LO PRESENTARÍA MARÍA CASADO

El PSOE logra imponer la fecha del debate: será el 4-N y organizado por la Academia

La segunda reunión preparatoria a cinco desbloquea el día del combate entre los candidatos. El PP cede en su pretensión y acepta el lunes querido por Ferraz. Se firma el acuerdo de todos

Foto: Pablo Casado, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias, con sus asesores, en el debate de RTVE del pasado 22 de abril. (Reuters)
Pablo Casado, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias, con sus asesores, en el debate de RTVE del pasado 22 de abril. (Reuters)

Ya hay fecha para el único debate electoral en televisión de esta campaña del 10-N. Será el lunes 4 de noviembre y, como estaba previsto, enfrentará a los candidatos de los cinco grandes partidos (PSOE, PP, Ciudadanos, Unidas Podemos y Vox). Los socialistas se salen finalmente con la suya. Querían esa fecha y esa es la que ha recibido, tras no pocos tiras y aflojas, el visto bueno de todos los partidos. Los populares querían que se celebrara a partir del martes 5, pero cedieron en su pretensión.

Este jueves representantes de las cinco formaciones volvieron a reunirse, por segundo día consecutivo, con la presidenta de la Academia de Televisión (ATV), la periodista María Casado. El encuentro del miércoles, también en la sede de la entidad, concluyó en desacuerdo, precisamente por la fecha. Los números dos y tres del PSOE, Adriana Lastra y José Luis Ábalos, defendieron la posición inicial, la que ya había anunciado el partido a comienzos de octubre: el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, solo estaba dispuesto a participar en un único debate, que tendría que ser el 4-N, y en terreno "neutral". Las demás formaciones aceptaban ese día.

Pero el PP, también desde un primer momento, puso objeciones a la fecha señalada por Ferraz: quería que tuviera lugar el combate televisado a partir del 5 porque es justo ese día cuando se prevé que se conozcan los datos de paro registrado correspondientes al mes de octubre. Sin embargo, en la reunión del miércoles, la delegación del PP, encabezada por su número dos, Teodoro García Egea, subrayó que para su candidato, Pablo Casado, no era posible hacer el debate el 4-N por una cuestión de agenda personal. Planteó que se sorteara el día, como una vía de acercamiento, pero esa idea se desechó. Las cinco fuerzas se levantaron de la mesa sin un acuerdo, aunque se emplazaron a verse de nuevo este jueves.

Este jueves sí hubo fumata blanca. El PP aceptó finalmente el 4-N, como adelantaron distintas fuentes de la negociación a este diario y confirmaron también desde la ATV. Tampoco tenía demasiada alternativa, ya que no se encontró con aliados. "Nosotros queremos debate, y el PSOE no. No les vamos a dar el gustazo", señalaban fuentes próximas a Pablo Casado. El resultado fue el acuerdo de todos los partidos en la fecha.

Los populares indican que ceden porque el PSOE "se cerró en banda a otra fecha". Ferraz esgrime que el partido del Gobierno elige siempre


Los socialistas iban preparados con arsenal argumental para defender con uñas y dientes su propuesta. Así, esgrimieron que "todos los debates celebrados en España desde que la Academia asumió ese cometido se han celebrado en lunes". Así ocurrió en los careos de 2008 entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy (el 25 de febrero y el 3 de marzo), el duelo entre Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba de 2011 (7 de noviembre), el cara a cara entre Pedro Sánchez y Mariano Rajoy de 2015 (14 de diciembre) y el debate a cuatro de 2016 entre Sánchez, Rajoy, Albert Rivera y Pablo Iglesias (13 de junio). También cayó en lunes el debate a cuatro que organizó Atresmedia para las elecciones del 20-D (fue un 7 de diciembre, y en él participaron Sánchez, Rivera, Iglesias y, por el PP, Soraya Sáenz de Santamaría), y lunes fue también el primero de la pasada campaña del 28-A, el que emitió RTVE, aunque la vuelta de ese debate la produjo Atresmedia al día siguiente, martes 23 de abril.

Cierra el debate Iglesias

En todos ellos, subrayó el PSOE, "fue el presidente del Gobierno el que aceptó celebrar los debates y el que fijó la fecha". Ferraz también recordaba cómo, de cara a la repetición electoral de 2016, ellos se quejaban de que Rajoy hubiera impuesto el día, que coincidía con el partido de la Eurocopa que jugaba España. Pero finalmente ellos tuvieron que aceptar la fecha querida por el PP, aquel lunes 13 de junio.

El debate se articula en torno a cinco ejes: cohesión de España, economía, política social e igualdad, calidad democrática y política internacional

Ahora Ferraz no estaba dispuesta a que le ocurriera como en abril, donde el debate sobre el debate colonizó la primera parte de la campaña. La dirección apostó por el debate a cinco, con Vox, que planteó Atresmedia, pero que la Junta Electoral Central (JEC) vetó porque la formación de ultraderecha no tenía una representación significativa. Después el PSOE se inclinó por el de RTVE, pero los otros tres partidos (PP, Cs y Unidas Podemos) se aliaron para forzar dos debates en dos días consecutivos, y Sánchez tuvo que ceder. Participó primero en el de la corporación pública y luego en el de Atresmedia. El embrollo hizo que la campaña resultara larga para los socialistas. El discreto desempeño de su candidato en los dos programas acabó lastrando a los socialistas, según el análisis posterior. En ese momento se rompió la tendencia al alza que llevaban: de los 130 escaños que indicaban algunos sondeos se quedó en 123. A Iglesias, ganador en los debates, sí le ayudó su participación.

María Casado, presidenta de la ATV y presentadora de 'La mañana' de La 1 de TVE, el pasado 12 de octubre en la recepción de la Fiesta Nacional. (José Gegundez | Twitter)
María Casado, presidenta de la ATV y presentadora de 'La mañana' de La 1 de TVE, el pasado 12 de octubre en la recepción de la Fiesta Nacional. (José Gegundez | Twitter)

"El PP ha aceptado que el debate se celebre el día 4 ante la nula disposición del PSOE a celebrarlo en otra fecha. El PSOE se ha cerrado en banda y hemos aceptado porque por encima de todo están los intereses de los ciudadanos que merecen, al menos, un debate. Los socialistas han vuelto de nuevo a rechazar también un cara a cara entre Sánchez y Casado", subrayaron por su parte fuentes del PP. Los conservadores no plantearon mucha guerra. En la cita de este jueves, ni siquiera acudió García Egea, sino su jefe de Gabinete, según fuentes presentes en la reunión. Enfrente tenían a Lastra y Ábalos, dos pesos pesados de la cúpula socialista.

El encaje de RTVE y Atresmedia

Los partidos cerraron más detalles del gran evento de campaña. Así, se celebrará en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid y lo moderará, en principio, la propia presidenta de la Academia, la periodista María Casado, conductora de 'La mañana' de La 1 y que antes presentó los 'Telediarios' y 'Los desayunos de TVE'. La ATV propuso que fuera su presidenta la moderadora, y los representantes de las cinco fuerzas estuvieron de acuerdo. Sin embargo, esto plantea un problema de encaje para las teles. RTVE y Atresmedia habían manifestado su voluntad de participar en el diseño del espacio (Mediaset se había descolgado), pero eso supondría que cada uno de los grupos eligiera a uno de sus rostros para llevar la batuta durante el debate, como sucedió en 2016.

Coincide en este caso que Casado es una de las caras de TVE, pero no estaría en pantalla como cuota de la corporación. Es difícil que, con estas condiciones, pueda sumarse la cadena de Planeta. No obstante, aún queda la negociación con las teles. Según fuentes de la ATV, la presidenta se quiere reunir con ellas la próxima semana para aproximar posturas y encajar su papel. Hasta que no estén cerrados todos los detalles, y por "respeto" a unas conversaciones que siguen abiertas, prefieren no facilitar más información. Fuentes de RTVE indicaron a este periódico que "todavía queda partido por jugar, hay que seguir esperando". Desde el PSOE, se asegura que la Academia "deberá hacer valer el acuerdo de todos, pero a ver qué responden las teles". De cualquier modo, lo que es seguro es que la ATV ofrecerá la señal a todos los medios que lo deseen (TV nacionales, autonómicas, locales, radios, plataformas audiovisuales, diarios digitales), y todos pagarán los costes a escote, según su audiencia.

Finalmente, se sepulta la posibilidad de que haya dos debates: el PSOE solo quería uno, al ser una campaña corta, de una semana, y habrá uno

El debate se articulará en torno a cinco grandes bloques: cohesión de España, economía, política social e igualdad, calidad democrática y política internacional. Cada candidato empezará uno de esos ejes temáticos, y será el presidente, Pedro Sánchez, el que inaugure el primero, quizá el más importante ahora mismo por la crisis abierta en Cataluña. El programa concluirá con el minuto de oro, en el que intervendrán, por este orden, Santiago Abascal (Vox), Albert Rivera (Ciudadanos), Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Casado (PP) y Pablo Iglesias (Unidas Podemos). Todo fue decidido por sorteo. También la posición en plató: Abascal se situaría en el centro de la pantalla, Casado a la izquierda (para el telespectador) y Rivera a la derecha, y en las posiciones intermedias, Sánchez e Iglesias.

Resumen Debate Atresmedia

Ya este jueves se sepultó la posibilidad de que hubiera dos debates de líderes, como demandaban PP (que quería un cara a cara), Ciudadanos y Unidas Podemos. Como quería el PSOE, solo habrá finalmente uno, el 4-N, al tratarse de una campaña corta, de solo una semana. RTVE emitirá el enfrentamiento entre portavoces, el 1 de noviembre, fecha de arranque oficial de la recta final de las generales (y conducido por Xabier Fortes), y La Sexta, el de mujeres, el jueves 7, la víspera de la jornada en que se echará el telón, presentado por Ana Pastor.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios