las ventas del grupo se corresponde con productos de bajo contenido en azúcar, como todos los que integran sus marcas SunnyDelight o La Casera®. Como hicieran sus competidores, la compañía ha adaptado su porfolio para adaptarse a la demanda ‘saludable’ de los consumidores: Trina Zero o Trina Mini (en formato pequeño) son algunas de sus últimas innovaciones.

¿Qué está haciendo PepsiCo? La multinacional se ha comprometido a que dos terceras partes de su gama de bebidas tengan 100 calorías o menos procedentes de azúcares añadidos por ración de 33 centilitros en 2025. “Este objetivo refuerza el trabajo realizado en los últimos 12 años: hemos reducido el azúcar un 37% en la gama Kas”, porcentaje que asciende al 35% en el caso de Lipton Ice Tea y al 30% en SevenUp, enumeran fuentes de la compañía tras destacar nuevos productos como Pepsi Max Zero o SevenUp Free.

Coca-Cola actúa en la misma línea. La compañía ha reducido un 38% el contenido de azúcar por litro en todas sus bebidas desde el año 2000 y se compromete a bajarlo otro 12% de cara a 2020, aparte de los envases en formato más pequeño que acaba de estrenar. Los gigantes de los refrescos perciben el cambio en los hábitos de consumo como una oportunidad para seguir creciendo, aunque no es el único reto al que se enfrentan.

El impuesto catalán a las bebidas azucaradas, en vigor desde principios de mayo, ha desafiado tanto a las marcas como a los hosteleros. Estos últimos por ahora no han percibido ningún cambio en las preferencias de los consumidores pese al encarecimiento del producto. No obstante, el Gremio de Restauración de Barcelona explica a El Confidencial que “muchos empresarios han decidido mantener precios y asumir ellos el coste del gravamen”. La mayoría de los hosteleros madrileños consultados por La Viña cree que un tributo semejante a nivel nacional tendría impacto en el consumo.

La sacarina, en auge

El auge de las bebidas 'zero' se ha notado sobre todo en el último año, cuando los dueños de bares, restaurantes o cafeterías empezaron a percibir una demanda de productos más saludables sin precedentes. “La oferta se está adaptando a esa nueva sensibilidad”, sostiene el presidente de la Federación Española de Hostelería (FEHR), Emilio Gallego. Y destaca también el crecimiento de la sacarina para endulzar el café.

Incluso los locales de comida rápida han visto cómo la demanda de sacarina ha pasado de 0 a 20% del total de consumidores de café o té en apenas unos años. Así lo garantiza Pedro, camarero del restaurante Antep-Kebab en el barrio de San Blas (Madrid).

En la pastelería de Alba, ubicada en el madrileño barrio de Chamberí, los clientes piden sobre todo stevia o azúcar moreno. Tampoco pueden faltar los Biofrutas sin azúcar, el pan con cereales o los bollos integrales. La cervecería Luchana suele recibir clientes jubilados y aficionados a la sacarina desde que su médico de cabecera les recomendó controlar el azúcar que toman.

Los clientes de Panishop prefieren stevia o bollos integrales. (M.V)
Los clientes de Panishop prefieren stevia o bollos integrales. (M.V)

“Piden bastante más sacarina que azúcar”, añade Beatriz, trabajadora de Juicy Avenue en la zona de oficinas de Pozuelo de Alarcón (Madrid). Este local de ensaladas vende sobre todo zumos y Coca-Cola Zero, aventajando a gran distancia a Coca-Cola Light. No es el único establecimiento donde la lata negra eclipsa a la gris. Su competidor directo, Ensaladas y +, confirma que la variedad sin azúcar es líder indiscutible en ventas, seguida de agua mineral, Nestea Zero y Fanta Zero.

Otro detalle que demuestra esta tendencia es la escasa demanda de salsas en las ensaladas. “Casi todos los clientes prefieren aceite de oliva y vinagre. Y no suelen pedir sal”, apunta Jaime mientras sirve un café con sacarina en ese local. Los edulcorantes todavía no han desplazado al azúcar moreno –acompañante preferido por los clientes– en la mayoría de bares consultados, aunque van ganando terreno a gran velocidad.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios