aumentos de entre el 30% y el 40%

Plenilunio expulsa a las pymes con subidas del alquiler a favor de las grandes franquicias

Zapaterías como Lola Rey o Zankos y tiendas de ropa como Paco Cecilio o Área Zero dicen adiós al centro comercial de moda porque no pueden (o no les dejan) asumir las nuevas tarifas

Foto: La afluencia y las ventas de Plenilunio no cesan de crecer.
La afluencia y las ventas de Plenilunio no cesan de crecer.

“Descuentos hasta el 50%. Liquidación por cierre”. Al menos una decena de tiendas de Plenilunio están a punto de decir adiós al centro comercial o ya han bajado la persiana, y no ha sido por falta de ingresos. Los nuevos gestores del centro están apretando las tuercas a las pequeñas y medianas empresas con subidas de alquiler que oscilan entre el 30% y el 40% cuando finalizan los contratos, explican todos los comerciantes consultados por este periódico.

La inmobiliaria francesa Klépierre anunció la compra de Plenilunio al fondo de inversión Orion Capital Managers por 375 millones de euros en marzo de 2015, si bien los comerciantes no empezaron a notar los efectos de este cambio de manos hasta el último verano. “Nos están asfixiando desde la llegada de los nuevos gestores. Aparte de subir las tarifas, nos obligan a abrir los domingos de diez de la mañana a diez de la noche cuando antes dejaban hacerlo de doce a nueve”. Algo similar ocurre con Nochebuena y Nochevieja. "Este año nos quedaremos hasta el final. Antes nos íbamos a las siete a preparar las cenas", explica la dependienta de una tienda.

Lola Rey es una de las zapaterías españolas que, a pesar de funcionar “bien”, está a punto de echar el cierre en ese centro como consecuencia de la subida del alquiler. La firma mantiene otras 20 tiendas en Madrid y 45 empleados, según su memoria de cuentas anuales correspondiente a 2015. Lo mismo ocurre con su vecina Paco Cecilio. Esta tienda de ropa de caballero con presencia en otros cuatro centros comerciales lleva en Plenilunio casi desde los inicios (2006), pero ahora no puede continuar porque los nuevos gestores así lo han decidido.

“Plenilunio hoy es muy goloso. No renuevan los alquileres porque les interesa hacer contratos nuevos mucho más caros”, explica una vendedora del centro comercial. La recuperación del consumo hace que las tarifas de arrendamiento suban, una tendencia que suele invertirse en época de crisis. A esto se suma la revalorización de Plenilunio en el último año, pues ha registrado un importante aumento de afluencia y facturación. Así lo confirma Klépierre a este diario, aunque no aporta datos.

Plenilunio dice adiós a la firma de moda Paco Cecilio. (M.Valero)
Plenilunio dice adiós a la firma de moda Paco Cecilio. (M.Valero)

Otras firmas ya se han ido para no volver, como la zapatería Zankos o la firma de moda infantil Okaïdi. A esta última le ofrecieron continuar a cambio de que abriese otra tienda en el centro comercial Príncipe Pío, cuenta un dependiente. Como no aceptó, no le quedó más remedio que salir de Plenilunio. Café de Indias también bajó la persiana hace ya un tiempo porque le subieron el alquiler de 7.000 a 9.000 euros mensuales. “En algunos casos han aumentado el doble. Conozco una pequeña papelería que ha pasado de pagar 3.000 a 6.000 euros al mes”. Otro encargado dice abonar 8.000 euros por unos 90 metros cuadrados.

El pez grande se come al chico

Los ejemplos de cierres en los últimos meses saltan a la vista. La tienda infantil Mundo Globo fue sustituida hace poco por la franquicia china Casa Móvil. Un pequeño comercio de relojes fue reemplazado por la franquicia de maquillaje Nyx. La tienda de ropa para adolescentes Área Zero dijo adiós en beneficio de Stradivarius (Inditex), que usará este espacio para ampliar su antigua tienda. Otro de los gigantes que acaba de aterrizar en Plenilunio es Adidas, que hoy ocupa los 370 metros cuadrados que dejó Inside.

Adidas hoy ocupa el local que abandonó Inside. (M.V)
Adidas hoy ocupa el local que abandonó Inside. (M.V)

Esta firma de moda murciana será reubicada en un local más pequeño en la planta de abajo, confirman desde Inside. Hay más empresas textiles que han dicho adiós, como Rosa Azul o Santa Marta. Según fuentes del sector, los centros comerciales suelen aplicar una política más flexible con las grandes marcas porque atraen a importantes masas de público. Pero Klépierre niega cualquier estrategia de reposicionamiento hacia los gigantes de la moda.

"En el centro tendrán cabida pequeñas, medianas y grandes marcas", asegura Plenilunio“Tenemos prevista una importante inversión para mejorar la experiencia de compra y seguiremos trabajando para reforzar la oferta comercial del centro, donde tendrán cabida pequeñas, medianas y grandes marcas teniendo siempre como punto de partida la demanda actual de los consumidores”, explican los propietarios de Plenilunio.

De hecho, el aumento de la afluencia de clientes ha despertado el interés de incontables firmas. Así lo confirman en el punto de información del centro. “Recibimos muchísimas solicitudes cada día y hay renovación constante. Los sábados no se puede ni andar por los pasillos". Klépierre también gestiona otros centros comerciales como La Gavia o Príncipe Pío; según su última memoria de cuentas anuales, la sociedad registró unas pérdidas de 10,3 millones de euros en 2015 frente a los 6,04 millones que se dejó el año anterior. La facturación fue de 24,8 millones, un 10,7% más que en 2014.

Stradivarius está ampliando su tienda a costa del espacio que ocupaba Área Zero. (M.V)
Stradivarius está ampliando su tienda a costa del espacio que ocupaba Área Zero. (M.V)

¿A cuánto pueden ascender los alquileres en Plenilunio? Para comprobarlo, nos hemos puesto en contacto con Klépierre en busca de un local comercial donde abrir una zapatería ficticia. “A día de hoy, solo hay un establecimiento disponible de 40 metros cuadrados. El resto son contratos firmados y obras que se están realizando”. La tarifa estándar que nos ofrecen es de 90 euros al mes por metro cuadrado, desglosados en 70 euros por el arrendamiento y 20 más por los gastos de comunidad.

Otros como La Vaguada cobran unos 50 euros por metro cuadrado de media por el arrendamiento. “El promedio de gastos de comunidad es de unos doce euros por metro cuadrado”, explican fuentes del sector. No obstante, no sabemos si las tarifas de Plenilunio bajan a medida que crece el tamaño del local o en función del operador que firme el contrato; Klépierre no ha facilitado estos datos. Y es que grandes marcas como Primark o Zara son auténticos polos de atracción y, en consecuencia, suelen tener más poder que las pequeñas y medianas empresas en las negociaciones.

La remontada de los centros

España cerró 2016 con 548 parques comerciales (96 de ellos en Madrid) y una superficie total de 15,5 millones de metros cuadrados, sumando más de 33.200 comercios. La cuota de mercado casi alcanza el 18%. Según los datos de la Asociación Española de Centros Comerciales, la afluencia creció un 1,8% y las ventas se dispararon un 6% entre enero y junio de 2016, lo que confirma una tendencia positiva en consonancia con la recuperación del consumo. El año pasado se abrieron seis nuevos centros, ninguno de ellos en la capital. No obstante, la comunidad de Madrid tiene previstas varias aperturas como el Plaza Río 2, situado junto a la ribera del Manzanares, el complejo de lujo Canalejas, al lado de la Puerta del Sol, o el centro comercial que se construirá en el emblemático Edificio España.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios