"¡QUÉ REMEDIO!", CONTESTA A LOS MEDIOS

Sánchez cede a la presión y rectifica: irá al debate de RTVE el 22 y el 23 al de Atresmedia

Tras intentar imponer su posición, el presidente claudica ante la posiblidad real de que no hubiera un solo enfrentamiento con sus rivales, pero no quiere ser "acusado" de ello ni quiere atril vacío

Foto: Pedro Sánchez, este 19 de abril paseando por Logroño con el barón riojano, Paco Ocón (d), y la candidata autonómica, Concha Andreu (3d). (Inma Mesa | PSOE)
Pedro Sánchez, este 19 de abril paseando por Logroño con el barón riojano, Paco Ocón (d), y la candidata autonómica, Concha Andreu (3d). (Inma Mesa | PSOE)

Fin del culebrón tras la intensa tormenta. Y al final, el favorito, el candidato que solo quería un único debate, el martes, y en RTVE, rectificó tras ceder a la presión. Ante el peligro de que el bloqueo continuara y no hubiera ni un solo enfrentamiento en plató con sus rivales, el PSOE reconsideró su postura: Pedro Sánchez irá finalmente a dos debates: el lunes 22 de abril en RTVE y el 23 en Atresmedia. Un ida y vuelta dos días consecutivos y con el mismo formato. Ha podido en él la presión de la oposición y del conglomerado que agrupa a Antena 3, La Sexta y Onda Cero y la crisis abierta en la tele pública después de que de manera unilateral su administradora única, Rosa María Mateo, decidiera fijar el encuentro a cuatro en mismo 23-A, plegándose a los deseos de Ferraz y sin consenso con Pablo Casado, Pablo Iglesias y Albert Rivera, que optaron por reconfirmar su asistencia ese día a los platós de Atresmedia. Sánchez resuelve el embrollo con una decisión salomónica y también audaz, quizá la única salida honrosa después del pozo en el que la dirección se había sumergido. Del intento de minimizar la exposición a una doble ración para zanjar el debate del debate y retomar una campaña que se le estaba torciendo por esta cuestión.

Los socialistas mandaron a primera hora de este Viernes Santo un comunicado con el que enmendaban toda su argumentación de ayer. Indicaban que su candidato había demandado al comité electoral que repensara la postura. Sánchez, dice la nota, considera que los españoles "tienen derecho a escuchar a los candidatos debatir sus propuestas para España y ante la posibilidad real de que no hubiera ningún debate" solicitó a sus compañeros que hagan efectiva su aceptación de ir a los debates del 22 de abril en la cadena pública. y del 23 en el grupo privado. Evita así el peligro de una silla vacía, o de mandar a un segundo que sus oponentes no habrían aceptado. O el coste de no ir a ninguna cita. "¡Qué remedio!", exclamó él mismo este viernes cuando los periodistas le preguntaron en Logroño si era mejor dos debates que uno, informa Europa Press.

[Consulte aquí en PDF el comunicado del PSOE]

No obstante, para salvar su posición de estos últimos días, el presidente hace algunas puntualizaciones en su ccomunicado. Así, recuerda que habría preferido participar en un único debate, y por eso "lamenta" que ni partidos ni teles alcancen un acuerdo para organizar una "única emisión", "tal y como es la norma internacional repetida en todas las democracias avanzadas del mundo". También alega que PP, Podemos y Ciudadanos mantenían la misma postura, de modo que "no será por parte del PSOE que no se llegue a una solución de consenso".

Su preferencia original era la de un debate a cinco el 23-A en Atresmedia, pero fue prohibido por la Junta Electoral Central al entender que no se respetaba la "proporcionalidad", pues Vox no obtuvo representación en las pasadas generales ni en procesos electorales recientes de ámbito nacional ha obtenido un 5% o más de los sufragios. Ferraz decidió entonces "primar" la emisión del debate a cuatro planteado inicialmente por RTVE "frente a la posterior cesión del privilegio a un canal privado". Pero el grupo controlado por Planeta y que agrupa a Antena 3, La Sexta y Onda Cero mantuvo su apuesta firme.

El presidente accede por la posición común de PP, Podemos y Cs aunque considera una "anomalía" y un "error" hacer dos debates seguidos


Vista la "coincidencia" de PP, Unidas Podemos y Ciudadanos en mantener su participación en el debate del 23 en Atresmedia, Sánchez "acepta la posición conjunta del resto de fuerzas", ya que "debe primar el acuerdo entre mayorías, tal y como forma parte de sus principios políticos".

Críticas a Atresmedia

Eso sí, el candidato asesta una dura crítica tanto al grupo privado como a las demás fuerzas: considera una "anomalía" celebrar dos debates presidenciales en dos días consecutivos porque "no hay precedente alguno en la historia de las democracias occidentales de un planteamiento semejante desde la invención de la televisión". Pero, si PP, Cs y Podemos coinciden, el PSOE no quiere ser "acusado nunca de impedir la celebración del debate, aunque lo considere un manifiesto error impropio de una democracia establecida" .

El PSOE recuerda que nunca ha rechazado los debates desde 1993 e insiste en que hace falta regularlos para evitar conflictos de partidos y teles

A partir de ahí, el PSOE recuerda que siempre ha defendido los debates electorales entre aspirantes a la Moncloa desde que en 1993 el entonces presidente Felipe González aceptara medirse con José María Aznar primero en Antena 3 y luego en Telecinco. Desde esa fecha, "nunca un candidato socialista ha rechazado" estos encuentros en las diferentes campañas. Aznar, ya como presidente, los descartó en 1996 y 2000 y Mariano Rajoy se negó a enfrentarse a José Luis Rodríguez Zapatero en 2004. En 2008, Zapatero sí se prestó a dos duelos con Rajoy y desde entonces siempre ha habido al menos una contienda televisada: un careo de Alfredo Pérez Rubalcaba y Rajoy en 2011; un debate a cuatro y un cara a cara en 2015 y un único formato a cuatro en 2016. El PSOE afea a la misma Atresmedia que aceptara en 2015 que el PP no fuera representado por su candidato a la presidencia, sino por su número dos, Soraya Sáenz de Santamaría. "En 2016, de nuevo, el PP rechazó la celebración de un debate cara a cara entre los cabezas de lista de los dos principales partidos". Mano a mano que ahora Sánchez como presidente no ha querido mantener con Pablo Casado.

Sánchez cede a la presión y rectifica: irá al debate de RTVE el 22 y el 23 al de Atresmedia

Los socialistas recuperan también una propuesta que ayer hizo el jefe del Ejecutivo en Onda Cero: regular los debates. Esa idea figuraba en su programa de 2016, pero no en el de 2019: "A la vista de todo lo acaecido parece evidente la necesidad de buscar un marco regulatorio que facilite su celebración ordenada y recurrente e impida la creación de innecesarios conflictos entre los partidos y los operadores televisivos".

El PSOE cree ahora que es una oportunidad para "movilizar a los indecisos". En el círculo de Sánchez dicen que lo importante es cómo acaba la polémica

No obstante, el PSOE intenta buscarle el lado positivo a una decisión que no comparte y a la que ha sido obligado por la presión de la oposición y de Atresmedia, y también de los trabajadores de RTVE. Para Sánchez, pues, será un "honor" mantener los dos debates y poder "explicar a la ciudadanía su proyecto para España, su acción de gobierno durante los últimos diez meses y el enorme avance para nuestro país que supondría una legislatura completa" con un Ejecutivo socialista al frente. Las dos citas claves servirán también, alega Ferraz, para "movilizar a los indecisos" —hay todavía un 39,6% de abstencionistas y de ciudadanos que dudan qué votar, según la última ola del 'tracking' de IMOP para El Confidencial— y para "mostrar a los españoles las mentiras, la demagogia y las insidias con las que se emplean los lideres de las derechas para atacar al candidato socialista".

Celebración y críticas en la oposición

Una sensación de alivio cundió en Ferraz y en la Moncloa después de horas de zozobra. Ahora, distintos dirigentes pedían centrarse en el resultado, no en la controversia en sí. "Prueba superada, ¡a por la siguiente!", indicaba una dirigente de primer nivel de la ejecutiva. "Lo importante no es la polémica, sino cómo termina. Termina con dos. Lo que querían PP y Cs —manifestaba un alto cargo del Gobierno—. La pelota está en su tejado ahora. Con el PP (con Rajoy fue así) esto hubiera terminado sin debates. Con Pedro habrá dos debates. Más transparencia no se puede pedir".

El PP valora que Sánchez "acierta cuando rectifica", Rivera exige la dimisión de Mateo y Podemos concluye que "bien está lo que bien acaba"

La oposición celebró el viraje pero también lanzó críticas al presidente por los vaivenes y por haber usado RTVE. Para el líder del PP, Pablo Casado, el mandatario socialista "solo acierta cuando rectifica" y se ha visto "obligado" a hacerlo. Desde Pamplona, recogió el "¡Qué remedio!" que había soltado el secretario general desde Logroño este viernes. Si a Sánchez "no le queda más remedio que debatir", entonces los españoles sí tienen otra solución, que es "votar a la única alternativa que puede garantizar que salga de la Moncloa", apuntó. Añadió que el presidente ha rectificado causando un "gran desgaste" en las instituciones públicas, porque ha generado una "división tremenda" en RTVE y ha "desprestigiado" lo que ha ido tocando, por la "instrumentalización partidista" de las instituciones, informa EFE.

Sánchez cede a la presión y rectifica: irá al debate de RTVE el 22 y el 23 al de Atresmedia

En la misma línea, Albert Rivera, desde Murcia, condenó la "falta de escrúpulos" de Sánchez y su intento de manipular los debates. Pero al final "la democracia ha vencido, los españoles han ganado y el periodismo también", observó. "Basta ya de cacicadas de Rajoy y Sánchez que no quieren debatir", señaló. Cs pide la dimisión de Rosa María Mateo, administradora única de RTVE, por ceder ayer a las exigencias del PSOE.

El primero, presentado por Xabi Fortes

Para Unidas Podemos, la actitud del presidente era "un escándalo". Pero quiso zanjar la polémica. "Al final, bien está lo que bien acaba", aseguró la coportavoz de los morados, Noelia Vera. En un acto posterior en Madrid, Iglesias recordó que "nunca la televisión pública puede trabajar a favor de un Gobierno". El líder morado atribuyó el cambio a la presión de los periodistas de RTVE, que han demostrado "muchísima dignidad" al Ejecutivo. "Quiero transmitir nuestro agradecimiento a los trabajadores de TVE que han hecho rectificar a la señora Mateo", apuntó. Iglesias apostó por legislar "de una vez" para que los debates sean obligatorios. Podemos lleva en su programa la garantía de dos formatos de este tipo en campaña, al menos uno de ellos en la tele pública.

Los periodistas de RTVE celebran la decisión aunque deploran el "sainete" de los últimos días y la decisión de Mateo de ceder ante el PSOE

Los consejos de informativos de TVE, RNE y rtve.es, que ayer batallaron contra la decisión de Mateo, celebraron que uno de los debates a cuatro se celebren en la tele de todos, "sobradamente preparada" para ofrecer a los espectadores un espacio "plural que sirva al interés general". Eso sí, los órganos que representan a los periodistas de informativos de la casa lamentan el "sainete de los últimos días y los intentos de cuestionar" la independencia y la profesionalidad de la corporación. La plantilla subraya que RTVE no debe ser "utilizada por intereses electorales ni partidistas, sino atendiendo al interés general y a su vocación de servicio público". También deplora la decisión de la administradora única de cambiar el día del debate "en contra de lo propuesto por la Dirección de los Servicios Informativos", aunque celebra la "rectificación final". No obstante, los consejos critican que no haya sido la propia corporación la que haya anunciado la vuelta a la fecha inicial y que haya sido anunciada por el presidente, "lo que vuelve a poner en entredicho" la independencia de la radio, la tele y la web públicas.

Sánchez cede a la presión y rectifica: irá al debate de RTVE el 22 y el 23 al de Atresmedia

Cerca de las 14 horas, la dirección de RTVE confirmó en un comunicado que ha recibido el sí de Sánchez, Casado, Iglesias y Rivera, el primero que realiza la corporación en su historia. La casa "ha puesto su empeño para que este ejercicio democrático que supone un debate entre los líderes de las cuatro formaciones políticas mayoritarias se realice en la radiotelevisión de todos, ante unas elecciones trascendentales para España", esgrime, sin hacer referencia a su patinazo de este jueves. El debate comenzará a las 22:03 en el mítico Estudio 1 de Prado del Rey y será moderado por el director y presentador de 'Los desayunos', el periodista Xabier Fortes. Antes, habrá un especial presentado por los conductores de las dos ediciones de los 'Telediarios', Carlos Franganillo y Ana Blanco. Al término del debate, de 100 minutos, habrá un programa de análisis que liderarán Íñigo Alfonso y Pilar García Muñiz, presentadores de 'Las mañanas de RNE' y de 'Informe semanal'. El espacio será emitido por La 1, el Canal 24 Horas, RNE, rtve.es y por TVE Internacional y Radio Exterior.

El presidente promete "guante blanco" y avisa: "Debatir no es insultar"

Este Viernes Santo, Pedro Sánchez se repartió entre Logroño, Viana (Navarra) y San Sebastián, para luego por la tarde viajar hasta Santander. Desde la ciudad vasca avanzó que acudirá "con guante blanco" a los debates, y lo que espera es que "la derecha de tres siglas entienda que debatir no es insultar". 

Incluso ironizó sobre el estilo de sus oponentes: "Visto lo visto y escuchado lo escuchado, me parece bien que la cadena pública y la privada Atresmedia pongan el debate fuera del horario de protección infantil porque las cosas que dicen del PSOE y de mi persona...", se quejó en San Sebastián en un acto al que acudieron unas 600 personas. 

Previamente, Sánchez trasladó a sus candidatos en La Rioja que "no quiere que haya conflicto en algo tan normal como es hacer un debate, y que no se convierta en algo de tirarnos los trastos", según relató la aspirante a la presidencia del Gobierno regional, Concha Andreu, también miembro de la ejecutiva federal del PSOE, informa EFE. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
120 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios