POR LAS MULTAS Y LOS COSTES DE ADECUACIÓN

¿Sobrerreacción de Volkswagen? Sabadell cree que la caída es adecuada

Muchos analistas consideran que el batacazo de Volkswagen en bolsa, del 33,57% en tres días, es exagerado para el posible impacto del fraude. Sabadell no lo cree así, y duda de una recuperación

Foto: Planta de Volkswagen. (Reuters)
Planta de Volkswagen. (Reuters)

Volkswagen ya cayó el viernes un 3,61% cuando empezaron los primeros rumores de que había algún problema en EEUU. El lunes, con el reconocimiento del fraude, se desplomó el 17,14%, y ayer, el 16,83%. En principio, este desplome parecía excesivo para medio millón de vehículos afectados y para unas multas que, aunque podían alcanzar los 16.000 millones según la ley, nunca han superado los 1.200 para el sector del automóvil en EEUU. Pero ayer la compañía alemana admitió que en realidad son 11 millones los coches objeto del fraude. Y entonces las caídas empiezan a casar.

Así lo piensa Óscar Rodríguez, analista de Banco Sabadell, que considera que el coste de adecuación de los vehículos afectados será mayor del estimado por la empresa: 590 euros por cada uno, para el que ha provisionado 6.500 millones (el 55% del beneficio esperado para 2015). Además, a eso hay que añadir las multas, que Volkswagen no ha provisionado y que pueden venir no solo de EEUU, al tratarse de un problema global. 

Volkswagen se desploma en bolsa tras el escándalo

El valor ha perdido en torno a 29.000 millones de capitalización en bolsa, lo que supone unos 2.640 euros por coche (sumando adecuación y sanciones), lo que "parece razonable y en todo caso es superior a lo estimado por Volkswagen". Además, este analista recuerda que la peor noticia es que las mismas manipulaciones realizadas en EEUU se han producido en otros países, lo que amplía las posibilidades de multas y de costes de adecuación. Y eso, sin incluir posibles demandas colectivas, que precisamente es lo que pretende evitar la revisión masiva de los coches afectados.

"En estas condiciones, el mercado descuenta un escenario que ya no es tan descabellado y empeora claramente la situación", concluye el análisis de Rodríguez. Eso quiere decir que, aunque el valor no siga cayendo al ritmo actual -de hecho, lo normal sería ver un rebote importante-, no debería recuperar demasiado, dado que el ajuste de valoración es adecuado al nuevo escenario. Y si el escenario empeora todavía más, entonces se justificarían nuevos descensos.

El Gobierno alemán será inflexible

Y tampoco hay que descartar dicho empeoramiento. Como informaba ayer El Confidencial, el Gobierno alemán que preside Angela Merkel está decidido a tomar todas las medidas para evitar que el escándalo perjudique a la marca made in Germany, y por eso ha exigido información al mayor fabricante de automóviles del mundo y ha puesto en marcha una comisión de investigación. Lo cual hace probable que le exija unos elevados costes para resolver el problema en los coches afectados y una sanción ejemplar.

La canciller alemana Angela Merkel. (Reuters)
La canciller alemana Angela Merkel. (Reuters)

Como es sabido, el escándalo se debe a que Volkswagen utilizó un software en sus coches diésel para falsear los datos de sus emisiones contaminantes. Las primeras consecuencias, aparte del desplome bursátil, han sido la destitución del consejero delegado, Martin Winterkorn, y la decisión de dejar de vender vehículos de gasoil en EEUU, lo cual también tendrá su impacto en los resultados, aparte de los costes y las multas derivados del fraude. Eso, sin contar la pérdida de reputación de una de las marcas consideradas más sólidas del mundo.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios