EL NUMERO TRES DE ALIERTA

Telefónica cierra la salida de Valbuena con una indemnización de hasta 23 millones

El nuevo presidente ha alcanzado un acuerdo para cerrar el despido de Santiago Fernández Valbuena, otrora hombre de confianza de Alierta, con una megaindemnización

Foto: Santiago Fernández Valbuena. (EFE)
Santiago Fernández Valbuena. (EFE)

José María Álvarez-Pallete ya ha empezado a ejercer de presidente de Telefónica después de que el pasado viernes tomara el testigo de César Alierta. Lo primero que ha hecho el también consejero delegado de la operadora ha sido cerrar las duras negociaciones para finiquitar el contrato de Santiago Fernández Valbuena, uno de los ejecutivos clave en las últimas dos décadas en la multinacional y que fue su rival en la sucesión del empresario aragonés.

Según fuentes próximas al grupo, Pallete ha dado órdenes al presidente de la comisión de retribuciones para finiquitar el contrato del que fuera director financiero y director de estrategia corporativa de Telefónica, además de máximo responsable de Brasil, el motor del grupo. Aunque Fernández Valbuena llegó a un acuerdo en octubre del pasado año con Alierta para abandonar sus funciones ejecutivas tras casi 20 años en diversos puestos de alta dirección, las diferencias en la cuantía del despido provocaron que seis meses más tarde la situación se hubiera bloqueado.

Según distintas fuentes de Telefónica, la compañía, a través de la comisión de nombramientos y retribuciones, le hizo entrega hace meses de una propuesta de liquidación de su contrato. Pero Fernández Valbuena, al que siempre le ha unido una gran amistad con Alierta, rehusó aceptar la cantidad que le ofrecía la compañía por su salida. Según el reglamento del consejo de la sociedad, al número tres de Telefónica, doctor en Economía y máster por la Northeastern University de Boston y uno de los financieros más respetados en el sector, le correspondía una compensación de un máximo de cuatro anualidades, incluida la retribución fija y la media aritmética de las dos últimas variables.

José María Álvarez-Pallete y César Alierta, en una imagen de archivo. (EFE)
José María Álvarez-Pallete y César Alierta, en una imagen de archivo. (EFE)

Fernández Valbuena, que primero fue presidente de Fonditel, la gestora de pensiones de la compañía, y que desempeñó responsabilidades en el área de compras, sistemas, recursos humanos, auditoría interna y gestión de filiales (Atento y Endemol), ganó 3,31 millones de euros en 2015, por lo que su finiquito ascendería aproximadamente a 13,24 millones de euros. A esa cantidad hay que sumarle los 1,04 millones de derechos sobre acciones de Telefónica, valorados a precios de mercado en 9,68 millones, que ejecutará si la compañía consigue determinados objetivos corporativos. Además, el directivo tenía acumulados 6,53 millones en concepto de plan de pensiones, que presuntamente no percibirá.

En total, sumando todos los conceptos y en caso de cumplirse el plan de 'stock options', el que ha sido máximo responsable de los negocios del grupo podría llegar a percibir hasta 22,92 millones. El problema radica en que Telefónica le quería pagar la indemnización en reales brasileños, dado que los tres últimos años en el grupo los ha realizado desde Sao Paulo (Brasil), mientras que el directivo pretendía que se la abonaran en euros, puesto que de los casi 20 años en la multinacional, 17 los ha trabajado en países europeos. 

La diferencia es sustancial, ya que la divisa latinoamericana se ha desplomado cerca de un 40% en el último año, por lo que la liquidación final variaría sustancialmente en la resolución del contrato. Seis meses después de pactar su marcha, Fernández Valbuena estaba apartado de las decisiones estratégicas de Telefónica y vivía a caballo entre Madrid y Sao Paulo. Pero mantenía su estatus de director general, tal y como manifiesta la multinacional en el cuadro de mandos enviado hace apenas un mes a la Securities Exchange Commission (SEC) de Estados Unidos, la CNMV americana. 

Según algunas fuentes, a finales de abril también dejará el puesto de vicepresidente de Telefónica Brasil y su asiento en el órgano de gestión de la filial

Según distintas fuentes, las diferencias se han solventado en un punto intermedio, acuerdo preliminar que se sustanció el pasado viernes con la salida de Fernández Valbuena del consejo de administración de Telefónica, pese a que aún le quedaban dos años de permanencia. Según otras fuentes, a finales de abril también dejará el puesto de vicepresidente de Telefónica Brasil y su asiento en el órgano de gestión de la filial latinoamericana.

Más cambios en Brasil

Su dimisión del consejo de Telefónica Brasil no será el único cambio en el consejo de administración de la subsidiaria. Según fuentes internas del grupo, también dejará su asiento Fernando Almansa, el exjefe de la Casa Real, que asimismo salió del consejo de la matriz el pasado viernes. Sus puestos serán cubiertos por Ángel Vilá, director financiero de Telefónica, y por Ramiro Sánchez de Lerín, secretario del consejo y uno de los máximos responsables del área legal de la multinacional.

Por el contrario, seguirán en sus funciones Javier de Paz, íntimo amigo de José Luis Rodríguez Zapatero, que también mantiene su puesto en la 'holding', y Narcís Serra, el que fuera ministro del PSOE y presidente de la arruinada Catalunya Caixa.  

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios