ESPAÑA NO TOMARÁ MEDIDAS

Industria echa balones fuera: homologar los Volkswagen españoles es cosa de Alemania

Algunos países europeos ya han pedido exámenes de emisiones para los todos los coches diesel tras el escándalo de la firma en EEUU, pero España no tiene nada previsto

Foto: Coches Volkswagen en una feria de automóviles. (Reuters)
Coches Volkswagen en una feria de automóviles. (Reuters)

El escándalo de Volkswagen en Estados Unidos no deja indiferente a casi nadie. Francia va a poner en marcha su propia investigación para determinar si los fabricantes galos cumplen la normativa para limitar la contaminación. Alemania ya ha ordenado exámenes independientes de todos los coches diésel. ¿Y España?

Industria se limita a señalar que los Volkswagen son homologados en su mayoría por Alemania, sin que el Gobierno haya tenido “ninguna noticia de problemas en esta homologación”. El Ministerio se escuda por tanto en este sistema para evitar tomar medidas al respecto, a diferencia de otros países europeos.

Los coches europeos se revisan antes de salir

Las normas estadounidenses tienen poco que ver con las europeas. Allí existe la autocertificación: el reglamento establece los límites y condiciones que los vehículos deben cumplir y los fabricantes se responsabilizan de que así sea. No hay tercera parte que lo verifique antes de su comercialización, explica el Ministerio de Industria en declaraciones a este periódico.

En Europa sí es obligatorio homologar los coches antes de que salgan al mercado. “Los fabricantes deben llevar sus prototipos a un laboratorio independiente” para que compruebe si cumplen las normas o no. Hasta que el servicio técnico no emita un informe favorable, la autoridad de un Estado miembro no podrá expedir el certificado de cumplimiento, prosigue Industria.

La mayoría de los Volkswagen españoles son homologados en Alemania. Industria no ha detectado ningún problema en este proceso

El Ministerio se refugia en este argumento y no aclara si tiene previsto ir más allá, como sí han hecho nuestros vecinos franceses. “Las revisiones se hacen de manera periódica”, indica. Para eso está una entidad independiente que realiza controles de producción cada cierto tiempo. Su objetivo es “verificar que los vehículos que se fabrican en serie son idénticos al prototipo ensayado”.

“La hemos cagado por completo”

Volkswagen ha reconocido que trucó sus vehículos para eludir las normas medioambientales en Estados Unidos y ha decidido retirar sus diésel TDI de cuatro cilindros en ese país. “La hemos cagado por completo”, dijo el jefe de la compañía en EEUU, Michael Horn, tras admitir el engaño.

El presidente de Volkswagen se disculpa

Su mayor preocupación ahora es recuperar la confianza de los clientes después de un escándalo de tal envergadura. “Pagaremos lo que tengamos que pagar (…) Este tipo de comportamiento va totalmente en contra de nuestros valores”, insiste Horn.

Europa se pone nerviosa

La ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal, acaba de pedir información a EEUU para “apreciar la naturaleza del fraude y los medios para detectarlo”. Su objetivo es garantizar que esos comportamientos no suceden en Francia.

Este país también ha pedido “una investigación a escala europea” para tranquilizar a los consumidores, puesto que es la UE quien fija las reglas de la industria automovilística. Berlín tampoco ha tardado en solicitar exámenes de emisiones para todos los coches diésel de la firma vendidos en Alemania. España de momento no toma cartas en el asunto.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios