Coca-cola zero se expandió más del 12% en 2016

Coca-Cola centra su estrategia de futuro en reducir o eliminar el azúcar de sus bebidas

La compañía reconoce que la preocupación por la salud de los consumidores es cada vez mayor y destaca sus esfuerzos por reducir el 38% el contenido de azúcares por litro

Foto: Botellas de Coca-Cola. (Reuters)
Botellas de Coca-Cola. (Reuters)

Coca-Cola Iberia va a centrar su estrategia de cara a futuro en la reducción o eliminación del azúcar de sus bebidas. Según explica la compañía, los consumidores están cada vez más preocupados por los aspectos concernientes a la salud. En este contexto, las bebidas 'Zero' y 'light', sin azúcares añadidos, están marcando la pauta de la compañía, que está viendo como sus ingresos cada vez son mayores en estos productos.

Actualmente, las ventas de bebidas sin azúcares en el conjunto del portfolio de Coca-Cola en España representan el 38% (el 41% en la marca Coca-Cola). Los productos sin azúcares añadidos crecieron un 4% en 2016, liderados por Coca-Cola Zero, que repuntó sus ventas un 12%, según datos de la firma. Por su parte, Coca-Cola original tiene un crecimiento más bajo, explica la compañía estadounidense.

En este sentido, Coca-Cola asume los postulados de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que en 2003 fijó la recomendación de limitar el consumo de azúcares añadidos al 10% de la ingesta total. Y es que a nadie se le escapa que los problemas de salud derivados del consumo excesivo de azúcar, causando enfermedades crónicas como la diabetes o la obesidad infantil, es un problema cada vez más extendido en la sociedad. Hasta el punto de que las autoridades públicas están empezando a tomar medidas. Así, España no destacarta un gravamen a las bebidas azucaradas siguiendo la senda de otros paises como el Reino Unido.

Sobre el impacto que ha tenido el gravamen que ya ha implementado la Generalitat de Catalunya, Coca-Cola ha señalado que aún es pronto para dar cifras. Califican este impuesto como "discriminatorio". En este caso, Coca-Cola cree que se debería gravar a todos los alimentos con azúcares añadidos y no sólo las bebidas, por lo que entiende que este gravamen es "excluyente".

Ante este panorama, Coca-Cola destaca la reducción de azúcares del 38% desde el año 2000, y espera bajar ese porcentaje otro 12% de 2017 a 2020. La propia empresa pone el acento en que todas sus bebidas gozan de una alternativa sin azúcar. Los responsables de la empresa destacan que bebidas como Fanta, Sprite o Powerade han reducido su proporción de azúcar en más del 30% en los úlitmos años.

Nuevo tamaño de lata más reducido

Además, dentro de su estrategia de futuro añaden otras novedades enfocadas al consumo más responsable, según su criterio. En este sentido, destacan las nuevas latas. Estas serán más pequeñas, de cuarto de litro (25cl), algo más pequeñas que las actuales de tercio de litro (33cl). La marca explica que los consumidores quieren menos cantidad, de nuevo de cara a mejorar sus hábitos de consumo saludables. Coca-Cola prevé distribuir 36 millones de latas en el mercado. El futuro dirá si este tamaño tiene aceptación y es capaz de mejorar los ingresos de la marca. Los responsables no han querido decir cuánto más barata va a ser esta nueva lata comparada con la clásica. A preguntas de periodistas, la firma no ha querido entrar en la diferencia de tamaño más amplia que de precio y quién sale beneficiado si el productor o el distribuidor.

Por último, Coca-Cola ha incidido en un etiquetado más claro, de nuevo ha querido resaltar su concienciación con la responsabilidad ante el consumidor, especialmente entre menores, por lo que ha destacado su política de no hacer publicidad a menores de hasta 12 años.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios